banner movil Torres

Politica

21 de febrero de 2018 22:41

21F: Una jornada en la que también se vivió represión policial y amagos de enfrentamiento

Esta jornada grupos afines al Gobierno y colectivos ciudadanos midieron fuerzas en el país. Los primeros brindaron su apoyo a Evo Morales y lo proclamaron como candidato para el 2019, mientras que los segundos rechazaron tal situación.

poli Policías resguardan el Prado de La Paz. Foto: ANF
gif-a 336x

La Paz, 21 de febrero (ANF).- La polarización que actualmente se vive en el país quedó una vez más en evidencia este miércoles en la que se cumplieron distintas movilizaciones a favor y en contra de la repostulación de Evo Morales, eventos en los que se registraron agresiones entre organizaciones afines al MAS y colectivos ciudadanos, además de la represión ejercida por la Policía.

Desde tempranas horas de esta jornada la ciudadanía de al menos ocho regiones del país acató un paro de actividades convocado por sus comités cívicos en rechazo de la reelección indefinida del primer mandatario.

Los bloqueos y las movilizaciones fueron otras medidas asumidas por los ciudadanos que salieron a las calles en un día que consideran simbólico, dado que un 21 de febrero de 2016 se llevó a cabo el referéndum constitucional en el que la población votó en contra de una nueva repostulación del primer mandatario a las elecciones generales del 2019.

En La Paz, algunos puntos de bloqueo localizados en el centro paceño, como el Prado y adyacentes, fueron rotos por efectivos de la Policía que recurrió al uso de agentes químicos para retirar a los vecinos que se negaban a dar paso a los vehículos.

Se denunció que Raúl García Linera, hermano del vicepresidente, Álvaro García Linera, fue protegido por los efectivos policiales mientras instruía otra de las marchas masistas.

Tiempo más tarde, grupos afines al oficialismo llegaron al centro de la ciudad desde distintas zonas. Las marchas que protagonizaron tuvieron que pasar los sitios de bloqueo donde se registraron amagos de enfrentamiento entre unos que exigían respeto al voto del 21F y otros que apoyaban al Presidente.

Esta escena se repitió en el Prado, ya que las organizaciones ciudadanas comenzaron a protestar mientras la movilización masista pasaba por el lugar. Fueron momentos de tensión porque ambos bandos estuvieron muy cerca de enfrentarse.  

Tras la culminación del acto de concentración en apoyo a Morales realizado en la plaza San Francisco, las organizaciones comenzaron a abandonar por aquel sitio, principalmente, por la avenida Mariscal Santa Cruz. Allí también se registraron algunos amagos de enfrentamientos tras que activistas opositores al Gobierno provocaron a los grupos masistas que pasaban por el sector del Obelisco.

Mientras eso pasaba en la sede de Gobierno, el comandante de la Policía de Riberalta, Edwin Ugarte,protagonizó un hecho que indignó a la población de aquella región beniana. El caso es que el jefe policial arrebató una bandera nacional que estaba en un punto de bloqueo y la tiró el suelo. El acto pudo ser filmado y compartido a través de las redes sociales donde condenaron la acción.  

Si la mañana fue para el MAS en La Paz, en horas de la tarde fue el turno para las plataformas ciudadanas que tuvieron que cambiar de lugar de concentración debido a que algunos grupos del MAS continuaban en la plaza San Francisco, sitio donde estaba previsto el acto en rechazo a la reelección de Evo. 

En ese ambiente se generó otro hecho provocó la indignación de la ciudadanía. El hijo del rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Walter Albarracín, recibió el impacto de un proyectil de gas disparado por un efectivo policial. Ante el hecho, el rector responsabilizó al ministro de Gobierno, Carlos Romero, por haber instruido el ataque contra sus familiares.

/ANF/ 



Publicidad Ministerio de Comunicación

Noticias relacionadas: