Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Iglesia

1 de diciembre de 2019 11:51

El Papa Francisco escribe una carta sobre el significado del pesebre de Navidad

El Papa visitó el santuario del Pesebre, en Greccio, lugar donde en el siglo XIII san Francisco de Asís armó la primera representación del nacimiento de Jesús en Belén.

Pesebre Santuario del Pesebre, en Greccio. Foto: Vatican News

La Paz, 1 de diciembre (ANF).- El Papa Francisco publicó hoy,  la carta Admirabile signum, con ocasión de su visita a Greccio donde se halla el santuario del pesebre, sobre el significado y el valor del Belén navideño. En ésta explica el sentido del pesebre, como un Evangelio vivo, y anima a conservar la tradición familiar de armarlo, tanto en los hogares como en los lugares de trabajo, hospitales, cárceles y plazas.

Recogiendo lo que señala el texto bíblico, en los Evangelios, sobre el nacimiento de Jesús en Belén, como inspiración para el arreglo del pesebre navideño, el Papa señala también que “el belén contiene diversos misterios de la vida de Jesús y nos los hace sentir cercanos a nuestra vida cotidiana”.

En su carta, recoge la tradición del armado del pesebre, iniciada por san Francisco de Asís en el siglo XIII –en Greccio-, como narran las Fuentes Franciscanas: “Quince días antes de la Navidad, Francisco llamó a un hombre del lugar, de nombre Juan, y le pidió que lo ayudara a cumplir un deseo: «Deseo celebrar la memoria del Niño que nació en Belén y quiero contemplar de alguna manera con mis ojos lo que sufrió en su invalidez de niño, cómo fue reclinado en el pesebre y cómo fue colocado sobre heno entre el buey y el asno». De donde, hasta hoy, se ha continuado la creación de las imágenes del belén navideño.

El Santo Padre afirma en su carta que “San Francisco realizó una gran obra de evangelización con la simplicidad de aquel signo” y se pregunta: “¿Por qué el belén suscita tanto asombro y nos conmueve?”. Con lo que quiere enfatizar que éste manifiesta la ternura de Dios, así como “ayuda a imaginar las escenas, estimula los afectos”.

La carta continúa la reflexión sobre los significados que esas imágenes del pesebre evocan para la vida de los creyentes, haciendo especial énfasis en la presencia de los pobres, para plantear que “ellos también están cerca del Niño Jesús por derecho propio, sin que nadie pueda echarlos o alejarlos de una cuna tan improvisada que los pobres a su alrededor no desentonan en absoluto. De hecho, los pobres son los privilegiados de este misterio y, a menudo, aquellos que son más capaces de reconocer la presencia de Dios en medio de nosotros”, señala Francisco.

Concluye el escrito indicando que “no es importante cómo se prepara el pesebre, puede ser siempre igual o modificarse cada año; lo que cuenta es que este hable a nuestra vida. En cualquier lugar y de cualquier manera, el belén habla del amor de Dios, el Dios que se ha hecho niño para decirnos lo cerca que está de todo ser humano, cualquiera que sea su condición”.

SMR//ANF



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias