Publicidad móvil Fe y Alegría

Economía

16 de abril de 2018 23:44

Empresas bolivianas sufren la mayor carga impositiva de América Latina

Los datos emergen de un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulado “Actualización de la presión fiscal equivalente en América Latina y el Caribe”.

parati Fábrica de chocolates Para Ti.
Movil foro innovacion

La Paz, 16 de abril (ANF).- La Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz) concluye que Bolivia es el país con mayor carga tributaria a la renta, utilidades y ganancias de capital en toda América Latina y el Caribe, y ello le resta productividad a la economía y desincentiva a las inversiones.

Basado en un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), titulado “Actualización de la presión fiscal equivalente en América Latina y el Caribe”, Cadinpaz señala que la presión impositiva en Bolivia respecto del PIB alcanza a cerca de 34%, considerando los conceptos de renta, IVA, contribución a la seguridad social y otros, el más alto de toda la región. 

El estudio corresponde al aumento de la imposición a la renta, utilidades y ganancias de capital entre 2011 y 2015 respecto de 2000 y 2004. En este contexto “si se analiza por países (…) el mayor aumento tiene lugar en Bolivia, equivalente a 8,4 puntos del PIB”, expresa una nota de prensa.

En contraposición, Barbados y Jamaica registran incluso descensos de cerca de un punto del PIB en cuanto al cobro de impuestos, según informes del BID, cita la Cámara. Perú es el que tiene más baja carga tributaria, equivalente al 19% del PIB.

Perú es el país con menor presión impositiva en la región con alrededor de 19% respecto del PIB, se desprende del estudio.

La elevada carga impositiva sobre las empresas en Bolivia desincentiva la inversión en los diferentes sectores de la economía, en particular en el sector industrial manufacturero, señala Cadinpaz.

Adicionalmente, a la elevada carga impositiva en Bolivia, los altos incrementos salariales al haber básico y al salario mínimo nacional en los últimos 12 años, restan productividad y competitividad a la producción nacional e incentivan las importaciones y el contrabando de productos manufacturados, agrega la Cámara.

En el análisis empresarial se destaca que en países vecinos como Argentina y Perú, el sector privado recibe apoyo del Estado mediante una serie de incentivos fiscales que incrementan la inversión, producción y generación de empleo; en Bolivia se sigue una ruta de desincentivo a la inversión, manifiesta la Cámara de Industrias de La Paz.

“Para contrarrestar la desaceleración económica en Bolivia, producto de la caída de los precios de las materias primas, se debe incrementar la inversión privada y, en este contexto, el Gobierno Central debe considerar la rebaja en las tasas de contribución tributaria, como el IVA, el IT y el ICE”, concluye Cadinpaz.


/ANF/ 



Noticias relacionadas: