Ir al contenido principal
 

Justicia

Juristas cuestionan calidad investigativa de policías y fiscales: Ni siquiera usan el sentido común

La Escuela de Fiscales del Estado formó a 232 Fiscales de Materia que han sido institucionalizados en cuatro programas de formación inicial, “desarrollados con altos estándares de transparencia y calidad”, según información oficial.
27 de abril, 2024 - 17:31
Compartir en:
Foto: Oxígeno
Foto: Oxígeno

La Paz, 27 de abril dLa Paz, 27 de abril de 2024 (ANF).- Desde la falta de sentido común y objetividad hasta un trabajo de patronato al Estado, son algunos criterios que identifican los juristas Manolo Rojas y Jorge Quiroz sobre la calidad investigativa de policías y fiscales, situación que “lamentablemente no refleja las continuas capacitaciones” que reciben.
“La formación es el principal problema, es la génesis de la mala práctica de la investigación”, remarcó Rojas en entrevista con ANF.

Vulneración del principio de inocencia, maltrato, tortura, alteración de supuestas evidencias para forzar la investigación, intimidación sobre investigados para que se sometan a un proceso abreviado, son algunas formas de proceder de policías y fiscales.

Rojas refirió que en el caso del secuestro del bebé Alex, ocurrido en agosto de 2022, el chofer de taxi, Reynaldo Ch., fue el primero en someterse voluntariamente a la justicia cuando se le acercaron personas de civil de inteligencia, “pero cuando lamentablemente pasan las horas y no aparece el bebé Alex deciden agarrarlo a él como culpable”.

Posterior a ello implican a la estudiante de Enfermería Dana P., a la que la policía le dibuja un lunar en el rostro para forzar su parecido al identikit de la supuesta raptora que se hizo el año anterior en el caso del secuestro de la bebé Daylin. 

“En este caso no es solamente que la Policía no ha hecho un trabajo investigativo, sino que ha forzado la investigación, la Policía le pinta con un marcador indeleble un lunar a Dana P. para que se parezca al identikit, realmente esto raya en lo absurdo”, propestó.

La estudiante también fue obligada a desnudarse en celdas policiales frente a los efectivos. “Dana P. en un testimonio entre llanto nos ha contado al estudio jurídico que yo represento, que ella ha sido obligada a desnudarse en las celdas policiales con la finalidad de alimentar el morbo de algunos malos efectivos policiales”.

El abogado Quiroz señaló sobre un reciente caso que, pese a no existir el cuerpo del delito, tras un trabajo fiscal ineficiente, se decide meter presa a una persona, con la consecuente vulneración de derechos.

Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, presenta a investigados. Foto: captura de pantalla

“Veamos el caso de una jovencita que desapareció en Los Yungas, ha desaparecido ella y el novio ha aparecido en La Paz y al novio lo meten preso, entonces, pese a que el ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo) y el ministro de Justicia (Iván Lima) quieran decir que opera el sentido común de que si no existe el cuerpo de delito no se lo debe de meter preso, definitivamente no ocurre eso, ya se vulneró su derecho a la presunción de inocencia y ese es un trabajo fiscal que en estos momentos nos da como resultados una vulneración de derechos”, apuntó.

Marco Loayza, abogado especializado en derechos humanos y gestión judicial, refirió en su columna “Otra ridiculez del Ministerio Público” que uno de actores de “ese podrido andamiaje (del sistema judicial) es, por supuesto, el Ministerio Público, una entidad que en teoría debería defender la ‘legalidad y los intereses generales de la sociedad’, empero las noticias diarias nos muestran todo lo contrario: se ha convertido en un instrumento completamente entregado al poder de turno...”

“El último ejemplo de su falta de criterio y objetividad es la determinación de imputación contra Edgar Villegas por el supuesto delito de ‘Instigación Pública a Delinquir’, que realmente es ridícula, pues desde ahora cada uno de nosotros va a tener que cuidar mucho qué hace con sus páginas de Excel y limitar su libertad de expresión, ya que eso justamente es lo que hizo este ciudadano, quien realizó, en su calidad de ingeniero, un estudio de los resultados de las elecciones de 2019 y determinó irregularidades que fueron completamente confirmadas por la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea…”

El fiscal general del Estado Juan Lanchipa Ponce informó en la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas Final 2023 que, de manera permanente la Escuela de Fiscales del Estado lleva adelante “procesos de capacitación, actualización y especialización, orientados a lograr el perfeccionamiento de conocimientos, habilidades y destrezas profesionales de los Fiscales en ejercicio y servidores del Ministerio Público”. 

“Enfocados en fortalecer las capacidades en litigación, investigación, salidas alternativas para el desarrollo de una persecución penal estratégica e inteligente, el desarrollo institucional, la mejora continua y la gestión de procesos y procedimientos y el fortalecimiento de la atención de víctimas y testigos con énfasis en grupos vulnerables”, dijo.

La Escuela de Fiscales del Estado formó a 232 Fiscales de Materia que han sido institucionalizados en cuatro programas de formación inicial, “desarrollados con altos estándares de transparencia y calidad”, según información oficial.

A partir del Cuarto Programa de Formación Inicial, refirió Lanchipa, se implementó una renovada malla curricular “que responde a los nuevos requerimientos institucionales bajo un enfoque por competencias para el ejercicio idóneo de la gestión fiscal”.

Fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce. Foto: FGE

Quiroz indicó que pese a los grandilocuentes anuncios del fiscal general no hay resultados concretos en la actuación del Ministerio Público y lo que si se observa con claridad es el trabajo de sometimiento al Estado.

“Hoy por hoy los fiscales no utilizan ni siquiera el sentido común para formular sus peticiones, lo que utilizan es ver de cuidar al Estado para que el Estado engañe noticiosamente a la población y la población se ocupe de otras cosas en vez de que sepa la verdad de lo que está ocurriendo”, enfatizó.

El jurista dijo que lamentablemente quienes desempeñan sus funciones en el Ministerio Público lo hacen como un trabajo de patronato al Estado, es decir, “el Estado me paga mi sueldo y yo no debo hacerle perder, entonces, bajo ese criterio está trabajando el Ministerio Público y los resultados son extremadamente deficientes”.

Rojas dijo al respecto que los fiscales de materia “lamentablemente no tienen un criterio objetivo” y en el caso de que haya uno idóneo, es “castigado” por sus superiores que solo buscan tener subalternos obedientes.

“Yo como abogado dentro del caso Zapata le digo, la fiscal Sarina Guardia emite con total objetividad y dice ‘debe retirarse la acusación, en este caso no hay pruebas, este caso es un caso armado’ ¿Cuál es la respuesta? La cambian de La Paz a El Alto, la castigan, no se premia al fiscal idóneo, al fiscal que tiene objetividad, se premia a aquel fiscal que sigue como oveja las determinaciones y los caprichos de un fiscal departamental”, apuntó.

Indicó que si bien, como dicen las autoridades, el 50% de los fiscales de materia son de carrera, “si miramos hacia el fiscal departamental, vemos que es interino”.

“Un fiscal departamental que ha durado años en esa calidad de interinato no es posible, debe haber un fiscal de carrera que asuma, según la ley, según la normativa, ese cargo tan importante”, apuntó.

Forenses del IDIF en la escena del crimen. Foto: Infobo Bolivia

/LFC/

Opinión