Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Seguridad

24 de junio de 2020 16:54

Fiscalía: Desmantelaron respiradores para inflar precios y repartir ganancias entre personal del Ministerio de Salud

“Se ha podido establecer de que existirían esos montos de dinero que tendrían que ir repartidos, según lo que han señalado en su declaración, para personal del Ministerio de Salud”, refirió el fiscal Omar Mejilones.

resspi_720 Respiradores españoles adquiridos por el Ministerio de Salud. Foto ilustrativa.

La Paz, 24 de junio (ANF).- El fiscal Omar Mejillones informó este jueves que al 90% de avance de la investigación lograron establecer que se desmantelaron los kits de los ventiladores Respira, de procedencia española, para inflar los precios de los equipos y luego repartir las ganancias entre el personal del Ministerio de Salud, donde estaría incluido el exministro de Salud, Marcelo Navajas.

A inicios de mayo y para combatir la emergencia provocada por el coronavirus (Covid-19), el Gobierno acordó la compra de 170 respiradores de la empresa española GPA Innova, a través de un intermediario, la empresa IME Consulting. Luego se conoció que los equipos médicos habrían sido adquiridos con sobreprecio, razón por la que la Fiscalía abrió un proceso penal.

Por ese caso fueron procesados el exministro de Salud, Marcelo Navajas; el exdirector de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Geovanni Pacheco; el exdirector jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela; el cónsul de Bolivia en Barcelona, Alberto Pareja Lozada; el denominado “testigo clave”, Fernando Humerez; y dos consultoras técnicas de la AISEM que dependían del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que financió la compra de los equipos.

Según declaraciones de los representantes de las empresas españolas recabados por la Fiscalía, GPA Innova vendió cada ventilador y su kit a 6.600 euros (7.430 dólares americanos), sin embargo, el Gobierno boliviano pagó por cada equipo 28.080 dólares. La compra de los 170 respiradores debía tener un costo de fábrica de $us 1,2 millones, pero el Estado acordó el proceso de compra por $us 4,7 millones. 

“Lo que han hecho prácticamente es desmantelar el equipo, es decir, se ha vendido el ventilador pulmonar más su kit a 6.600 euros, lo que ellos han hecho es desmantelar los kit y poner a cada kit un precio, cosa de que alcance a los $us 28.080 y ese es el monto que se hubiera facturado. Sin embargo, el kit, de acuerdo al contrato que se tiene, es uno solo, es decir el monto total del ventilador pulmonar es 6.600 euros, según lo que ha señalado también el dueño de la empresa GPA Innova”, explicó el fiscal Mejillones.   

Agregó que el costo total de la comercialización por cada equipo tendría que haber llegado a un aproximado de $us 20.000, pero se adquirió con $us 8.080 demás, monto que presuntamente iban a repartirse entre los involucrados de este caso. 

“Se ha podido establecer de que existirían esos montos de dinero que tendrían que ir repartidos, según lo que han señalado en su declaración, para personal del Ministerio de Salud, entonces todavía no hemos identificado los montos a cuánto les correspondía a cada quien”, refirió el fiscal.

Mejillones dijo que entre los beneficiarios de la ganancia ilícita estarían: el exministro Navajas, Valenzuela, Pacheco, el cónsul Pareja y las dos consultoras.

Además, señaló que los funcionarios públicos omitieron el procedimiento; respecto a Navajas, mencionó que esta autoridad habría “direccionado” la compra sin tener respaldo técnico, por eso “suponemos que también tendría que haberse beneficiado con algún monto de dinero”.

El fiscal recordó que el mismo “testigo clave” declaró que por hacer subir el precio de los equipos, tanto él y sus socios también acordaron cobrar $us 340.000 cada uno, haciendo un total de ganancia de $us 1.020.000. 

Otra irregularidad que hizo notar Mejillones es que el 8 de mayo se inició el proceso de contratación, por instrucción de Navajas, pero antes ya se había pagado un anticipo de $us 250.000 para reservar los equipos médicos, hecho que hace ver que el proceso de compra estaría direccionado. 

/ANF/


Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias