Ir al contenido principal
 

Nacional Seguridad

Búsqueda de Odalis: Jurista dice que hay agresores que construyen escenarios para desviar pesquisas

La Policía, Bomberos y las Fuerzas Armadas siguen en la búsqueda de la joven que a 11 días se desconoce su paradero.
10 de abril, 2024 - 18:25
Compartir en:
Sigue la búsqueda de Odalis, desaparecida el 30 de marzo de 2024. Foto: RRSS
Sigue la búsqueda de Odalis, desaparecida el 30 de marzo de 2024. Foto: RRSS

La Paz, 10 de abril de 2024 (ANF).- La búsqueda de Odalis Vaquiata es intensa y desesperada. Las pistas que ha otorgado el principal sospechoso Joel P. no han sido de ayuda, la defensa cree que apunta a obstaculizar las investigaciones. La abogada en materia de derechos humanos y género Mónica Baya afirma que hay experiencias de agresores que han “construido escenarios”.

Las contradicciones en las que ha incurrido Joel P. son varias, su versión de los hechos no condice con la realidad ha señalado el viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera, a 11 días de la desaparición de la joven en la región de los Yungas, presuntamente entre la comunidad de Tocaña y Yolosita.

El principal sospechoso ha dado diferentes versiones de lo que pudo haber sucedido ese día, sábado 30 de marzo, cuando viajó a los Yungas con Odalis. De por medio hubo discusiones, consumo de bebidas alcohólicas, que usa para decir que tiene “lapsus” o “lagunas” para alegar que no recuerda absolutamente nada.

“Las versiones no son coincidentes con la realidad, encontramos una serie de lagunas en los testimonios que brinda el imputado que, de cualquier manera, no han podido ser corroborados por la Policía”, sostuvo Aguilera.

Mónica Baya no descarta la hipótesis de que la información que está siendo ofrecida sea para “confundir las investigaciones”, argumenta que hay casos en los que “los autores (de un crimen) han creado la construcción de escenarios”, para desviar las indagaciones.

Aguilar manifestó que en la línea de tiempo no se logra establecer porque el principal sospechoso de la desaparición de Odalis “no puede explicar qué pasó” durante unas cuatro horas. Argumentó que también genera sospechas en torno a Joel P. porque habla de elementos anteriores y posteriores al suceso, pero pretende soslayar el hecho central, por lo tanto “estamos frente a un mentiroso”

Contradicciones y otras pistas difusas

El abogado de la familia de Odalis dice que el acusado dio diferentes lugares de dónde se quedó la joven, primero que se bajó en el puente de Yolosita, luego que se bajó “pasando el puente de Yolosita”. 

Sin embargo, el imputado y detenido en una entrevista manifestó que a las 18:45 estaban en Yolosita y partieron con rumbo a La Paz, una hora después o una hora y cuarto discuten y ella se baja del vehículo “en un tramo” que no recuerda.

“Partimos hacia la ciudad de La Paz, estaba junto con ella, el momento de pelear a partir de las 20:00 después del raspón al ver que no estaba ella, me acuerdo que ella se baja en un tramo, una hora y cuarto (y) ella se baja de la carretera (…). Estábamos forcejeando el volante”, contó.

Tampoco queda claro -por sus declaraciones- qué sucedió exactamente entre la piscina donde la pareja discutió y donde Joel P. se habría quedado, mientras Odalis salió del lugar y al conducir su vehículo se encunetó. 

Él explica que al llamado de ella acudió donde se encontraba, también dice recordar que estaba un lugareño ayudándole a sacar el vehículo encunetado, no obstante, dice que no se acuerda qué pasó después, aunque vuelve a contradecirse.

“De ahí ya no me acuerdo, no me acuerdo si he bajado el vehículo (…), me acuerdo que estaba bajando con el vehículo. Yo volví otra vez a la piscina y, como estábamos peleados yo me quería ir a La Paz (…) a debido ser las 17:30”, afirma.

A su vez dice que “desde ese entonces -no me acuerdo si ella ha bajado, si alguien le ha ayudado, si alguien le ha llevado-”.

“Esa parte es importante para evaluar (el caso), porque dice que no recuerda nada a partir de ese momento, nosotros le estamos llamando laguna mental, y recuerda cuando ya está con Odalis”, dijo el abogado de la familia de Odalis, Miguel Pérez.

Por otra parte, el abogado del presunto autor de la desaparición de Odalis, Jhuliano Palomino, manifestó que su defendido no se negó a coadyuvar en las investigaciones y que sentó las denuncias en las trancas de Unduavi y Yolosita.

Esta versión ha sido desmentida por Miguel Pérez, quien precisó que la denuncia fue planteada por la madre.

Joel P. entre sus declaraciones también dijo -según una testigo- que Odalis había sido vista bajando a Yolosita esa noche del sábado, presuntamente después que discutieron y ella abandonó su vehículo.   

“Una vendedora de empanadas dijo que le había visto a las 9.30 (pm) bajando, ella estaba bajando y estaba triste y estaba llorando y más atrás estaba un hombre blanquito, alto, que le estaba siguiendo”, afirmó en una entrevista, la que extrañamente fue concedida, en el Centro de Rehabilitación y Reinserción Social “Qalauma” donde cumple su detención preventiva.

Pero también señala que la joven había sido vista en Coroico, según Joel P. eso mencionó un conductor; para reforzar esa versión dijo que su amigo que -casualmente- estaba en ese municipio le dijo que la vio desayunando en el mercado.

“Me dice: ‘Si viejo le he visto por el mercado campesino desayunando a las 8.30 o 9:00’. Con la referencia de mi amigo le digo a la señorita con quién estaba: ‘estaba con un hombre alto con polera azul’”.

Mónica Baya manifiesta que hay casos de autores confesos porque no tienen otra alternativa que asumir el crimen al haber cometido en flagrancia; en cambio, en otros, la “conducta es negar, desvirtuar o confundir a los investigadores”.

En este caso, dice que es necesario una investigación amplia del contexto, los antecedentes de la relación de pareja, la conducta del sujeto posterior a los hechos, además no solo desde el ámbito procesal penal, sino de la construcción psicológica y forense para lograr elementos más precisos.

Para la familia de Odalis, Joel P. sabe dónde está la joven porque no existe una explicación coherente de por qué él apareció el domingo con el vehículo, por qué la joven pudo haber dejado todos sus documentos en el auto: licencia de conducir, carnet de identidad, billetera, cartera, e incluso su celular.

Pérez dijo que están a la espera del informe de la pericia de luminiscencia que se hizo al auto de Odalis. Inicialmente un informe de la Policía señaló que los resultados de examen estaban o van en contra de la versión de la pareja de la joven.

Asegura que la actitud de Joel P. es “obstaculizar las investigaciones”, por esa razón da diferentes versiones de las circunstancias que rodean los hechos, sin embargo, aseguró que están realizando una serie de actos investigativos, se está tomando declaraciones a testigos y que se llegará a la “verdad histórica de los hechos”.

Aguilar manifestó que aunque existe la presunción de inocencia, "existen elementos de orden material y testifical que nos hace presumir que estos no es más que una (figura) de paravíctima (es decir) pretender ser víctima cuando se es el autor".

Tres alternativas

El viceministro de Régimen Interior detalló que desde le punto de vista teórico cuando se trata de la desaparición de una persona existen tres posibilidades: la primera que haya desaparecido por su propia voluntad dejando atrás cualquier rasgo de vida anterior; segunda, que sea víctima de trata y trafico de personas y, la tercera, que hubiera perdido la vida.

/ANF/

 

 

 

 

Etiquetas

  • Mujer
  • Desaparecidas
  • Yungas

Opinión