Opinión

24 de noviembre de 2021 11:19

A un buen hombre

ANF-728x90px-Inscripciones

Para un buen hombre:

Los seres humanos gozan de los cinco sentidos, qué privilegio tenerlos todos y qué desperdicio utilizarlos para el prejuicio.

He conocido hombres que solo miran y no saludan; otros que se arreglan la corbata y limpian el traje negro; otros que no paran de hablar y otros que creen tener poder sobre otros.

A diario, aplican la Ley del Talión. Son tan indiferentes que solo les importa lo que llevan en sus bolsillos y no son precisamente pelusas; llevan consigo ego, poder y malas decisiones.

Sin embargo, en toda esa variedad de hombres, existen pocos que marcan la diferencia. Hombres que con esa lucidez, humildad e inteligencia, hacen historia, no solo en sus vidas sino en la de un país entero.

A ellos se les considera " Hombres buenos", que saben usar los cinco sentidos, que inspiran, que no tienen nada que ocultar, porque se ve a través de sus pupilas y trabajan incansablemente por su país.

El interés por el bien común hace que estos hombres escaseen y no por una pandemia arrasadora, sino por la falta de ética de “los otros”.

Y si hablo de "hombres" no es por usar el genérico tradicional, para englobar a todas y todos, sino porque existe un fuerte androcentrismo, no solo hablo de la sociedad en la que los gobiernos están conformados por hombres, también por la apropiación de las palabras (cabe mencionar que este escrito va dirigido a un buen hombre).

Como dijo Antonio Gramsci: "La indiferencia es el peso muerto de la historia"(...) Usted nunca fue indiferente.

Y déjeme decirle, con firmeza que usted, es un buen hombre. 

Noelia Rendon J. es comunicadora Social, activista por los Derechos Humanos, poetiza y fotógrafa.

Opinión

Noticias