Seguridad

9 de enero de 2022 18:55

Un "capo boliviano" será extraditado a EEUU desde Colombia por narcotráfico

Rojas Echeverría se asoció con otro narco boliviano de vieja data, Juan Roca Suárez, más conocido como Techo de Paja.

r El exmayor de la Policía Boliviana, Omar Rojas Echeverría. Foto: Semana
ANF-728x90px-Inscripciones (1)
Jubileo22

La Paz, 9 de enero (ANF). – El exmayor de la Policía Boliviana, Omar Rojas Echeverría, será enviado desde Colombia a Estados Unidos, requerido por la justicia de ese país por los delitos de tráfico de drogas y de armas de fuego, según una publicación difundida este domingo por el portal Semana.com en su edición digital. El exoficial cayó preso el 10 de marzo de 2021.

De acuerdo al diario, Rojas tenía alianza con una red que tenía enlaces en Perú, Venezuela, Brasil, México y Estados Unidos, por el que enviaba toneladas de cocaína y armas. El reporte señala que tenía estrechas relaciones en los más altos niveles del Gobierno boliviano, “donde es considerado una especie de Pablo Escobar”.

La historia de Rojas Echeverría tiene de fondo una relación directa con Colombia, donde fue capturado, y cuenta con socios en el negocio del narcotráfico. Se trata de una triangulación y coordinación de vuelos hacia Centroamérica cargados con droga cuyo destino final era Estados Unidos. “Nadie se explica cómo él, quien era un mayor de la Policía, se convirtió en uno de los más grandes traficantes de cocaína en la región. Se le señala del envío de por lo menos 100 toneladas y miles de armas”, afirma el portal.

Semana tuvo acceso a documentación de la DEA en la que se señala que Rojas traficaba droga en complicidad con militares y miembros del Gobierno. “Utilizaron sus cargos oficiales y conexiones para obtener acceso a aeródromos bolivianos con el fin de facilitar los cargamentos de cocaína en grandes cantidades”.

Las pruebas del actuar delictivo de esta organización, que requirió de meses de investigación entre la Policía Antinarcóticos de Colombia y las autoridades de los países vecinos que actuaron en conjunto y con apoyo de la DEA, permitieron desenredar la madeja de la red de tráfico de drogas y armas.

El medio colombiano refiere que la organización, a la que hacen responsable del envío de cerca de 100 toneladas de cocaína, operó entre principios de 2019 y finales de 2020, cuando fue desarticulada, y este es justo el periodo de transición entre el Gobierno de Evo Morales y Jeanine Áñez; las autoridades estadounidenses están aún tratando de establecer estos vínculos con precisión. Sin embargo, las alarmas están prendidas por la posibilidad de que, como sucede con Venezuela, haya una relación estrecha entre funcionarios, militares y el tráfico de drogas y armas.

Fue en plena pandemia cuando Rojas Echeverría se asoció con otro narco boliviano de vieja data, Juan Roca Suárez, más conocido como Techo de Paja, un hombre que tuvo negocios con el cartel de Medellín en la década de los noventa. En esa época, Colombia aún no tenía tantas hectáreas cultivadas con hoja de coca, así que Techo de Paja era el encargado de proveer los insumos para la producción de la pasta en los laboratorios de Pablo Escobar. Utilizando su conocimiento y contactos, el exoficial era el encargado de coordinar el movimiento de aeronaves de alta gama que salían desde pistas clandestinas en el departamento de Beni, en el norte de Bolivia, hacia Centroamérica con destino final a Estados Unidos.

En la operación Andes realizada el año pasado también cayeron presos Jorge Roca Suárez (Techo e’ paja) exsocio de Pablo Escobar y capturado en Perú; Roberto Moisés Banzer, Jheyson Montaño Fernández, Rómulo Ramírez Rodríguez y César Omar Cuéllar Pérez.

/ANF/





ANF-336x90px-Inscripciones (1)

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias