Acceso a clientes

Mundo

10 de junio de 2021 15:09

OIT y Unicef: el trabajo infantil aumenta y la Covid-19 puede empeorar la situación

En el caso de Bolivia, también se ha evidenciado el incremento del trabajo infantil, particularmente en los rubros de la agricultura y la actividad comercial informal.

4b90078f57432eba3c76bc6c9fa51f2b_XL Niño trabajando en México. Foto. RRSS
728 x 90 Aniversario
Ignatius500
La Paz, 10 de junio (ANF).- El escenario por el que atraviesa el mundo se complica en diferentes áreas. Un informe conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef),  da cuenta que los avances para acabar con el trabajo infantil se han estancado por primera vez en dos décadas y la pandemia de Covid-19 amenaza con llegar a una cifra de trabajo infantil de nueve millones más de niños para 2022.

Este nuevo estudio publicado hoy indica que el mundo no está en vías de eliminar el flagelo para 2025 y que, para cumplir esa meta, el progreso global tendría que ser casi 18 veces más rápido que en los últimos 20 años. 

Desde estos dos organismos se  advierte que los avances para acabar con el trabajo infantil se han estancado por primera vez en 20 años, invirtiendo una tendencia a la baja que permitió reducir esta problemática en 94 millones entre 2000 y 2016.

“Pero esas no son las únicas malas noticias que aporta el informe, lanzado un día antes de la celebración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, ambos organismos advierten que la cifra todavía podría crecer más debido a debido a la Covid-19”, detalla el portal de la ONU.

Se calcula que la pandemia del coronavirus podría abocar a nueve millones más de niños al trabajo infantil hacia finales de 2022 y que, según las predicciones de un modelo de simulación, esta cifra podría aumentar hasta los 46 millo.

El reporte señala que se ha producido un aumento significativo del número de niños de 5 a 11 años que trabajan, “una franja de edad que representa algo más de la mitad de la cifra total mundial, y que desde 2016 también creció en 6,5 millones el número de menores de 5 a 17 años que desempeñan tareas peligrosas, hasta alcanzar los 79 millones”.

El estudio indica que “el mundo no está en vías de eliminar el trabajo infantil para 2025, como lo plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para cumplir esa meta, el progreso global tendría que ser casi 18 veces más rápido que el ritmo alcanzado en las dos últimas décadas”.

Según las estimaciones realizadas antes de la pandemia del coronavirus y basadas en la velocidad de los cambios entre 2008 y 2016, en 2025 habrá unos 140 millones de niños trabajando si no se toman las medidas adecuadas de forma acelerada.

En el caso de Bolivia, también se ha evidenciado el incremento del trabajo infantil, particularmente en los rubros de la agricultura y la actividad comercial informal.

Por ello, hace unas semanas instituciones públicas y privadas, además de organismos internacionales comenzaron a potenciar la conformación de una red de empresas e industrias que ejecuten un plan de acción para luchar contra el trabajo infantil, forzoso y discriminado ante la alerta de incremento por la pandemia del coronavirus.

“La articulación de una red de empresas puede significar una importante contribución para la movilización de recursos y la identificación de oportunidades para la prevención y la reducción del trabajo infantil peligroso. Contribuirá en la generación de empleos dignos para los adultos, en el desarrollo de programas y servicios de apoyo familiar, escolar y oportunidades de formación”, dijo en esa oportunidad la Jefa de Protección de la Niñez y Adolescencia de Unicef, Virginia Pérez.
//ANF


336 x 90 Aniversario

Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias