Opinión

4 de enero de 2021 08:32

Inocentadas en las noticias


Después de la cara triste que tiene mi sardonia en Navidad, me gusta cambiar a una faz sonriente. El Día de los Inocentes me brinda la oportunidad. Lástima que el humor negro no sea apreciado en Bolivia, en estos días que la pandemia se presta a novedades y telefonazos dando falsas malas, ¿o buenas? nuevas. Quizá esto se deba a que las noticias impresas, que después leerán las “reporteras” de la tele, contienen ‘perlas’. Como aquella que una futbolista celestial de 19 años será viceministra de Deportes. Otra noticia es que sospechan detectan eventuales negociados con fondos asignados para comprar vacunas; o el axioma de que el endeudamiento externo se justifica si nadie mete las manos a la lata.

En noticias nacionales, reventaría de llamadas al Canal 69 la “pepa” de que “Nueva cepa de Covid-10 tiene a quinceañera y en estado grave a viejito rabo verde en un motel”; “Viejitos del Módena Bailarán y Comerán Chancho al Amanecer en Año Nuevo”. Caería bien un logro de “María Galindo: por Decreto las feas y gordas podrán leer las noticias”. Languidecerían los diarios de a peso si publican que las cholitas ‘apretitas’ contagian Conchavirus, una nueva cepa; en cambio, incrementaría las ventas que “Evo Morales en cuarentena después de que un camba tosió en su cara”; pero nadie creerá que “Descubrieron en Shinaota bolsón de gas natural blanco para mil años de demanda”. ¿Sera cierto que “Al lado del Cementerio Abrieron Salón de Eventos Sin Barbijo”?

¿Quién dice que América Latina no truena ni suena? De Buenos Aires llegaría la nueva de que se llamará Maradona un nuevo Centro de Rehabilitación de Drogos y Gordos; y que “Cristina Sera Nueva Marca de Botox”; el papa Francisco bendecirá una nueva iglesia porteña llamada “Perdón Para Pontífices, (PPP),” que algún cínico cambiaría a “perdón para pedófilos”. Bolsonaro será ‘destaque’ de la Escola de Samba “Os Agripados da Favela” saltará en revista carioca. En Corumbá “Decomisaron Harina Blanca Que se Inhala”

En noticias internacionales, alegrará enterarse que Úrsula Von der Leyen, la pequeña caperucita de la Unión Europea (UE) regaló un peine saca-piojos a Boris Johnson, Primer Ministro y lobo feroz del Reino Unido (UK); llenaron los tabloides londinenses el descubrimiento de una “Nueva Cepa de Virus, Cuando Buscaban una Vacuna”. Habrá que rehacer mapas después de que “Escocia, Gales, Irlanda del Norte se Separan de Gran Bretaña”, desde entonces conocida como Ingla Pequeña.

De Estados Unidos llega: Negros del ‘Black Lives Matter’ y blancos ‘Proud Boys’ bailarán ‘cheek to cheek’ en Washington”. “Donald Trump no estará en la ceremonia de transmisión del mando por recaída de Covid”, sería un regalo navideño para muchos. Levantaría muchas cejas que auspiciarán fiesta de despedida el 19 de enero. La CIA informa de un grupo sedicioso llamado “Ante el Fraude Electoral, Guerra Civil (AFEGC)”, con sede en Michigan; con capital en MaraLago DT (Distrito de Trump) y Donald de Presidente Vitalicio, fundaron la “República WASP (White, Anglo-Saxon, Protestant)” con ingreso libre de cocaína y política de negros afuera; “No darán visa a cubanos mulatos y latinos medio pelo”; “golf será el deporte nacional, pero sin Tiger Woods”. En librerías de viejos libros y esotéricos trucos se encuentra por ahí un Manual de “Cómo Convertirse en Sueco y Eludir el Servicio Militar” y otro con detalles de adquirir experiencia en “Noticias Falsas y Engrupir a Ignorantes”. El doctor Donalti Faucedulce publicó “Inyectarse Cloro y Confundir el Coronavirus”.

En La Paz llovieron las solicitudes para el Panel de Sabios que encarará la reforma judicial. El problema será vadear en gruesos ‘curriculum vitae’, aunque se rechazó la solicitud de una que adjuntó su ‘Culículo Cita”. Abundaron los que se creen aptos según el grosor de sus documentos, en el que incluyen licencias de analfabetos por saber firmar sus nombres y deletrear el abecedario, cursillos para cocineros, certificados de la Academia Rizos Dorados, doctorados en Ciencias Ocultas de la Confederación de Yatiris, Chamanes, Brujos y Hechiceras de Bolivia (COYACHABRUHEBOL) y otros posgrados con rimbombantes diplomas que se compran en las fotocopiadoras, junto con primorosas ponencias, sesudas tesis y elocuentes discursos sobre cualquier tópico, elaboradas por académicos desempleados.

La política es asunto demasiado serio para confiarla a los políticos, decía alguno. Como con el Coronavirus, no se libra nadie: ricos y pobres, poderosos y menesterosos, dueños de palacetes de 20 millones de dólares y desafortunados sin techo. La democracia es la mejor opción, hasta que surja un narcisista loco que declare fraudes inexistentes, cosa que sucede en Estados Unidos y en Bolivia.

Winston Estremadoiro

Opinión

Noticias