MOVIL 1
escritorio (1)

Sociedad

31 de mayo de 2022 22:09

Dos adolescentes y una joven lograron sobrevivir cuatro días en un bosque en Pando

Los jóvenes ingresaron al bosque con el objetivo de pescar, pero se desorientaron y durante cuatro días sobrevivieron tomando agua de patujú y comiendo palmitos.

1f72604c-4233-4291-96f0-a47c776b68f5
ESCRITORIO 1
BANNER AGOSTO 2

La Paz, 31 de mayo de 2022 (ANF).- Dos adolescentes de 17 y 15 años, y una joven de 25 años lograron sobrevivir cuatro días en el bosque de la zona de lago Bay, perteneciente a la reserva natural de vida silvestre Manuripi en Pando. Los tres, de la comunidad Luz de América del municipio de Filadelfia, se perdieron cuando fueron a pescar.

Lila Queteguary Cordero (25) relató que salieron en moto de su comunidad la tarde del viernes, ingresaron a pie a las profundidades del bosque, aunque en otras oportunidades ya entraron, esta vez se desorientaron y perdieron el camino de salida.

“A las siete de la noche fue cuando nos dimos cuenta que estábamos desorientados”, comentó en declaraciones a la página Kikenavalaperiodista.

No tenían alimentos, solo pan, porque tenían pensando permanecer solo unas horas pescando; los únicos artículos que tenían era un machete, encendedor, linterna y escopeta. La noche del viernes durmieron cubriéndose con hojas de patujú e hicieron turnos para hacer vigilia.

“El segundo día ya nos sentíamos más caídos, más perdidos, mayormente nos ayudó (a sobrevivir), el agua de patujú, además que pudimos cubrirnos de la lluvia, la segunda noche”, recordó. Los cuatro días se mantuvieron comiendo palmito y tomando agua de patujú.

Recorrieron gran parte del bosque en busca de la salida, su desaparición fue reportada a la Policía recién el lunes. Mientras las autoridades activaban algún plan de búsqueda, seis comunarios ingresaron al bosque con la esperanza de encontrar a los tres jóvenes.

"Pasaban las horas y la desesperación se apoderó de los tres, al punto de resignarse a no continuar, debido a la deshidratación y la falta de alimento, lo que provocó que todos decayeran", contó la mujer.


Ese mismo lunes, los infortunados lograron escuchar gritos y petardos de las personas que los buscaban, para lograr que los encuentren también realizaron disparos de escopeta.

“Gracias a Dios hemos salido estables, pero con muchísima hambre, luego de varios días en el monte”, expresó la joven a tiempo de señalar que durante el tiempo que estuvieron internados en el bosque no se encontraron con animales silvestres y peligrosos.

La larga caminata sin encontrar una salida y la falta de alimentos los deshidrató y debilitó, se los encontró agotados. Queteguary recordó que las ganas de volver a encontrarse con sus familiares fueron el impulso para continuar buscando salir del bosque.

//ZM/nvg/





MOVIL NOTAS

Noticias relacionadas: