banner movil Torres

Sociedad

5 de junio de 2018 15:29

Voces de la Amazonía: Indígenas advierten que el INRA dilata el saneamiento de tierras

La dirigencia de los indígenas amenaza con medidas de presión.

cambio-climatico-foto Imagen referencial. Foto: ANF.
CNC 02.10.19 Móvil (2)

San Ignacio de Moxos, 5 de junio (ANF). - La dirigencia mojeña del Territorio Indígena Multiétnico (TIM) expresó su molestia con el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) por la demora en el saneamiento de tierras del Bosque Chimán, situación que impide concluir el proceso autonómico emprendido por esta región en 2010.

Según el secretario de Tierra y Territorio del TIM 1, Ediberto Fabricano, el INRA retrasa el saneamiento de tierras que deberían concederse al pueblo Multiétnico producto de las exconcesiones madereras.

“Nosotros como dirigentes nos sentimos muy molestos contra el INRA, para nosotros el INRA no es un apoyo, lo estamos tomando como un enemigo porque es la única institución que nos pone alto a nuestro proceso de autonomía. Estamos cansados de estar en reuniones que no dan ningún resultado”, manifestó Fabricano, en el programa radial “Maripeando”.

También denunció que el INRA comete irregularidades con resoluciones que no son socializadas. Incluso el dirigente advirtió con realizar bloqueo de caminos hasta que el Instituto se presente con informes y soluciones concretas.

En 1990, mediante el decreto 22611, se formó el Territorio Indígena Multiétnico, el Parque Nacional Isiboro Sécure y el Territorio Chimán.  Al menos 669.000 hectáreas del Bosque Chimán estaban en concesión maderera a favor de una empresa y con el decreto pasarían al territorio indígena.

Sin embargo, en 2010, cuando la concesión maderera concluyó, el INRA decidió que parte de estas hectáreas fueran tierras fiscales.

Ahora lo que el pueblo Multiétnico demanda y necesita para concluir su proceso autonómico es que esas 669.000 hectáreas se legalicen como pertenencia de este territorio indígena.

Hasta el momento, el área titulada por el INRA, mediante el decreto 22611, es de 357.000 hectáreas, aproximadamente, y restaría un área de al menos 311 hectáreas. En ese sentido, la mitad del territorio estaría siendo “arrebatando” al pueblo Multiétnico, como indica su dirigencia.

El Subalcalde del TIM 1, Sixto Matene, también expresó su preocupación y pidió a las autoridades el respeto a los pobladores de estas tierras.

“Por algo hemos sufrido para rescatar estos territorios. Pensemos en los que vendrán mañana porque ellos necesitarán ocupar esas tierras, por tanto, yo pido al Estado y sus personeros que aquí haya el respeto para nosotros. Si ellos quieren respeto, pues que nos respeten como habitantes de estas tierras”, indicó Matene.

Finalmente, a estos reclamos se suma la titulación de tierra que el INRA realizó en días pasados de un aproximado de 1.300 hectáreas a favor de comunidades campesinas, aparentemente dentro del Bosque Chimán. 

 /ANF/



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias