3. ucb-inscripciones-tu-lugar-336x90
1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Politica

17 de junio de 2021 22:25

Salvatierra: ¿Quién me iba ofrecer la presidencia?, nadie, al contrario me preguntaban por mi renuncia

“¿Por qué consideramos que es un golpe de estado? porque movilizaron a algunos efectivos policiales, una cúpula militar impedía que Evo Morales continúe como presidente, ejercieron violencia sistemáticamente y obligaron a renunciar a los parlamentarios que eran hostigados sistemáticamente”, indicó la expresidenta del Senado.

sa La exsenadora del MAS, Adriana Salvatierra. Foto: Captura de pantalla
3. ucb-inscripciones-tu-lugar-728x90

La Paz, 17 de junio (ANF). - La exsenadora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra se refirió al informe difundido por la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), “Memoria de los hechos del proceso de pacificación en Bolivia octubre 2019– enero 2020”, en el cual se da a conocer que junto a la exdiputada Susana Rivero rechazaron asumir la presidencia, tras la renuncia de Evo Morales, ocurrida el 10 de noviembre de 2019. La exparlamentaria asegura que nunca le ofrecieron ese puesto, sino que al contrario le preguntaban por su renuncia a la presidencia del Senado.

“Es falso (…) ¿quién me iba a ofrecer la presidencia, Tuto Quiroga, Samuel Doria Medina? Nadie, al contrario me preguntaban constantemente si iba a presentar mi carta de renuncia, yo no presenté nunca mi carta de renuncia de forma escrita. Carlos Mesa me preguntó si yo presenté mi renuncia. A la luz de la verdad, ellos nunca me dijeron ¿usted desea ser la presidenta? Nunca ha sucedido eso y nadie le dijo (lo mismo) a Susana Rivero”, agregó.

La exsenadora afirma que fue "presionada" para renunciar ante el hostigamiento que sufría su familia y por la violencia que se desató contra parlamentarios del MAS durante los conflictos sociales que se desataron en el territorio nacional tras la salida del poder de Morales, a causa de los señalamientos de fraude en las elecciones del 20 de octubre de 2019. 

En un video de enero de 2020, Salvatierra señaló que su renuncia fue coordinada con Evo Morales y Alvaro García Linera; en dicho audiovisual indica además que una “hipotética sucesión”,  hubiera sido “parte de una vil traición”, además de “inconstitucional”. 

En entrevista con La Razón, Salvatierra señaló hoy que “había una intención de ruptura de la sucesión constitucional (…) Me amenazaron con mi familia, en ese momento me comunico con Álvaro García y Evo Morales, ellos ya habían renunciado. Al hablar con Morales hicimos una evaluación, me transmitieron que las Fuerzas Armadas no aceptaban la sucesión constitucional (…) y haciendo una evaluación dijimos que no existían las condiciones para darse la sucesión constitucional y mi participación en la sucesión no era un solución al conflicto y presenté mi renuncia verbal a los medios de comunicación”.

En diciembre de 2019, la entonces presidenta del Senado, Eva Copa (MAS), dio a conocer que la renuncia de Salvatierra a la sucesión fue para evitar que se reactiven procesos judiciales contra su padre, por el caso tractores, que data de 2008.

“Es una decisión que ella ha tomado, pero eso nos ha dejado cojos. Nosotros hemos tenido que tomar una decisión responsable y madura. Hay que hacer un análisis crítico y responsable de esa posición. Muchos hemos dado la cara y lo seguiremos haciendo, pero se tiene que analizar el rol de Salvatierra porque ha negociado su sucesión por un proceso que tenía su padre", declaró Copa.

Por su parte, Salvatierra refirió en la entrevista que tras conocerse su dimisión, “extrañamente”, Jeanine Añez reclama la presidencia.

“Lo llamativo es que inmediatamente de presentar mi renuncia a la Cámara de Senadores a la media hora habla Jeanine Añez, ahí dice que todos esperábamos que Evo Morales renuncie, renunció Adriana Salvatierra, y extrañamente dice: me corresponde la presidencia”, señaló Salvatierra.

La exparlamentaria afirma que los representantes de los partidos de oposición, la Iglesia Católica, organizaciones cívicas, que participaban en las reuniones de pacificación ya habían “decidido” que Añez asuma la presidencia del país.

“Ellos ya habían decido que la presidenta iba ser Jeanine Añez y lo que querían (era) que viabilicemos que Añez sea presidenta. Nos insisten con la reunión del 12 (de noviembre). Ellos querían que asista yo o Susana para validar la supuesta sucesión de Añez, por eso impidieron que ingresen los parlamentarios a la Asamblea”, refirió.

También agregó que la llegada de Añez al poder fue “golpe de estado”. “¿Por qué consideramos que es un golpe de estado? porque movilizaron a algunos efectivos policiales, una cúpula militar impedía que Evo Morales continúe como presidente, ejercieron violencia sistemáticamente y obligaron a renunciar a los parlamentarios que eran hostigados sistemáticamente”, indica.

Salvatierra admitió, por otra parte, que en ese tiempo hubo parlamentarios y alcaldes afines al MAS que renunciaron en “solidaridad” con Evo Morales.

“Algunos renunciaron por solidaridad con Evo Morales porque consideran el golpe de estado. Quiero decir la verdad, que en este momento había una discusión si renunciaban o no los parlamentarios, algunos decidieron no hacerlo y reinstalar el Legislativo, y con eso recuperar las presidencias de las cámaras y tratar de ordenar el escenario político, esa es la verdad”, señala.

Salvatierra cuenta que el 10 de noviembre decidió refugiarse en la Embajada de México junto con otras autoridades y cuando había el rumor de que había gente que quería ir a atacar esas instalaciones abandonó el lugar

“Había rumores de que iban a venir a sacar a todos de la Embajada, ya habían esos rumores y consideré que no era seguro, algunos nos retiramos”, asevera.

En su relato indicó que el 11 de noviembre comenzaron las reuniones con la Iglesia Católica.

“El 11 me llama para decirme que hay que hacer un puente de diálogo. También nos enteramos que estaban impidiendo la llegada del avión que iba a trasladar a Morales, yo les digo que Evo Morales no podía salir del país y me dijeron que ese era el espacio para hablar de esas cosas, nunca se habló de sucesión ese día”, remarca.

Refirió también que el 12 de noviembre se logró que el avión de México ingrese para "resguardar" a Morales; luego de la salida del país (de Morales) les piden (a las representantes del MAS) reinstalar el diálogo. También reveló que el 11 de noviembre se conoció que la medalla presidencial fue extraída del Banco Central.

“Lo extraño fue que el 11 a las 15.30 extraen la medalla presidencial del Banco Central. El día 10, ellos habían decidido que Jeanine Añez tenía que ser presidenta, lo habían decidido sin la presencia del MAS. El 12 arranca la reunión diciendo queremos ver cómo solucionar el conflicto y nos proponen que la sucesión sea con Jeanine Añez, nosotros expresamos nuestro rechazo”, afirmó

En el encuentro del día 12 de noviembre, el MAS señaló que no iba a aceptar la renuncia de Morales, tampoco que la senadora Jeanine Añez asuma la Presidencia, sin embargo, propusieron que asuma el mando del país uno de sus legisladores o en todo caso el senador opositor Víctor Hugo Zamora, señala el informe-memoria presentado hace unos días por la CEB, y refiere que esas propuestas fueron cuestionadas por ser inconstitucionales, además se remarcó que las reuniones no eran para tomar decisiones sino para plantear salidas a la situación conflictiva del país, provocada por el vacío de poder.

“Las opciones que plantearon los participantes de la reunión fueron: que asumiera la presidencia la senadora Adriana Salvatierra o la diputada Susana Rivero. Pero ellas se negaron alegando que sus vidas corrían peligro”, señala el informe.

Ante la negativa, se consideró la Declaración Constitucional 003/2001 según la cual la sucesión constitucional se produce ipso facto para evitar el vacío de poder en el Estado y se planteó que se sugiera la sucesión constitucional de Jeanine Añez para asumir la Presidencia.

El informe de la CEB refiere que hasta ese punto el diálogo era infructuoso y los actores no encontraban una salida, pero hubo un momento en que Salvatierra pidió una reunión a puerta cerrada con Rivero, Ortiz y el obispo Eugenio Scarpellini, pero el contenido tratado no se dio a conocer.

Tras ese encuentro, el MAS garantizó la presencia de su bancada en la Asamblea Legislativa esa tarde donde reconocerían a Añez como presidenta del Senado y en consecuencia presidenta del Estado; también se acordó la elección de nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral, de los tribunales electorales departamentales, incluso que una de las Cámaras la presida el MAS y la otra la oposición, detalla el informe.

/ANF/





1 BANNER ALCALDIA CELULAR R

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias