banner movil Torres

Economía

3 de enero de 2019 17:56

Pablo Villegas: con Evo la minería estatal está en proceso de extinción

El investigador del Cedib afirmó que el Gobierno de Evo Morales jamás fue estatista y claro ejemplo es lo que sucede con la minería con una Comibol cada vez más debilitada y dependiente de un Ministerio de Minería que le dio mayor protagonismo al sector privado en desmedro del Estado.

pablo Pablo Villegas, investigador del Cedib. Foto: ANF
Gif_campaña-2019_300x55_2
La Paz, 3 enero (ANF).- Si la minería estatal estaba en situación crítica con los gobiernos neoliberales, hoy se encuentra en proceso de extinción con Evo Morales, afirmó el investigador especializado en extractivismo del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), Pablo Villegas.

“Si se ve en minería debemos estar entre el 3 al 4% de la producción estatal,  que viene cayendo desde el 2012 cuando estaba en 9%, es un sector en desaparición. Y en hidrocarburos con optimismo está por el 15% la participación de YPFB en la producción, el resto no tiene importancia, excepto de energía”, señaló.

Autor de varios libros, Villegas consideró que el Gobierno del MAS nunca fue estatista y que las empresas que creó son ineficientes al punto que deben contratar a privadas para que se hagan cargo de procesos de licitación, para que fiscalicen la ejecución de obras y otra serie de tareas que debían asumir las entidades públicas, lo cual generó relaciones de corrupción y mayores costos al Estado.

“Si vemos los antecedentes como partido, el MAS no estaba a favor de la nacionalización y ni siquiera del levantamiento de octubre de 2003 (…). Ahí están las declaraciones de Evo Morales lavándose las manos y deslindándose de responsabilidades, y después el tratamiento que dan a las empresas transnacionales no es estatista porque no crea un peso preponderante desde el Estado”, señaló en entrevista a ANF.

Recordó que el Gobierno prometió nacionalizar la minería en mayo de 2006 y no pasó nada. “También ofrecieron nacionalizar los ferrocarriles y tampoco lo hicieron y las empresas estatales que hay, no cumplen con el rol básico de nacionalización porque esa actividad económica no puede estar en manos privadas”, señaló. 

En análisis de Villegas, el tipo de empresa estatal actual que depende del Gobierno y de sus políticas proselitistas, es el peor creado en la historia, pues no se encuentra blindado ni cumple su trabajo con autonomía de gestión. “No se puede entender por qué tienes a Vinto separado de Huanuni, por qué no se refunde la empresa de fundiciones. Hubo propuestas interesantes pero todo fue desechado, y tenemos fraccionamiento”, dijo.

El actual Gobierno en lugar de refundar la Comibol -dijo que Villegas- le restó poder en la política minera y le quitó autonomía al depender de manera directa del Ministerio de Minería. “Cuando llegó el neoliberalismo segmentó a las empresas estatales, que siempre incomodaban, el neoliberalismo trata de destrozarlas y lo logra, pero el Gobierno lleva las cosas al límite en el que está ahora la minería”, manifestó.

Más allá del patrimonio dijo que las actividades económicas por su carácter estratégico no deberían estar en manos de los privados y por eso la importancia de la nacionalización de la minería al tratarse del manejo y explotación de los recursos no renovables.

Sin embargo señaló que el actual modelo debilitó a la Comibol al punto que darle mayor protagonismo al sector privado, como a las grandes y medianas empresas, pero sobre todo a la expansión de las cooperativas mineras, que a su vez es un sector terciarizado de la gran minería.

“La creación de empresa estatal que no es tal por la dependencia directa del Ministerio ha dado lugar a cambios de directores semestrales e interinos, lo que debería haber hecho es que el Estado desempeñe esa actividad pero crear la empresa protegida del Gobierno de turno (…). Terminamos con el ingenio de Huanuni, ya hasta parece que es mentira, que inauguran un ingenio sin agua”, sostuvo.

Recientemente, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que modifica la Ley 535 de Minería y Metalurgia y la Ley 845, que incorpora el Contrato Cooperativo Minero (CCM) para posibilitar a las cooperativas mineras operar en áreas fiscales y participar en toda la cadena productiva.

/JMC/ 

Suscríbase
Si desea recibir y tener acceso a la más completa información de Bolivia, debe suscribirse a uno de los planes que le presentamos a continuación.

Ver planes de suscripción

Noticias relacionadas: