MOVIL 1
escritorio (1)

Iglesia

4 de octubre de 2020 12:34

Francisco publica encíclica donde convoca a "rehabilitar" la política y recuperarla hacia el bien común

El Papa indica que la política ya no es una discusión sana sobre proyectos a largo plazo para el desarrollo de todos y el bien común, sino que se convirtió -muchas veces- en sólo recetas inmediatistas de marketing que encuentran en la “destrucción del otro el recurso más eficaz”.

GDNPOP_POP_71197404 Foto. Avvenire.
ESCRITORIO 1
BANNER AGOSTO 2

La Paz, 4 de octubre (ANF).-  El Papa Francisco ha dedicado el quinto capítulo de su Encíclica “Fratelli Tutti” (Todos Hermanos) a la meditación de la política donde hace un llamado a rehabilitarla y recuperarla, en sí, salir en busca de una “mejor política, sana” que procure el bien común.

“Una vez más convoco a rehabilitar la política, que es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”, señala.

El Papa reflexiona sobre rehabilitar la política, es decir, que no esté sometida a la economía ni al paradigma de la tecnocracia. Remarca la fragilidad de los sistemas mundiales develada por la pandemia del Covid -19.  Propone una “política sana”, capaz de no someterse al dictado de las finanzas. Por eso pide una política de visión amplia que desarrolle un planteo integral de diálogo interdisciplinario que contemple los diversos aspectos de la crisis.

 “Ante tantas formas mezquinas e inmediatistas de política, recuerdo que «la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo. Al poder político le cuesta mucho asumir este deber en un proyecto de nación  y más aún en un proyecto común para la humanidad presente y futura”, afirma el Papa en su encíclica.

Francisco indica que la política ya no es una discusión sana sobre proyectos a largo plazo para el desarrollo de todos y el bien común, sino que se convirtió -muchas veces- en sólo recetas inmediatistas de marketing que encuentran en la “destrucción del otro el recurso más eficaz”.

 “La sociedad mundial tiene serias fallas estructurales que no se resuelven con parches o soluciones rápidas meramente ocasionales. Hay cosas que deben ser cambiadas con replanteos de fondo y transformaciones importantes. Sólo una sana política podría liderarlo, convocando a los más diversos sectores y a los saberes más variados”, señala.

 Para el pontífice, la buena política busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social, para reequilibrar y reorientar la globalización, de esta manera  evitar sus efectos disgregantes. En ese sentido, los políticos están llamados a preocuparse de la fragilidad de los pueblos y de las personas.  

“El político es un hacedor, un constructor con grandes objetivos, con mirada amplia, realista y pragmática, aún más allá de su propio país. Las mayores angustias de un político no deberían ser las causadas por una caída en las encuestas, sino por no resolver efectivamente «el fenómeno de la exclusión social y económica, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual de niños y niñas, trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado”, indica.

Asimismo, en su documento pontificio, el Papa Francisco hace una meditación la división entre un liberalismo tecnocrático individualista y el populismo que en nombre del pueblo lo instrumentaliza para ciertos fines.

En la Encíclica “Fratelli Turri”, a lo largo de sus ocho capítulos, el Papa remarca que en la sociedad  moderna  hay conflicto, desacuerdo y polarización, por eso, hace un llamado a superar estos retos invitando a la  humanidad a redescubrir la capacidad de un “nosotros” de trabajar juntos y compartir un mismo horizonte.

También hace referencia a la crisis producida por la emergencia del Covid-19, donde anima a retomar las oportunidades de esta situación para generar un cambio postpandemia que introduzca la fraternidad y la construcción de una nueva sociedad.

El documento busca la universalidad integradora que deja de lado la  cultura del descarte, por el contrario busca la cultura de la hermandad. Está dirigida a todas las personas de buena voluntad sin reducirse solo al mundo católico.

Puede leer la Encíclica completa aquí:

   Enciclica Fratelli Tutti by ANF on Scribd

///CJL





MOVIL NOTAS

Noticias relacionadas: