Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes

Opinión

13 de mayo de 2020 17:39

¿El coronavirus ataca menos en la altura?

AF-ANF-728x90px-UCB-PRENSA-DIGITAL

“La radiación ultravioleta ahora resulta un mecanismo formidable para nuestra defensa ante el coronavirus”, aseguró el médico boliviano Gustavo Zubieta, experto en medicina de altura.

La ciudades que están encima a los 3.000 metros sobre el nivel del mar, están más expuestas a los rayos ultravioletas que vienen del sol y esteriliza las superficies, según un estudio realizado por dicho médico, publicado en el diario La Razón.

El nivel de radiación ultravioleta en la altura ha sido constatado el año 2009 en un estudio realizado por Zubieta junto a científicos daneses.

El médico ha recomendado que se atienda a los enfermos de COVID-19 en hospitales destinados sólo a esa enfermedad y que estén en zonas alejadas de la ciudad como el altiplano ya que allí existe mayor radiación UV.

Recomendó que en el techo de las salas de terapia intensiva existan claraboyas que permitan el ingreso de los rayos y así todo se esterilice de manera natural.

En Bolivia, el primer caso de coronavirus se presentó en una mujer de Oruro que lo importó de Italia.

A raíz de aquello, y cuando se empezó a expandir la pandemia, el gobierno de Añez decretó el 22 de marzo el estado de emergencia sanitaria y la consiguiente cuarentena.

Según información reciente del Ministerio de Informaciones, el total de personas contagiadas comprobadas en Bolivia son 2.437, han fallecido 114 y se han recuperado 258 en casi dos meses.

Sólo haré referencia a los departamentos que están sobre los 3.000 msnm y a los contagiados confirmados.

El departamento de La Paz (que incluye la ciudad de El Alto) que se encuentra entre 3.100 y 4.100 msnm se han contagiado 301 personas y han fallecido 16.

Ocurre que los habitantes de la zona altiplánica de El Alto que alcanzan cerca al millón, no están respetando las normas de seguridad impuestas y se ha convertido en un hervidero de gente. Curiosamente hay pocos contagiados.

Oruro, que está a 3.800 msnm existen 121 contagiados y han muerto y 9 personas. Potosí, que se halla a 4.000 msnm existen 35 contagiados y ha fallecido 1 persona.

En cambio en la ciudad de Santa Cruz, que se halla a 416 msnm, existen 1.537 contagiados, que abarca el 63% de todo Bolivia y han fallecido 55.

Algo parecido ha ocurrido en la región autónoma del Tibet cuya meseta se encuentra a 4.000 msnm enclavada en el Himalaya. Allí ha habido sólo un contagiado que llegó de Wuhan y ni un fallecido.

En el caso de Nepal, que está en un margen entre 1.000 y 4.000 msnm se han presentado 54 casos y ni un muerto, según la OMS.

Por su lado el National Geografic informó que la Universidad de Columbia se encuentra analizando cómo la luz UV podría frenar los contagios al matar al coronavirus en sitios cerrados. Ésta dio a conocer que está desarrollando una técnica en que la luz UV elimina los virus en el aire.

También se ha comprobado que con los rayos UV se esterilizan los instrumentales médicos y habitaciones.

En la actualidad, una empresa cruceña está construyendo aparatos con luces UV para hospitales.

Los rayos UV en exceso, sin embargo, también puede traer efectos contrarios como cáncer a la piel y daños oculares, entre otros.

Comparado con los fallecidos en el resto del mundo, los bolivianos seríamos afortunados, aunque aún no hemos llegado al pico. Lo mismo ocurre con los tibetanos y los nepaleses.

¿Como se explica todo esto? ¿Los datos expuestos corroborarían el estudio médico del Dr. Zubieta?

Todo, sin embargo, está sujeto a confirmación ya que todo lo referente al coronavirus es muy nuevo e incierto.

Verónica Ormachea es periodista y escritora
26_untitled
portal

Opinión

Noticias