Acceso a clientes

Opinión

3 de agosto de 2020 09:58

¿La educación es para todos?

AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

Ya pasaron varios meses desde que los estudiantes no asisten de manera presencial a sus clases, todas las instalaciones educativas se vieron obligadas a cerrar debido a la pandemia. En tal caso esta situación da paso a que se replanteen muchas cosas. Son muy pocos los que realmente están pasando clases, aunque de manera virtual. Por otro lado, hay un porcentaje muy grande que no cuenta con servicios para llegar a tener el mismo nivel de aprendizaje. Esta diferencia se debe principalmente a que muchos estudiantes no cuentan con recursos para acceder a este servicio, incluso a que en muchos lugares no se tiene el acceso a internet.

Esta situación muestra que los estudiantes no se encuentran en las mismas condiciones para acceder a la educación. Muchos profesores están realizando esfuerzos muy grandes para que sus alumnos puedan acceder a un poco de conocimiento. Tal es el caso del profesor Wilfredo Negrete, que tres veces a la semana recorre grandes distancias en Aiquile con su bicicleta para enseñar a sus alumnos. Como este caso hay muchos, donde los profesores realizan grandes esfuerzos para que los estudiantes -en especial los niños- no olviden los conocimientos adquiridos.

Asimismo, estos casos dan paso a la reflexión de muchas preguntas ¿Qué están haciendo las autoridades ante esta situación? ¿Todos los estudiantes realmente están aprendiendo? ¿Acaso la educación no es para todos?

La pandemia deja en evidencia las grandes crisis del desarrollo humano en nuestro país. Mucho se habló y se utilizó la frase de “distanciamiento social”, qué oportuna es la frase para ver la distancia enorme del desarrollo social.

El confinamiento nos dejó encerrados entre cuatro paredes, donde los problemas personales se hacen enormes y los problemas realmente enormes se hacen pequeños. No podemos ver más allá de nuestros problemas y tampoco podemos ayudar de manera inmediata a solucionarlos.

Sé que muchos pasamos las clases de manera virtual, me tocó estar en este grupo privilegiado. La educación no fue la misma, hubo muchos aspectos que se intentó mejorar tras el curso de las distintas materias. Tanto docentes como estudiantes realizan el doble de esfuerzos. Sé que muchos estudiantes nos vimos frustrados por la cantidad de trabajo que se nos fueron impartiendo a lo largo de la cuarentena, y la difícil asimilación de las materias. En estos casos creemos que el que nos dejen muchas tareas o que se pasen más horas de lo habitual son problemas enormes. Cuando hay problemas iguales o peores.

Hay muchos niños, jóvenes que no están pasando clases, especialmente del sector rural. Y las autoridades quieren dejar a un lado esta difícil situación que se atraviesa en el país. Se pretende que las provincias asuman esta problemática cuando es función esencial del Estado, el de “Garantizar el acceso de las personas a la educación, a la salud y al trabajo” como lo señala la Constitución Política del Estado.

¿Quién les dice a las autoridades de educación que es su deber garantizar el acceso a la educación?. ¿Quién les dice a las autoridades que no todos los niños tienen internet en sus casas?. ¿Quién les dice a las autoridades que no todos cuentan con ordenadores en casa?. ¿Quién les dice a las autoridades que el único sector que pasamos clases virtuales somos muy pocos y que gran parte de la población boliviana apenas y pasa clases tres veces al día, en peores casos ninguna?.

Sin embargo, muchas organizaciones que se encargan de esta parte del desarrollo humano observan con gran preocupación las brechas que se van formando tras la pandemia. Naciones Unidas trabaja con Bolivia y otros países para que se acceda a una educación de calidad, esta meta se remite a los objetivos del milenio que buscaba una educación universal para todos. Superado este objetivo se trabajó en otros más ambiciosos como ser los objetivos de desarrollo sostenible. Estos objetivos a diferencia del milenio buscan metas más grandes. El objetivo número cuatro, que se refiere a la educación, busca una educación de calidad para todos. Sin embargo, estos objetivos se verán paralizados debido a la pandemia.

Como se puede observar, la educación es algo que debe preocupar a las autoridades del país como a las del mundo. Es evidente que la pandemia mostró las áreas en las que se debe trabajar aún más de ahora en adelante, como ser la educación y la salud. Asimismo, se debe poner mayor atención al sector educativo, para que esta vuelva a ser universal. 

María del Cielo Galindo es estudiante de Ciencias políticas de la UCB-La Paz

26_untitled
portal

Opinión

Noticias