Opinión

3 de enero de 2019 15:00

Desenmascarando al poder


Los políticos tradicionales en Bolivia siempre han buscado manipular la información en los medios de comunicación, favoreciendo con esta acción a sus propios intereses y llevando agua a su propio molino.

Hoy en Bolivia las redes sociales desenmascaran al poder político, las redes sociales desnudan al poder, los temas de actualidad ya no los marcan los comunicadores, politólogos, columnistas o periodistas. “Cambia todo cambia”, las redes sociales son cada vez más influyentes, efectivas y marcan tendencia.

Adiós presentadores de televisión que hacen de analistas políticos, adiós, columnistas de periódicos de la “high” elite intelectual, que tienen espacio gracias a su influencia con los dueños del periódico, sin dar espacio a los jóvenes talentos, si ustedes, están camino a la extinción y si no cambian tendrán un lugar en la antología del llanto juntamente con los “politiqueros” que nunca quieren pasar de moda.

Los políticos que entienden a las RRSS (Redes Sociales) son los que te dicen con su mensaje a través de Twitter o Facebook, te entiendo, te escucho y me importas, todas estas son aplicaciones para que crezcas e influyas dentro de la sociedad.

A los dinosaurios políticos del pasado, esos retrógrados consideran a las redes sociales como sus enemigas, yo les digo que cada vez les será más difícil cerrar la caja de pandora, ha cambiado el mundo de la política, pero nuestros politiqueros que gobiernan Bolivia no han cambiado, la política 2.0 ha llegado para instalarse y no se ira hasta que los “politiqueros” bolivianos se extingan por completo.

Si no sabes utilizar como político las redes sociales como una herramienta de comunicación política, olvídate de ser influyente y del poder político.

Gracias a la tecnología y las Redes sociales podemos ser un gobierno más transparente, más abierto y sobre todo comunicar más y mejor, pero en Bolivia nuestros “políticos” no saben comunicar su mensaje.
   
Estos necios “politiqueros” no quieren actualizarse, la modernidad y el aumento de la tecnología los espanta.
   
Los “políticos” del MAS (Movimiento al Socialismo), creen que viven en una cueva y que pueden hacer sus cochinadas en la oscuridad. Odian la transparencia de un país democrático, mientras menos cuestionados la vida es mejor para ellos.
   
Tienen miedo a la tecnología y a las Redes Sociales porque saben que ya no pueden cometer sus fechorías como lo hacían antes, tienen que asumir a partir de ahora, que sus conversaciones privadas, son potencialmente del dominio público.

Gracias a Dios y a la tecnología hoy en día nuestros gobernantes, dirigentes sindicales, dirigentes de movimientos sociales, funcionarios públicos pueden ser gravados, el celular puede servir de videocámara, cámara digital o grabadora de audio y luego publicarse en televisión, radio digital, periódico digital y si estos no dan cobertura debido a la asfixia del poder político, la noticia se viraliza en un segundo en las redes sociales.

Si señores “politiqueros” de este país llamado Bolivia, ahora hay que actuar con mayor responsabilidad, deben dejar de ser poco transparentes y ser más éticos.

Aunque lo último lo dudo, pero cada vez vamos avanzando gracias a la tecnología y a la democratización de los medios de comunicación y el internet.
   
Ustedes no se han dado cuenta, pero la sociedad boliviana ha cambiado. ¡Ustedes No!, las redes sociales transformaran la vida política del país, y ustedes los del gobierno, por el contrario, siguen pensando más bien en cómo controlar y censurar a las Redes Sociales. Están totalmente equivocados.
   
Creen que pueden hacer lo que quieran con los medios de comunicación y la política. Y todavía la gente manipulada los vuelve a reelegir como sus gobernantes por dos o más periodos de gobierno. Eso se terminó, al igual que en la era de los dinosaurios terminaran por extinguirse y se dará comienzo a una nueva era de esperanza con un mensaje de paz y amor en la política boliviana.

Jhonny Vargas Colque es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública.
Twitter: @jvcdemocracia