banner movil Torres

Economía

13 de agosto de 2019 12:10

Auditoría OACI a aeronáutica: accidente de LaMia puede afectar última calificación de 85,89%

La aeronáutica civil boliviana fue sometida a su última auditoria el año 2016, antes del accidente de LaMia, cuando obtuvo un puntaje de 85.89% sobre cien, lo que significó una alta calificación en el cumplimiento de las normas OACI.

chapecoense Avión siniestrado en Colombia donde murieron jugadores del equipo brasileño Chapecoense y periodistas. Foto: Efecto coyuyo
ANF-2 movil 31.07
La Paz, 13 de agosto (ANF).- El accidente perpetrado en Colombia el mes de noviembre de 2016 por una aeronave de LaMia -por falta de combustible- y otros incidentes, podrían afectar la buena calificación obtenida por Bolivia, de 85,89 sobre cien, en su última auditoría realizada por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Del 14 al 24 de octubre, la aeronáutica civil boliviana rendirá un nuevo examen.

El análisis es del experto y diseñador de infraestructura aeronáutica, Daniel Navajas, quien señaló que el Estado boliviano como parte miembro de los 191 países que conforman el sistema de la OACI, una secretaría especializada de Naciones Unidas, se someterá a una auditoría integral. “Mediante este programa de auditoría se revisan ocho elementos críticos”, dijo a ANF.

Citó la legislación aeronáutica básica y reglamentos de aviación civil (LEG), la organización de aviación civil (ORG), otorgamiento de licencias al personal e instrucción (PEL), operaciones de aeronaves (OPS), aeronavegabilidad (AIR), investigación de accidentes e incidentes de aviación (AIG), servicios de navegación aérea (ANS), además de aeródromos y ayudas terrestres (AGA).

“Han ocurrido varios incidentes que no han tenido gravedad, excepto de LaMia que salió del territorio nacional, y donde murieron 71 personas, pero una auditoría no se prepara en un mes, sino desde la finalización de la última auditoría”, señaló el especialista.

Navajas dijo que a pesar que la OACI no tiene un carácter punitivo sobre los Estados, tiene una política de transparencia y divulgación de sus auditorías a nivel internacional, en los que establece no solo el estado de situación de la aeronáutica de los países auditados, sino también las recomendaciones que realiza y el nivel de cumplimiento.

En cuando a la salida de varias aerolíneas internacionales del país, y el reciente anuncio de American Airlines que dejará de operar en Bolivia desde el 28 de noviembre, dijo que también podría incidir en la calificación país. 

“Se supone que una línea aérea que llega a un país destino es donde se cumplen las normas en el ámbito internacional, la reglamentación aeronáutica en calidad de servicios, profesionales calificados y toda el área operativa y administrativa legal, si un país tiene una calificación baja es susceptible de que una línea aérea no se ha completado, por lo tanto, esa es una decisión de la empresa”, señaló.

El especialista recordó que Bolivia ha sido auditada desde el 2001. El 2013 el país obtuvo una nota de 67,42 puntos, mientras que en la última auditoría de 2016 obtuvo 85,89 puntos. Estas auditorías se realizan cada tres o cuatro años.

“Los auditores entre seis a siete revisan desde el momento en que llegan y reflejan qué ha ocurrido en el sistema aeronáutico como tal. La nota que vean como resultado de la auditoría lo divulgarán primero con el Ministerio de Obras Públicas, cabeza de sector, y la Dirección General de Aeronáutica Civil”, sostuvo. 

Especificó que la auditoría contempla la inspección a los aeropuertos internacionales y a uno nacional, para determinar el cumplimiento de los procedimientos que se cumplen en el aeropuerto al sistema de seguridad operacional, regulatorio legal y administrativo del Estado, pero también a los centros de capacitación y mantenimiento. 

“La auditoría hace una evaluación del cumplimiento de la normativa al Estado representado por la aeronáutica civil y todos los entes participantes como prestadores de servicios, administradores, aeropuertos y los servicios de aeronavegación aérea que presta el Estado a las operadoras”, explicó.

Recordó que el 2016, la OACI recomendó al Estado boliviano regularizar la situación de Transporte Aéreo Militar (TAM) que fungía como civil comercial siendo que tenía certificación militar de la DGAC.

/JMC/FC/


Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias