Acceso a clientes

Sociedad

7 de abril de 2021 15:49

Novillo: Es constante la inadecuada evaluación de riesgos en casos que terminan en feminicidio

Frente a esta situación, Novillo lamentó que las autoridades solo busquen “lavarse las manos” para no asumir sus responsabilidades frente a algo que pudieron evitar. Advirtió falta de coordinación y de seriedad de las autoridades.

VVCCMM Foto: Xinhua.

La Paz, 7 de abril (ANF).- Luego de que se registrara el asesinato de Wilma Zurita, por múltiples apuñalamientos, en la ciudad de Santa Cruz, el pasado 4 de abril, quedó en evidencia que las medidas de protección dictadas por las autoridades competentes para resguardar la vida de las mujeres no se cumplen y terminan en resultados fatales.

“Lo que vemos en los casos de feminicidio de los últimos años es que una constante es que los casos que han llegado a feminicidio han pasado por las autoridades y estás autoridades no han evaluado adecuadamente los riesgos y luego hemos tenido desenlaces negativos y fatales”, aseveró Mónica Novillo, directora de la Coordinadora de la Mujer, a ANF.

Frente a esta situación, Novillo lamentó que las autoridades solo busquen “lavarse las manos” para no asumir sus responsabilidades frente a algo que pudieron evitar. Advirtió falta de coordinación y de seriedad de las autoridades.

“Es fácil que una instancia se lave las manos y que diga que fue culpa de la policía, que fue culpa de la fiscalía, lo que estamos viendo es como entre varias instituciones están pasándose la responsabilidad, pero un elemento central es que ninguna de las instancias cumple su rol para asegurar que la mujer víctima de violencia tenga la protección desde el Estado; el sistema entero le falló en este caso a Wilma”, apuntó.

Wilma Zurita Flores, de 27 años, fue la víctima 32 de feminicidio. Murió a causa de las heridas profundas que su expareja le ocasionó a la altura de la garganta cuando se encontraba al ingreso de un supermercado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Dos semanas antes de su muerte, Wilma fue agredida por su expareja, que también golpeó a su madre, y el Ministerio Público ordenó ocho horas de arresto al agresor y que no podía regresar a la vivienda junto a la víctima, pero lo hizo. Ninguna autoridad se encargó de hacer cumplir las restricciones.

“Las medidas de protección las deben hacer cumplir y ejecutar la policía y la fiscalía, en algún momento lo que vemos es una falta de coordinación en algunos casos, no se toman con seriedad unas denuncias que hacen las mujeres”, señaló la activista.

Agregó que para brindar y ejecutar las medidas de protección existen inclusive “una cantidad de prejuicios en relación a que las mujeres exageran frente a las situaciones de violencia que viven y no se toman estás medidas de manera oportuna”.

Este miércoles la policía registró un nuevo caso de feminicidio, con lo que la cantidad de asesinatos de mujeres subió a 33.

Novillo agregó que como país seguimos encabezado las listas de los países de América Latina y el Caribe con la tasa más alta de feminicidios en la región y eso significa que “el Estado no está realizando las tareas para transformar esta situación”.

Indicó que parte de la responsabilidad de las autoridades es evaluar si hay riesgo en las mujeres que están manifestando temor por sus vidas, y “lo que parece que ha sucedido (en el caso de Wila) es que no han evaluado o no les ha parecido que era riesgoso, han dejado que los hechos de violencia escalaran a tal punto que en este caso acabó con la vida” de otra mujer.

/ANF/


Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias