Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Sociedad

5 de junio de 2020 15:32

Foro: Uso de tecnología ayudaría a evitar contagios de Covid-19 y garantizar el derecho a voto

Algo muy importante que señaló Villamil fue “habilitar para las personas contagiadas mecanismos postales y virtuales para cumplir con el derecho del sufragio sin poner en riesgo al resto de la población”, sostuvo durante su exposición.

presupuesto-tse-elecciones-bolivia-2020-800739 Órgano Electoral Plurinacional (ÓEP). Foto: Archivo/Internet

La Paz, 5 de mayo (ANF). - Expertos en temas electorales y analistas políticos observan que existen ciertas complicaciones para llevar adelante las elecciones en Bolivia, pero coincidieron en que el uso de las plataformas digitales y la tecnología podría ayudar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a generar un equilibrio entre el cuidado de la salud, evitando contagios de Covid-19 y la continuación del proceso electoral, y a la vez de garantizar el derecho al voto.

En un foro virtual organizado por la Ruta de la Democracia, una alianza de organizaciones e instituciones independientes de la sociedad civil, expertos en el campo electoral plantearon diferentes puntos de vista sobre el proceso que se tiene que llevar adelante en Bolivia para la realización de las elecciones.

Actualmente, el país se encuentra en medio de un proceso electoral paralizado debido a la pandemia de coronavirus (Covid-19), pero recientemente el TSE envió al Órgano Legislativo un nuevo proyecto de ley en el cual plantea que las elecciones se lleven adelante hasta el 6 de septiembre de este año.

Gustavo Villamil, consultor internacional en temas electorales, afirmó que una de las opciones por las que se debería optar para evitar contagios en las elecciones es el voto electrónico, pero como Bolivia todavía no ingresó a esa era, planteó algunas opciones.

Inicialmente indicó que aún hace falta ejecutar una gran parte del proceso electoral en el país, entre lo que está la consolidación final del Padrón Electoral, el sortero y la capacitación de los jurados electorales, la fabricación y distribución del material electoral y todo lo referente al cómputo y otros detalles.

Entre todo ese trabajo, hay actividades que tienen una mínima posibilidad de que el personal se contagie, en otras ésta es moderada y hay actividades en las cuales existe una alta posibilidad, como son el traslado de los materiales electorales, el escrutinio y cómputo de votos, y la recolección de los materiales electorales.

Sin embargo, entre las alternativas está establecer un conducto oficial a través de todo tipo de plataformas digitales y medios de comunicación orales, visuales y escritos para que la población esté informada sobre todo el proceso.

Indicó que se deberían implementar plataformas virtuales para la presentación de quejas, reclamos y denuncias por incidentes, faltas y delitos electorales antes, durante y después de los comicios..

Asimismo, planteó que para la jornada de votación se debería habilitar un mayor número de mesas de sufragio, reubicación de los recintos electorales, asignación de una franja horaria y otros.

Algo muy importante que señaló Villamil fue “habilitar para las personas contagiadas mecanismos postales y virtuales para cumplir con el derecho del sufragio sin poner en riesgo al resto de la población”, sostuvo durante su exposición.

Por último, manifestó que para el cómputo preliminar y oficial de votos se debería utilizar con mayor fuerza la tecnología.

A su turno, la politóloga Sandra Verduguez señaló que, ante el planteamiento del uso de las tecnologías durante el proceso electoral en Bolivia, el Órgano Electoral Plurinacional (ÓEP) se encontraría con un problema mayúsculo, debido a que “gran cantidad de población boliviana que no tiene acceso al Internet”.

Por otra parte, el consultor Leandro Querido reconoció que Bolivia no tiene grandes opciones para aplicar el uso de las nuevas tecnologías, como el voto electrónico, porque se encuentra en medio de un proceso electoral ya avanzado en varias etapas y actividades; sin embargo, manifestó que es una buena opción para los países revisar las normativas electorales, porque muchos países continúan votando como en los XIX p XX.

“Nosotros creemos que este contexto es el apropiado para revisar el manualismo electoral, cada una de sus instancias, hay que ver si la tecnología puede aplicarse en las instancias y de qué manera. Eso es lo que nosotros planteamos. Seguramente los países que no tienen votación tienen ventaja”, afirmó.

Por su parte, la socióloga y analista política, María Teresa Zegada, manifestó que en estas elecciones está en juego tanto el derecho a la vida, en medio de la pandemia, como el derecho al voto y es un enfoque del que no se debe de apartar.

En un contexto tan crítico, el TSE debería mantener una información más fluida de los avances del proceso electoral porque la población vive con una susceptibilidad que arrastra desde las elecciones anuladas del 2019, tal vez desde mucho antes, enfatizó Zegada.

De otra parte, el analista y politólogo Franklin Pareja hizo notar que antes de la renuncia del expresidente Evo Morales, las redes sociales cobraron mucha fuerza en medio de las protestas que realizaron los denominados “pititas” y hasta el día de hoy sigue vigente esa interacción.

Del foro participaron dos expertos de Argentina: Gustavo Villamil, consultor internacional en temas electorales y Leandro Querido, director de Transparencia Electoral América Latina. De Bolivia estuvieron presentes María Teresa Zegada, analista política y socióloga; Franklin Pareja, politólogo y Sandra Verduguez de la Fundación Jubileo.

/ANF/



Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias