BANNER ESCRITORIO LATERAL

Iglesia

6 de marzo de 2022 09:32

Iglesia: Frente al ataque de Ucrania no puede haber neutralidad e inercia

El monseñor indicó que la invasión a Ucrania está causando mucho dolor y destrucción.

WhatsApp Image 2022-03-06 at 8.54.45 AM El arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti. Foto: Iglesia
WhatsApp Image 2022-06-24 at 7.47.55 PM

La Paz, 6 de marzo (ANF). – El arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti agregó este domingo que frente a la invasión a Ucrania no puede existir neutralidad e inercia.

En su homilía del primer domingo de cuaresma, Gualberti manifestó que el ataque a Ucrania ha despertado la indignación y repudio en casi todo el mundo.

Afirmó que “lo que causa más preocupación todavía, es que sobre esta desdicha se ciernen nubarrones de un conflicto mundial y del uso de armas nucleares. Frente a esta agresión que ha despertado la indignación y el repudio en casi todo el mundo, no puede haber neutralidad e inercia”, expresó.

El monseñor indicó que la invasión a Ucrania está causando mucho dolor y destrucción.

“En estos días somos testigos de la invasión armada y arbitraria de Ucrania, que responde a un proyecto expansionista que está causando muchas víctimas sobre todo civiles, tanto dolor y destrucción de edificios públicos y viviendas, y el éxodo, hasta ahora, de un millón y medio de prófugos: niños, mujeres y ancianos”, indicó.

Expresó su solidaridad con Ucrania y afirmó que la Iglesia repudia la violencia, ya que todo pueblo tiene el derecho inalienable de ser gestor de su destino y de vivir en libertad y en paz.

“Adherir al repudio es la verdadera manera de solidarizarnos con ese pueblo agredido, de reafirmar los principios de que el recurso a la violencia es siempre condenable y de que todo pueblo tiene el derecho inalienable de ser gestor de su destino y de vivir en libertad y en paz”, remarcó.

Agregó que “en estos días somos testigos de la invasión armada y arbitraria de Ucrania, que responde a un proyecto expansionista que está causando muchas víctimas sobre todo civiles, tanto dolor y destrucción de edificios públicos y viviendas, y el éxodo, hasta ahora, de un millón y medio de prófugos: niños, mujeres y ancianos”.

/ANF/





BANNER MOVIL INTERIOR NOTAS

Noticias relacionadas: