Ir al contenido principal
suscríbete a la ANF
Dolar: venta Bs 6,96 | compra Bs 6,86
suscríbete a la ANF
 

Cultura y farándula

Arte y espiritualidad: remozan el balcón del coro musical en la parroquia de San Ignacio de Moxos

Este espacio evoca el arte de la pintura y el tallado de sus antepasados y es una manera de resaltar el arte y servicio del coro de música misional del cabildo indigenal de San Ignacio de Moxos.
26 de noviembre, 2023 - 16:09
Compartir en:
El remozado balcón del coro de música misional del templo de San Ignacio de Moxos.  Foto: Parroquia de San Ignacio de Moxos
El remozado balcón del coro de música misional del templo de San Ignacio de Moxos. Foto: Parroquia de San Ignacio de Moxos

La Paz, 26 de noviembre de 2023 (ANF).-  Con bellos colores y artísticos  tallados de madera, el balcón del coro musical del cabildo indigenal en la parroquia de San Ignacio de Moxos, Beni, luce un nuevo y singular aspecto que evoca el antiguo arte barroco de la época misional.

“Esta obra tiene como objetivo dar continuidad a todos los trabajos que se vienen realizando en el templo para recuperar el antiguo arte barroco misional de los antepasados moxeños y dar visibilidad a la obra cultural que ellos tenían”, informó a la ANF, María Eugenia Carrizo, misionera y asesora de la Pastoral Juvenil Rural de San Ignacio de Moxos.

Se trata de una obra impulsada por la misma parroquia de San Ignacio de Moxos que trabaja continuamente para recrear los antiguos estilos artísticos del templo y remozar muchos de los espacios que hay sus instalaciones. Por ejemplo, las columnas, pinturas, portones principales, entre otros, han sido objeto de restauraciones y recreaciones.   

“La obra del balcón está recreada a partir de piezas y elementos que estaban en el antiguo templo misional y en la ornamentación inicial. Por ejemplo, en los bancos y los tallados del púlpito, que son del primer templo de San Ignacio de Moxos, de hace 334 años”, explicó Carrizo.

Gracias al magistral trabajo de tallado que desarrolló el maestro moxeño Eloy Teco y al diseño y composición policrómica del artista paceño Yodi Quisbert, la obra adquiere un importante y significativo valor simbólico para el pueblo ignaciano porque evoca el arte de la pintura y el tallado de sus antepasados y es una manera de resaltar el arte y servicio del coro de música misional del cabildo indigenal de San Ignacio de Moxos.  

 

“Es darle lugar y el significado que tiene el coro musical misional del gran cabildo indigenal de San Ignacio, que viene sosteniendo esta música heredada de los antepasados hasta nuestra fecha. Ellos son servidores, no son un espectáculo musical, sino que simplemente son ministros que nos permiten rezar como lo hacían los antiguos”, añadió Carrizo. 

Precisamente, en una publicación en su cuenta de Facebook, la parroquia de San Ignacio de Moxos explica que el remozado balcón es un homenaje al Coro Musical de la parroquia que también es celebrado por la fiesta de Santa Cecilia, patrona inspiradora de los músicos. 

“El Coro Musical del Gran Cabildo indigenal mantiene el espíritu, heredado de los ancestros, de elevar sus cantos a Dios. Por eso, cuando canta no hace exhibición de sí, sino que canta desde ‘el coro’ donde nadie los ve, haciendo que la música caiga del cielo como si música de ángeles se tratara. El ‘coro’ renovado que reproduce los ángeles que tocan los instrumentos tradicionales del Coro Musical, junto con Santa Cecilia que toca el violín y tiene un bajón en el fondo, quiere representar precisamente este espacio celestial del cual proviene la música que nos acerca a Dios”, cita la publicación. 

Finalmente, Carrizo aseguró que este tipo de trabajos simboliza para la parroquia “el compromiso de seguir acompañando la cultura de este pueblo moxeño”.

“También es un compromiso con el gran cabido indígenal para seguir acompañando su caminar, sus formas de ser y proceder, especialmente, en cuanto a la espiritualidad. Quiere ser también una inspiración para que los jóvenes no se alejen de su cultura”, refirió. 

Etiquetas

  • San Ignacio de Moxos
  • Beni