Seguridad

10 de febrero de 2018 23:21

Testigos cuentan los dramáticos momentos que siguieron a la explosión en Oruro

Luego de unos segundos de confusión y desconcierto se enfrentaron a las desgarradoras imágenes de las víctimas fatales.

Explosion Oruro García Cabrera La explosión impactó 50 metros a la redonda. Foto: Luis García Cabrera.
ANF 336 x  55px

La Paz, 10 de febrero (ANF).- Transeúntes, vecinos y vendedores escucharon una tremenda explosión y segundos después entraron en sock al ver desgarradoras imágenes, enfrentarse a los restos de las víctimas fatales y escuchar los gritos de las personas heridas.

“A mi mamá me lo ha afectado, yo pensé que era mi hermana mayor”, dijo una comerciante y detalló que “todo era confuso, no sabíamos que estaba ocurriendo”.

Marlene Apaza, una transeúnte que sobrevivió a la explosión relató que a pocos metros de ella se topó con el cuerpo totalmente destrozado de una bebé.  Fue una imagen terrible.  Nunca me voy a ovidar”.

“Había una mujer sin manos, sin pies.  Más abajo un niño con graves heridas, colgaba su piececito” relató otra comerciante.

Una mujer admitió que se salvó de milagro.  “Yo estaba allá al frente y ha explotado, yo estaba al medio.  Mi hijita debajo de la tarima, a mí me ha botado encima cuando ha explotado”, dijo.

“Señor alcalde si me está viendo yo le echo la culpa a Usted” dijo otra angustiada vendedora que estaba a unos metros de la explosión y todavía temblorosa lamentaba que al principio nadie quería ayudar a auxiliar a los heridos.

Según los reportes oficiales cuatro niños y dos personas mayores perdieron la vida y más de una treintena resultaron heridas algunas de mucha gravedad como consecuencia de  la explosión de una garrafa.

El informe policial estableció que la explosión impactó en un radio de al menos 50 metros como consecuencia de la mala manipulación y por desperfectos en la instalación de la manguera que conectaba el combustible a la cocina.

“Los comerciantes estamos de duelo” lamentó otra mujer que aseguró que el siniestro fue consecuencia de las pésimas condiciones en que las autoridades municipales obligaron a instalar los anaqueles de venta de comida.

“Nos han metido en esta ratonera” dijo y reclamó porque en el lugar no se instalaron ni las luminarias que prometieron los efectivos municipales de Tráfico y Vialidad.

Un transeúnte dijo que unos minutos antes vio el puesto de venta que quedó en escombros, “creo que vendía chicarrón, era una mujer joven, no sé qué será de ella, todo era confusión, se veía cuerpos tirados por todos lados”.

/ANF/



Noticias relacionadas: