Acceso a clientes

Economía

30 de julio de 2020 12:04

Gill considera que Quiroga plantea una ilógica nacionalización de los ferrocarriles

En enero de este año, Quiroga ya explicó que en su propuesta está nacionalizar los ferrocarriles en Bolivia, que están vinculados al empresario paraguayo-venezolano Carlos Gill, a quien acusó de ser “amigo” y “testaferro” de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

CCGG De izquierda a derecha: Carlos Gill y Jorge Quiroga
AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

La Paz, 30 de julio (ANF).- El 27 de julio Jorge Quiroga, candidato por el frente Libre 21, participó en el foro con candidatos presidenciales organizado por la Cámara Americana de Comercio, en el que planteó la nacionalización de las empresas de ferrocarriles de Bolivia, la Empresa Ferroviaria Andina S.A. y Ferroviaria Oriental S.A.

En opinión de Carlos Gill Ramírez, accionista en ambas ferroviarias, “sorprende que un invitado a la entrevista patrocinada por la AMCHAM manifieste como propuesta nacionalizar a empresas privadas, que cuentan entre sus accionistas con entidades como el IFC (Banco Mundial), los Fondos de pensiones de Bolivia y Chile, entre otros”, señala una nota de prensa.

En enero de este año, Quiroga ya explicó que en su propuesta está nacionalizar los ferrocarriles en Bolivia, que están vinculados al empresario paraguayo-venezolano Carlos Gill, a quien acusó de ser “amigo” y “testaferro” de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. 

Quiroga es un reconocido político neoliberal. Junto con el expresidente (difunto) Hugo Banzer Suárez privatizó entre 1997 y 2001 las refinerías Gualberto Villarroel en Cochabamba y Guillermo Elder en Santa Cruz. 

También privatizó en su gobierno las plantas de almacenaje de combustibles, Industrias Agrícolas de Bermejo, Fábrica Nacional de Cemento, Fancesa, Proyecto Múltiple Misicuni, Fábrica Nacional de Explosivos, Planta de Productos Lácteos Milka, Empresa Metalúrgica de Vinto, Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (Aasana) y otras como el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado.

Quiroga, dice Gill Ramírez, demuestra estar totalmente desinformado sobre la situación pasada y actual de las empresas ferroviarias.
El proceso de “Capitalización” de la Empresa Nacional de Ferrocarriles se dio durante el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada entre 1993-1997 y derivó en la división de la empresa estatal en dos redes (oriental y andina). Fruto de ello la red Andina tuvo como socio estratégico a la empresa de capitales chilenos Cruz Blanca y la red Oriental a Genesee & Wyoming, de capitales norteamericanos.

“En 2009 luego de las negociaciones con el socio extranjero de Ferroviaria Oriental S.A., Genesee & Wyoming, adquiere la totalidad de su participación dentro de la compañía, equivalente aproximadamente al 20% del total de las acciones”, explicó. 

Ferroviaria Oriental S.A. está conformada actualmente por tres accionistas principales que son las AFPs Previsión BBVA S.A., AFPs Futuro de Bolivia S.A. y Trenes Continentales S.A.. Trenes Continentales S.A., a su vez, tiene como accionistas a IFC (International Finance Corporation/Banco Mundial) y Ferrocarril General Belgrano S.A. (Argentina), entre otros.

“Asimismo, en el año 2015, adquiero la totalidad de la participación del socio extranjero de la Empresa Ferroviaria Andina S.A., equivalente al 50.0037% de las acciones”, informó. 

Ferroviaria Andina S.A. está conformada en estos momentos por tres accionistas principales que son las AFP Previsión BBVA S.A., AFP Futuro de Bolivia S.A. y Bolivian Railways S.A..  “Bolivian Railways S.A., a su vez, tiene como accionista principal a mi persona”.

Como es de conocimiento público, recordó, ambos acuerdos de compra de acciones fueron realizados entre empresas privadas, nunca con el Estado boliviano ni con otros Estados. 

También dijo que “desde la compra de acciones se han venido realizando acciones tendientes a convertir dichas empresas en una operación de logística integral, diversificando la carga y duplicando los tonelajes transportados, constituyéndose en un eslabón fundamental en las exportaciones y en el desarrollo industrial del país”.

Hoy, especificó, ambas transportan alrededor de 3,3 millones de toneladas anualmente. El objetivo empresarial es seguir mejorando cada año y duplicar en el futuro el tonelaje como se lo ha venido haciendo durante su gestión. A la fecha, dijo, se ha ejecutado el 85% de las inversiones planificadas para 20 años. 

“Las dos empresas ferroviarias dan empleo alrededor de 2.800 trabajadores, entre empleos directos e indirectos, transportándose minerales, urea, soya, derivados de soya, cemento, clínker, cereales, combustible, acero, entre los principales productos”, afirmó el empresario.

También, adelantó, se está desarrollando con Ferroviaria Oriental S.A. el proyecto de un puerto propio y exclusivo para la carga boliviana, cerca del Puerto de Rosario (Argentina), sobre el río Paraná, “para integrar a Bolivia al océano Atlántico de manera efectiva y eficiente”.

“En la Ferroviaria Andina S.A. hemos mejorado sustancialmente las operaciones con la compra de tres locomotoras de la prestigiosa industria STADLER de España, de última generación y configuradas especialmente para Bolivia. En los últimos 40 años no se habían comprado locomotoras nuevas para esta compañía”, concluyó.

/ANF/


ANF-336x90px-profesional-por-un-dia

Noticias relacionadas:

Wordcel
portal

Opinión

Noticias