banner movil Torres

Cultura y farándula

30 de junio de 2019 09:30

Robi Draco Rosa: "Es un milagro estar vivo y estoy tan agradecido con el universo"

EXCLUSIVA: ANF habló con el cantante de orígenes Robi Draco Rosa, quien está listo para llegar a Bolivia y dar todo lo que pueda en su concierto, este sábado 6 de julio, en el Salón Libertador del hotel Real Plaza de La Paz.

Draco Rosa 3 Robi Draco Rosa. Foto: Cortesía Sala A1 Producciones.
CNC movil

Karen Gil.-

La Paz, 30 de junio (ANF).- El cantante Robi Draco Rosa está en una nueva etapa de su vida. Como él dice, ha renacido después de vencer, en agosto del año pasado, a un duro cáncer en el hígado que lo aquejó desde 2011. Y así llegará a Bolivia el próximo sábado 6 de julio, listo para dar lo mejor de sí al público paceño. Es la segunda vez que visita el país, pero espera su concierto como si este fuera el primero.

En una entrevista con la ANF, Draco habló sobre el concierto de 2015 en La Paz, su renacimiento, su proceso creativo actual, su labor de ayudar a los pacientes de cáncer, a través de la recaudación de fondos, y su trabajo para impulsar el uso de la cannabis con fines curativos. Además, detalló sus proyectos y lo complicado que fue desenvolverse dentro del sistema de la música.

Está listo para cantar varios de sus éxitos, pero también las canciones de Monte Sagrado (2018), su nuevo disco que salió luego de su recuperación de su larga batalla y que es una oda a la vida.

El autor de Vagabundo, uno de sus discos más reconocidos y que este año cumple 23 años, se encuentra en un proceso de investigación para experimentar dentro de la música y espera encontrar algo en Bolivia que aporte a esa búsqueda.

Draco —autor de "Livin la vida loca", éxito de Ricky Martín— divide sus días entre la música y su trabajo en la fundación Vox Forte Alliance que trabaja, a través de la venta de café que la familia de Draco produce, para recaudar fondos para los pacientes que requieren médula ósea.

Este polifacético artista se presentará este sábado 6 de julio en el Salón Libertador del hotel Real Plaza, en La Paz, en una producción de Sala A1 Producciones.

ANF.- ¿Qué esperas de este nuevo concierto en La Paz?

R.D.R.- No voy con expectativas, llego a Bolivia como si fuera la primera vez siempre, llego con (la idea de) buen compartir, espero que la selección que hice de canciones sea el agrado de todos. Va hacer un repaso de temas de los grandes éxitos. Voy para allá con esa vibra de disfrutar el momento, sin ninguna expectativa, esperando que funcione este compartir, celebrar la vida, dar todo lo que pueda dar a los fans y a los que estén presentes en ese momento.

ANF.- En el concierto de 2015, además de enfrentarte con la altura de La Paz, tuviste que lidiar con el frío y la nieve, pero pese a tu estado de salud continuaste ¿Qué es lo que más recuerdas de ese momento?

R.D.R.- Ese momento fue increíble. Hacía poco que había salido del hospital, aún estaba frágil y cuando subí (al escenario) iba con un tanque de oxígeno y yo estaba de miedo con mi tanque de oxígeno y ¿sabes qué? nunca lo pude usar. Increíble, qué momento más espectacular. Increíble ese público que llegó a ese momento pese al frío, que cantaba tan cerca, con mucho cariño. Fue muy especial, no me lo esperaba.

ANF.- Tras tu recuperación, ahora estás en otra faceta de tu vida ¿cómo la estás viviendo?

R.D.R.- He tenido un cambio radical en mi vida. Estoy comenzando de cero, todavía estoy a punto de ponerme los pañales, la hora cero.

ANF.- Este reempezar se siente en el nuevo disco, Monte sagrado, ¿cómo te ha encontrado este proceso?

R.D.R.- Es un milagro estar vivo y estoy tan agradecido al universo. Hay un propósito ahora, está la Fundación Larga Vida, que tenemos, haciendo aportaciones por ese lado, se ha sumado el cannabis. Está la producción de café, que como Fundación Larga Vida hemos venido haciendo cosas, siendo un servidor a los otros seres humanos, todo lo que se trata de hacer es para contribuir. Es un buen momento, un momento lindo, con gente linda.

ANF.- A partir de tu experiencia en tu recuperación con el cannabis, además de otras terapias, tu propuesta es precisamente que se debata su legalización  para uso medicinal contra el cáncer ¿En qué anda eso?

R.D.R.- En el tema del cannabis que es ilegal, es estúpidamente ilegal. Utilizándolo (para el tratamiento) me ha ido muy bien. Pero siempre era difícil conseguirlo, llegaba ahí al dispensario y me decían ‘no ha llegado’ o ‘ya no queda’, ‘vente a la semana que viene’, cuando yo lo necesitaba ya. Entonces eso me inspiró a que era necesario compartir, vi como buena decisión y me apunté (a comercializar) y estamos colaborando con lo que ha sido un gran éxito (...) Estamos apoyando (su distribución y el apoyo a los pacientes) pero no solo a través de la venta de café, sino con la Fundación Larga Vida, que ahora está en pañales pero vamos bien. Pero todo este trabajo ha sido muy duro, toda la parte legal.

ANF.- Musicalmente ¿por qué momento estás atravesando?

R.D.R.- Las últimas canciones son más..., es raro cuando hay que darle una etiqueta. Últimamente hay más rock and roll, pero hay otros géneros. He tendido otros discos más rocanroleros (…) Estoy en un momento muy bonito, pero creo que en el futuro cercano voy a hacer más investigaciones frecuentes, experimentos, aportes y creo que es un proceso (…).

ANF.- ¿Qué proyecciones tienes para esta búsqueda?

R.D.R.- No sé, creo que es lo desconocido, siento que a través de los viajes, por ejemplo a Bolivia, sé que hay gente que comparte, que vive con pasión. Estoy abierto, toda la vida, en todos los discos lo estuve. (…) Eso lleva tiempo, pero estoy preparado para comenzar, me interesa mucho.

ANF.- Tu carrera como cantautor la hiciste dentro del Mainstream pero tu música y tu imagen han sido rebeldes ¿ha sido fácil lidiar en este sistema?

R.D.R.- No ha sido fácil. Pero siempre es parte de las artes, de la música, que es el compañero de viajes. Obviamente el camino es largo; vas a travesar por las dudas, la desesperación, la ansiedad (...) He sobrevivido; el compromiso es con la música, con el arte. Creo que en hoy día no es fácil, pero si eres fiel a tu pasión y tu decisión siempre te van a cuidar vaya donde vayas.

ANF.- ¿Hubo algún momento te has chocado con algún muro muy fuerte dentro de este sistema?

R.D.R.- Siempre, siempre va hacer así, aún no estoy en un velero, sabes; aún no he llegado a donde tengo que llegar. Siempre hay una muralla, siempre, todos los años. Lo que ha mejorado es la actitud, el manejo cuando al frente hay una muralla, encontrar la paz y pedir un poco ayuda (…) Tras esa muralla que pensamos que podamos enfrentarlos solo, hay que descartarlo, es más fácil o más manejable si pedimos ayuda.

ANF.- Después de la gira ¿qué proyectos tienes para este año?

R.D.R.- Ahora mismo, hay varios viajes más en Latinoamérica. Hay un evento lindo en Puerto Rico, que es el Festival Larga Vida, que es un proyecto familiar, con mucha educación, mucha esperanza, con comida saludable. Me estoy dedicando a la fundación. Estoy preparando otras canciones. Y queriendo tocar en varios países, y mantener este tema de la exploración. Estoy buscando información en qué países se trabaja con las plantas medicinales, para apuntarme, A ver si encuentro algo en Bolivia, valdría la pena llegar y aprender en otro nivel.

/KG/



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias