banner movil Torres

Economía

8 de abril de 2019 23:10

Cedib: exploración petrolera afectará el 55% de la reserva Tariquía

Con información técnica sobre los tres bloques: San Telmo, Astillero y Churumas, el experto e investigador en hidrocarburos, Jorge Campanini alertó de las graves consecuencias que conllevará las seis intervenciones previstas en la reserva de flora y fauna.

WhatsApp Image 2019-04-08 at 13.08.12 Jorge Campanini, investigador especializado en hidrocarburos. Foto: ANF
CNC movil
La Paz, 8 abril (ANF).- Las exploraciones hidrocarburíferas previstas en los bloques San Telmo, Astillero y Churumas a cargo de las petroleras Petrobras y YPFB Chaco afectarán al menos el 55% de la superficie de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía, advirtió el investigador especializado, Jorge Campanini del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).

“Todos los bloques y contratos afectan al 55% de la reserva, y no al 0,008% como lo señala el Gobierno (…). ¿Por qué han hecho bloques que atraviesan toda la reserva?, porque hay planes de expandir estos proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos”, afirmó en entrevista con ANF.

El experto detalló que 136.277 hectáreas de las 247.435 hectáreas que comprenden la reserva natural, se verán seriamente comprometidas con los proyectos hidrocarburíferos a los que les dio el Gobierno el visto bueno con ayuda del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), encargada de rezonificar Tariquía de acuerdo a las proyecciones petroleras.

Puntualizó que los bloques que afectan el 55% de la reserva natural comprenden el campo Huacareta, Churumas, San Telmo y Astillero.

Huacareta está a cargo de BG Bolivia Corporation; Churumas al 100% a cargo de YPFB Chaco, ubicado en el núcleo de la reserva; San Telmo Norte con 60% de participación de Petrobras y 40% YPFB Chaco, además de Astillero con 60% de participación de YPFB Chaco y 40% de Petrobras.

El investigador, señaló que seis pozos de hasta más de 6.000 metros de profundidad comprenden los proyectos iniciales de exploración hidrocarburífera; DMO X1 y DMO X2 de 3.200 mts de profundidad; AST X1 y AST X2 de 5.600 mts, además de CHU X2 DE 4.560 Y CHU X3. 

“Esta desesperación del Gobierno por encontrar más hidrocarburos les está llevando al Gobierno a tomar medidas equivocadas como cambiar el Plan de Manejo de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía, el último reducto de bosque bien conservado de Bolivia”, subrayó.

Campanini dijo que llama la atención que el Sernap, creado para proteger las áreas protegidas, haya transformado y desnaturalizado Tariquía mediante la aprobación de un nuevo plan de manejo a través de una resolución administrativa 159/ 2014, que a la fecha no ha sido socializada con las comunidades campesinas que habitan el área.

“Zonas que en el anterior plan de manejo eran de exclusiva protección de cuencas o zonas núcleo o protección estricta, se han reducido a zonas de explotación extractiva y ahí están los pozos San Telmo, se ha desmembrado un pedazo importante de la zona corazón y se le ha puesto otro nombre para que calcen maliciosamente los proyectos Churumas y Astillero, lo que era zona intangible”, explicó.

Campanini dijo que el Sernap ha dejado de ser una entidad creíble de defensa de las AP pues desde la promulgación del DS 2366 recibe casi el 1% del valor del proyecto hidrocarburífero. “Habrá seis intervenciones por 200 millones de dólares; es decir, 2 millones de dólares que recibirá el Sernap, “¿El Sernap va a velar por la reserva y los animales o por las petroleras?”, preguntó.

/JMC/ 


Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias