BANNER ESCRITORIO LATERAL

Iglesia

3 de abril de 2022 12:02

Iglesia condena linchamientos físicos y lapidaciones morales

Remarcó que “no se trata sólo de los linchamientos físicos, sino también morales, las lapidaciones de palabra".

WhatsApp Image 2022-04-03 at 9.00.12 AM El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti. Foto: Iglesia
WhatsApp Image 2022-06-24 at 7.47.55 PM

La Paz, 3 de abril (ANF). – Durante la homilía de este domingo, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti condenó el linchamiento de personas y las lapidaciones en las redes sociales.

Gualberti, lamentó que siempre esté presente en nuestra sociedad el recurso de hacer justicia por mano propia, pese a estar penado por la ley de los hombres y ser un pecado gravísimo ante Dios.

“El testimonio de Jesús, también, cuestiona a la raíz el recurso a la justicia por mano propia, como son los linchamientos, una práctica lamentablemente siempre presente en nuestra sociedad. Estos hechos, además de ser crímenes penados por ley, son un pecado gravísimo ante Dios, porque la vida es un don de Él y nadie y por ningún motivo se la puede quitar a los demás”, agregó.

Remarcó que “no se trata sólo de los linchamientos físicos, sino también morales, las lapidaciones de palabra, que hoy, en la era de la comunicación globalizada y de las redes sociales, se difunden por todo lado en forma incontrolable”.

Agregó que a menudo, la opinión mediática se erige a tribunal inapelable, juzgando y condenando a la muerte moral a personas o instituciones, condicionando incluso a los administradores de justicia.

También exhortó a reconocer nuestras situaciones de pecado y cambiar nuestra conducta antes que pretender cambiar a los demás.

Señaló que a menudo, la opinión mediática se erige a tribunal inapelable, juzgando y condenando a la muerte moral a personas o instituciones, condicionando incluso a los administradores de justicia.

La actitud de los fariseos de prejuzgar y constituirse jueces de los demás es una tentación presente también en nosotros. Por eso es muy importante acoger el pedido de Jesús que nos pide reconocer nuestras situaciones de pecado y cambiar nuestra conducta antes que pretender cambiar a los demás.

/ANF/





BANNER MOVIL INTERIOR NOTAS

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias