Acceso a clientes

Mundo

12 de diciembre de 2019 08:54

Francia: El kárate para que las mujeres sanen sus cuerpos violentados

Un golpe o un grito manifestaciones propias del kárate, que podían estar dirigidos a sus agresores, se han convertido en un mecanismo para que cada mujer que asiste al centro de convalecencia denominado Dorcas o casa hogar, creado en 2014, se recargue de energía para reconstruir su cuerpo y encarar su vida.

paris Grupo de periodistas con Laurence Fisher. Foto: ANF
AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

Paris, 12 de diciembre (ANF).- Las violaciones sexuales son un arma de guerra y las mujeres son las víctimas de ese sistema que violenta su intimidad y su sexualidad, comenta la mundialista de kárate, Laurence Fisher, que utiliza el kárate para que las féminas reconstruyan su relación con sus cuerpos que han sido fuente de sufrimiento. 

La francesa Laurence Fischer es fundadora de la Asociación Fight Dignity, fue tres veces campeona mundial en la disciplina de Kárate, su pasión por este deporte le ha llevado a utilizar dicha práctica para trabajar con mujeres víctimas de violencia sexual y víctimas de los enfrentamientos armados en la República Democrática de Congo.

Apuesta a que más disciplinas deportivas sean un instrumento para que las féminas sanen sus cuerpos del dolor, objeto de vejaciones y mutilaciones sexuales, por hombres armados, a raíz del conflicto en el país, sostiene Fischer, producto de su experiencia de trabajo con mujeres violentadas sexualmente.

Un golpe o un grito, manifestaciones propias del kárate, que podían estar dirigidos a sus agresores, se han convertido en un mecanismo para que cada mujer que asiste al centro de convalecencia denominado Dorcas o casa hogar, creado en 2014, se recargue de energía para reconstruir su cuerpo y encarar su vida.

Dorcas ha sido fundado por el doctor Denis Mukwege, premio nobel de la Paz, especialista en cirugía reconstructiva de las mujeres víctimas de violaciones sexuales a quien Laurence conoció en un Foro de mujeres francófonas en 2013; para ese tiempo el profesional ya se había convertido un firme denunciante de las violaciones a mujeres en Congo.

“Las mujeres en esa región eran violadas y la violación se utilizaba como arma de guerra”, comparte Fisher a un grupo de periodistas de América Latina, invitadas a París por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia.

Para que el kárate se convierta en un instrumento de sanación, propuso a Mukwege incorporar en la Dorcas un programa de deporte, para que “el cuerpo que ha sido fuente de dolor”, las mujeres se “readueñen” y vuelvan a encontrar los “estímulos en cada una de ellas”.

Cuando le propusieron que aplique esta técnica en Francia, Fisher creyó que no era necesario, sin embargo, aceptó porque efectivamente advirtió que muy pocas mujeres francesas estaban conscientes de la relación con su cuerpo.

Este país miembro de la Unión Europea no está libre de la violencia hacia las mujeres. En el año 2018, se registraron 121 casos de mujeres que fueron asesinadas por su cónyuge, pareja o expareja; 230.000 declararon haber sido víctimas de violencia psicológica o sexual, de acuerdo a los datos del Observatorio Nacional de Violencias a Mujeres. 

NVG//ANF/

Si desea acceder a la información completa de la nota, puede suscribirse al servicio de ANF


ANF-336x90px-profesional-por-un-dia

Noticias relacionadas:

Wordcel
portal

Opinión

Noticias