Sociedad

27 de julio de 2019 23:34

Mujeres Indígenas: desde 1990 en pie de lucha para la defensa de sus territorios y consolidación de autonomías

En 1990 se marcó un hito que dio continuidad a una lucha histórica de los pueblos indígenas y que luego de más de treinta años aún sigue, para la consolidación de las autonomías indígenas, incluso en el actual gobierno.

20190727_110001 Mujeres indígenas que participan del encuentro sobre Autonomías y Territorio. Foto: ANF
Jub10

San Ignacio de Mojos (Beni), 27 de julio (ANF).- Mujeres indígenas, como Petrona Nosa y Cecilia Moyoviri, vienen acompañando y liderando diversas acciones de lucha en defensa de los territorios indígenas en el oriente Boliviano y son partícipes del encuentro denominado "Dialogo de saberes sobre Autonomía y Territorio", que desde el 26 de julio y hasta el 28 se desarrolla en San Ignacio de Mojos, convocado por las organizaciones del Territorio Indígena Multiétnico - TIM 1 cuyo objetivo es compartir experiencias en la consolidación de las autonomías indígenas así como las problemáticas de acceso a las mismas y la definición de sus territorios.

Fue en 1990 cuando se realizó la primera marcha de los indígenas de tierras bajas, denominada “Por el territorio y la dignidad”, donde más de 300 hombres y mujeres partieron rumbo a la sede de Gobierno, desde Trinidad hasta La Paz, en busca del  reconocimiento y la restitución de sus tierras. 

Desde entonces los pueblos indígenas han realizado varias marchas de protesta en defensa de su territorio, siendo la más conocida la de 2011 “Por la defensa del Tipnis”, que tuvo en su desarrollo la represión de los marchistas por parte de las fuerzas del orden, en la localidad de Chaparina y marcó un momento de inflexión en la relación entre los pueblos indígenas y el gobierno de Evo Morales.

Destacaban en sus filas aquellas mujeres que, tomadas de la mano de sus niños, o con un nuevo ser en su vientre marcharon por el derecho a recuperar sus territorios y su autonomía perdida desde tiempos coloniales, como también por los derechos vulnerados durante la época de la República. 

Cecilia Moyoviri Moye, mojeña trinitaria, vicepresidenta de la subcentral del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), refiere que esta es una lucha ancestral que todavía continúa. 

“Como mujeres nosotras somos madres y defensoras, como los varones, de nuestras tierras, por eso los principios de nuestros ancestros han sido muy valiosos, porque ellos han buscado la ‘Loma Santa’, es decir un lugar donde nosotros vivamos; entonces ancestralmente se luchó para que los nietos y bisnietos tengamos donde vivir, ellos siempre caminaron, no les importaba lluvias, frio, yomomos, lagunas”, afirma Moyoviri. 

Hernán Ávila, Director Ejecutivo del CEJIS, afirma en un artículo que la “Loma Santa” es un lugar sagrado en el Bosque destinado exclusivamente para ellos, idea que sembró una convicción ancestral respecto a la defensa y la lucha de los pueblos indígenas mojeños y trinitarios, quienes desde la colonia anhelan retornar a sus bosques en el sur del Departamento de Beni. 

En 1990 se marcó un hito que dio continuidad a una lucha histórica de los pueblos indígenas y que luego de más de treinta años aún sigue, para la consolidación de las autonomías indígenas, incluso en el actual gobierno y tras la Asamblea Constituyente que constitucionalizó las autonomías indígenas, que pueden constituirse en los territorios ancestrales de los pueblos indígenas.

“Gracias a ellos los territorios se han consolidado con unos títulos, pero el actual gobierno no respeta eso, se ha vulnerado mucho durante trece años”, afirma Moyoviri y expresa que durante la década del 2000 los pueblos indígenas de tierras bajas tenían la esperanza plena de recuperar sus territorios y administrar sus recursos. 

“Hemos marchado porque de verdad pensábamos que se nos incluía y se nos tomaba en cuenta, pero se nos ha mentido durante 13 años y por eso es que ahora estamos en esta lucha de conseguir nuestras autonomías porque lo dice la Constitución, queremos nuestra libre determinación y nuestra libre cosmovisión como pueblos indígenas”, enfatiza Moyoviri. 


Cecilia Moyoviri Moye

Una historia de lucha y coraje por sus hijos y nietos, bajo la amenaza de la usurpación de los recursos en sus territorios

Petrona Nosa, comunaria de San José del Cavitu, fue una de las jóvenes que marcharon en 1990 junto a sus hijos.

“Yo he participado de la marcha el año 1990, hemos ido y sólo hemos conseguido el territorio que hoy lo tenemos, tenemos una casa grande y donde vivirán nuestros hijos, nietos (pero) lo que nosotros ahora queremos (es) tener autonomía para que lo tengan nuestros hijos, ya yo soy viejita, me siento viejita, he ido jovencita (a la primera marcha) tenía mis tres hijitos y seguimos en la lucha”, manifiesta Petrona.

Reflexiva protesta sobre por qué aun los pueblos indígenas del Territorio Indígena Multiétnico (TIM) no gozan de una autonomía plena. 

“Es algo que nosotros pensamos por qué no nos dan (el territorio) si ha habido tantas luchas, tantas reuniones”, enfatiza.

Ambas mujeres coinciden que una de las razones por las que no se ha consolidado la restitución de sus tierras y autonomía es por la existencia de riquezas dentro de los mismos, y consideran que esta será una constante amenaza para los pueblos indígenas. 

“No quieren que nosotros tengamos un territorio porque hay bienes, hay oro, hay de todo en nuestro territorio”, dice Petrona. Por su parte, Cecilia lo confirma: “todos lo territorios y áreas protegidas de Bolivia estamos amenazados porque dentro tenemos riquezas, tenemos petróleo, tenemos los hidrocarburos, tenemos la energía”, dice. 

Sin embargo, ambas mujeres que son el reflejo de todas las mujeres indígenas de tierras bajas afirman su entereza de continuar en la lucha. 

“…por eso las mujeres indígenas vamos a demostrar al pueblo boliviano y al mundo entero que vamos a defender la habitat natural de todos, porque pensamos en las presentes y en las futuras generaciones”, expresa Cecilia Moyoviri. 

Remarcando lo señalado por Petrona y Cecilia, varios Corregidores que participan del encuentro, indicaron que no parece exisitir un interés real de parte del Estado para otorgar las autonomías y respetar sus usos y costumbres, exigiendo que se les concedan los territorios que les corresponden desde sus ancestros, pues no hay un reconocimiento efectivo. Sin embargo, sí pareciera existir interés en otorgar concesiones y titulaciones para empresas que ingresan a explotar recursos en los territorios indígenas.

Diálogo de saberes para consolidar las autonomías

El Territorio Indígena Multiétnico de Mojos - TIM1 realizó una convocatoria al “Diálogo de Saberes sobre Autonomías y Territorios”, un espacio intercomunal y académico que busca realizar un análisis del avance de las autonomías indígenas en el país.

En el encuentro participan diferentes organizaciones de tierras bajas y tierras altas, para compartir sus experiencias y problemáticas respecto al proceso autonómico y la consolidación de sus territorios, quienes trabajaron en tres mesas para reflexionar sobre los temas que hacen al avance de este proceso:

- Mesa 1: Gestión Pública, organización de la autonomía, problemas y desafíos. 

- Mesa 2: Control y defensa territorial, referido a los mecanismos y amenazas.

- Mesa 3: Dimensión material y productiva, ¿de qué vive la autonomía?

El encuentro busca reflexionar pero también impulsar de manera adecuada el proceso de autonomías y generar estrategias de defensa, ante la premisa de que "la titulación de las tierras no garantizó el respeto de las mismas". 

/MJM/SMR



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias