Ir al contenido principal
Dolar: venta Bs 6,96 | compra Bs 6,86
GIF ANF suscríbete
 

Nacional Sociedad

Barrios de La Paz en alerta por crecida de ríos y posible rebalse de represas

La concejala Pérez de Castillo dijo que corresponde la declaratoria de emergencia en la urbe.
16 de febrero, 2024 - 21:27
Compartir en:
El río Irpavi. Foto: Gentileza vecinos
El río Irpavi. Foto: Gentileza vecinos
Banner Jubileo, abril 2024

La Paz, 16 de febrero de 2024 (ANF).- Tras la lluvia que se registra en las últimas semanas, varias zonas de la ciudad de La Paz se mantienen en estado de alerta y emergencia debido a la crecida de ríos, desprendimiento de taludes y el posible rebalse de la represe de Hampaturi que tiene en vilo a los habitantes de Chicani, bajo Irpavi, Caliri, entre otros sectores.

El alcalde de La Paz, Iván Arias realizó una inspección en Chicani y en el lugar alertó a los comunarios sobre un posible rebalse de la represa Hampaturi en los siguientes, lo que podría generar estragos. 

Según Arias fue la Empresa Pública y Social de Aguas y Saneamiento (Epsas) que alertó, a través de una nota, sobre esa situación. 

“Aquí arriba, a tres kilómetros, tenemos la represa de Hampaturi, es la más importante que tenemos y Epsas  nos ha anunciado que va a rebalsar estos días, van a soltar el caudal. ¿Eso qué supone? Que este río va a crecer de cabo a cabo y aquí hay areneros, hay comunarios asentados, más abajo tenemos la vertiente del río Irpavi, tenemos las urbanizaciones, estamos advirtiendo a la gente de las previsiones que tienen que tomar”, explicó durante su visita.

Esa alerta causó preocupación en los barrios aledaños a los ríos Aruntaya e Irpavi. En el último caudal hay solo una maquinaria pesada que trabaja estos días para proteger a las viviendas que están construidas cerca al río, dos ya están al borde de colapsar. Lamentaron que no haya respuesta desde la comuna para atender el llamado de los vecinos que piden más maquinarias para que realicen defensivos.

“Nosotros tributamos en la Alcaldía central, nos hemos reunido con ayer (jueves) con los técnicos y nos han dicho que iban a traer más maquinarias, pero solo han mandado una tornamesa que no da abasto para defender las casas. Ahora, en las noticias hemos visto que el alcalde ha dicho que van a soltar el agua de las represas y no queremos eso, va a ser peor, el río va crecer y se lo va a llevar todo”, dijo Elena una de las vecinas colindantes con el río Irpavi.

Contó que como vecinos alistan una carta para entregar a Epsas y pedir que suelten el agua dela represa de a poco para evitar tragedia, caso contrario anunciaron con iniciar bloqueos. En el mismo sector del río Irpavi y Aruntaya, los habitantes se organizaron para poner gaviones para precautelar sus viviendas.

Viviendas al borde del río Irpavi. Foto: Gentileza

Pese a las declaraciones de Arias sobre el rebalse de las represas, el interventor de Epsas, Jaime Gutiérrez admitió que el almacenaje de las represas va en ascenso por las lluvias. Agregó que los rebalses serán controlados, pero pidió a las autoridades municipales tomar los recaudos pertinentes. Además, añadió que Arias “mal informa” a la población generando preocupación. 

“Hay que hacer notar al alcalde La Paz que está mal informando a la población, hicimos llegar una nota para que se tomen los recaudos pertinentes en los ríos (…) con el objetivo de que no se produzcan mazamorras para evitar problemas (…). Pedir a la población que se quede tranquila”, declaró a la red Erbol.

En las últimas semanas, las zonas de Bajo San Isidro, Pura Pura y Jinchupalla son afectadas por las lluvias. En la primera hay siete viviendas en riesgo de colapsar y al menos 20 familias perjudicadas. Los vecinos reportaron que las rajaduras en sus inmueble son cada vez más frecuentes y temen por las intensas lluvias colapsen.

En Pura Pura, en la avenida Hernando Siles produjo un sifonamiento que obligó a cortar el tráfico vehicular desde hace más de una semana. Los vecinos piden a las autoridades que aceleren con las reparaciones ya que es una vía troncal porque conecta la zona Ciudadela Ferroviaria, Autopista y El Alto. 

El pasado miércoles, las lluvias provocaron que la plataforma de la calle 17 de Obrajes colapse.

 

Este mismo día un talud cayó en la zona de Jinchupalla, en el macrodistrito de Cotahuma, y afectó a al menos dos vehículos y cuatro viviendas. El alcalde Iván Arias llegó hasta el lugar y señaló que deslizamiento es normal en época de lluvias.

“No hay que generar más alarma, esto es normal porque cae la lluvia y se remoja; éste es un deslizamiento normal”, dijo Arias.

La Alcaldía realiza el retiro de la tierra que cayó. Agregó que los trabajos se prolongarán hasta la medianoche.

En el sector, los vecinos criticaron las declaraciones de Arias, quien hace días atrás dijo que La Paz podría dormir tranquila debido a que la comuna atiende con prontitud las emergencias.

“No sabe ni donde está parado el alcalde, cuando llamas a emergencia no te responden rápido o te dicen que no hay máquinas. No ha hecho trabajos de prevención, ahora solo está yendo a mirar y no hace nada, con una autoridad así cómo vamos a dormir tranquilos”, cuestionó uno de los habitantes.

La concejal Roxana Pérez del Castillo criticó a la Alcaldía de La Paz ya firmó que el alcalde está esperando que al ciudad se desmorone para recién ejecutar 

“Están esperando que La Paz se caiga para aprovechar la desgracia de la gente y generar los recursos para establecer a través de la emergencia una contratación directa y la necesidad de crédito, no vamos aceptar eso. Se tiene 80 millones de bolivianos para riesgos, que un 70% serán destinados a la emergencia. La población espera que se invierta en prevención”, dijo a la ANF.

Pérez de Castillo dijo que corresponde la declaratoria de emergencia en la ciudad porque existen los recursos necesarios.

“Nosotros podemos declarar emergencia porque hay recursos establecidos (…) pero no vamos aprobar créditos millonarios, porque hay ya los recursos”, dijo.

/ANF/