banner movil Torres

Politica

10 de octubre de 2018 21:41

Cabildo en La Paz exige al TSE inhabilitar a Evo Morales y García Linera

El país recordó los 36 años de la recuperación de la democracia en un ambiente visiblemente polarizado.

cabil El cabildo convocado por el Conade en La Paz. Foto: ANF
yo-apuesto-por-bolivia
La Paz, 10 de octubre (ANF).- En el masivo cabildo realizado en la plaza San Francisco de La Paz, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), las plataformas ciudadanas, políticos opositores y otros sectores ratificaron el pedido de respeto al 21F y conminaron al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a emitir una resolución de inhabilitación del presidente Evo Morales para las próximas elecciones de 2019.

“Que escuchen los señores del Tribunal Electoral, organismo encargado de hacer respetar los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, les exigimos que lo más antes posible dicten la resolución prohibiendo expresamente que Evo Morales y Álvaro García Linera postulen a las próximas elecciones”, manifestó el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y miembro del Conade, Waldo Albarracín. 


En el referendo del 21F, la mayoría de los bolivianos se opuso a una nueva postulación de Morales a la presidencia, sin embargo, el oficialismo desconoció ese resultado y determinó, mediante un recurso judicial, habilitar nuevamente al Jefe de Estado para las próximas elecciones. 

Por eso en el cabildo también se resolvió “exigir la renuncia” de Morales y García Linera a su repostulación, que fue considerada por los manifestantes de “inmoral, ilegal, inconstitucional y antidemocrática”.

Asimismo, el exdefensor del Pueblo, Rolando Villena, sostuvo que la concentración sirvió para renovar la vocación de defensa de la democracia y de los derechos humanos.

“Porque sin estos (dos componentes) no es posible un estado de derecho. A nivel nacional el pueblo está cansado de que la justicia no sirva para penalizar el delito, sino se utilice sólo para penalizar al pobre y al inocente, eso no puede seguir persistiendo”, remarcó Villena.

Por otra parte, Albarracín cuestionó la movilización encabezada por Morales, que también terminó en la plaza San Francisco, pero en horas de la mañana. 

Aseguró que esa marcha del oficialismo no fue auténtica porque habría sido “pagada, obligada y amenazada”.

“Entonces ¿cuál es la diferencia entre este cabildo y la reunión de esta mañana? Pues en este cabildo están los que tienen dignidad, los que tienen convicción democrática, en este cabildo están hombres, mujeres, mineros, cocaleros, campesinos y profesionales que quieren democracia, pero para el pueblo y no para los sinvergüenzas del Gobierno”, aseveró. 

Al cabildo también llegaron figuras políticas como el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina; la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón; el exalcalde de La Paz, Juan Del Granado; el candidato presidencial del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa, además de la periodista Amalia Pando. 
 


Las concentraciones de oficialistas y opositores no solamente se registraron en la sede de Gobierno, sino también en otras ciudades del país, como Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Potosí, entre otras.

Las movilizaciones de los oficialistas estuvieron teñidas de un marcado componente electoral porque la mayoría de sus oradores convocaron de manera insistente a apoyar al mandatario en las próximas elecciones. 

Incluso, en la concentración de Sucre, el propio Jefe de Estado afirmó que “los movimientos sociales vamos a quedarnos para siempre” en el Gobierno.

Así, los 36 años de la recuperación de la democracia en Bolivia, se vivió en un ambiente visiblemente polarizado y electoral. 

/AGL/ELCA/


Noticias relacionadas: