Ir al contenido principal
 

Cuidado de la casa común

Expertos critican al Gobierno por tener doble moral y abandonar la agenda ambiental en Bolivia

Diferentes organizaciones presentaron la publicación "Análisis de los compromisos climáticos de Bolivia desde la sociedad civil".
15 de agosto, 2023 - 16:15
Compartir en:
Foto: ANF.
Foto: ANF.

La Paz, 15 de agosto de 2023 (ANF).- Expertos en medioambiente criticaron al gobierno de Luis Arce por tener una doble moral cuando en el extranjero pide defender el medioambiente; sin embargo, la voluntad política en territorio nacional es reflejada con el abandono de la agenda ambiental.

Marcos Nordgren, investigador de la Plataforma Boliviana de Acción Frente al Cambio Climático (PBACC), recordó que el presidente Arce estuvo en la IV Cumbre Amazónica que se desarrolló en la ciudad de Belem do Pará, norte de Brasil, donde señaló que la crisis climática, que también afecta a la Amazonía, es un problema que debe ser encarado por todos los países del planeta y no sólo por algunos. 

“La doble moral de la que estamos hablando tiene que ver también que afuera necesitamos exigir el compromiso de financiamiento de los países desarrollados, que son los principales causantes de la crisis climática. Sin embargo, a nivel nacional, nos enfrentamos a una crisis económica y a una falta de voluntad política que está dejando la agenda ambiental, al punto que se está convirtiendo en una agenda de seguridad alimentaria, hídrica y energética. Hay una contradicción que tiene que ser resuelta”, dijo Nordgren. 

En la Cumbre, el primer mandatario destacó que la Amazonía enfrenta una serie de desafíos críticos, como la crisis climática, sequías más intensas y prolongadas, patrones de lluvia alterados y un aumento en la frecuencia e intensidad de los incendios forestales. Sin embargo, fue identificado como uno de los presidentes que rechazó la aprobación de un acuerdo para terminar con la deforestación hasta el 2030.

El vocero de Fundación para el jubileo, Herbert Irahola, dijo que el gobierno de Bolivia mostró su doble moral en ese encuentro internacional, porque tiene que responder a sus sectores que practican el extractivismo en los bosques del Amazonas.

La vocera de Desafíos ODS “Juventud en construcción”, Estefanía Carrión, indicó que el modelo extractivista es una respuesta a las demandas del Norte global, versus los países del Sur, porque Bolivia expresó su preocupación por la reducción de agua potable en algunas regiones.

Diferentes organizaciones presentaron la publicación "Análisis de los compromisos climáticos de Bolivia desde la sociedad civil". El documento será entregado de forma oficial a las autoridades nacionales. 

 

Compromisos 

Los compromisos climáticos de Bolivia avanzan, pero aún son insuficientes para atender el déficit hídrico, el riesgo en la producción de alimentos y la preservación de bosques. Esa es la conclusión a la que más de 40 organizaciones de la sociedad civil llegaron en diferentes eventos de análisis de la actualización de los Compromisos Nacionales Determinados de Bolivia (NDC). 

Las conclusiones advierten avances, pero también falencias, en las 32 metas actualizadas por el Gobierno para afrontar la crisis climática en los sectores agua, agricultura, bosques y energía.

"La actualización de los NDC es un paso importante que nos ayuda a entender hacia dónde transitamos en cuanto a políticas de cambio climático. Es un avance positivo para los cuatro sectores. Sin embargo, junto con este reconocimiento, es necesario sostener que este paso aún resulta insuficiente frente al gran desafío que representa la crisis climática para un país vulnerable como Bolivia", manifestó el investigador de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático (PFBCC), Marcos Nordgren.

En abril de 2022, el Estado presentó la actualización de los NDC, que son los compromisos climáticos nacionales asumidos ante el mundo en tiempos de emergencia para frenar el calentamiento global. Constituyen un ejercicio para identificar los aportes que puede hacer el país y las prioridades que deben ser atendidas ante los impactos de la crisis climática.

El análisis de estos compromisos se llevó a cabo en 6 eventos presenciales en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Tarija y Cobija. Se involucró a más de 500 representantes de la sociedad civil, dirigentes indígenas, funcionarios municipales, académicos, universitarios, activistas y colectivos ciudadanos.

"Entre las reflexiones y preocupaciones recogidas en estos encuentros están las que giran en tomo al agua. Hay preocupación porque las metas principales no están muy bien relacionadas con la problemática de déficit hídrico que enfrentaremos en 2030", señaló la coordinadora departamental de la Plataforma Boliviana de Acción Frente al Cambio Climático (PBACC), Mónica Curtiñez.

Añadió que en el tema de bosques las conclusiones han mostrado que no se garantizan los recursos necesarios para disminuir la deforestación en Bolivia. 

Dentro del documento "Análisis de los compromisos climáticos de Bolivia desde la sociedad civil", el déficit hídrico, que hoy ya causa alerta en varios puntos del país, no es la única preocupación advertida. La agricultura y su importancia en el acceso a los alimentos también toma relevancia.

“En agricultura, los NDC presentan metas claras, pero lamentablemente carecen de un plan estratégico que facilita su realización. Esto pone en riesgo la canasta familiar, dado que alrededor del 60% de las familias dependen de la agricultura y el 90% de la alimentación de los bolivianos proviene del campo. Esto, sumado al problema hídrico, ya está generando una gran dificultad en el sector rural", afirmó la coordinadora de Pro Pacha, Azul Tanfa.

En cuanto al tema energía, a diferencia de muchos otros países en el mundo, el sector de la energía en Bolivia representa menos de 30% de las emisiones nacionales de Gases de Efecto Invemadero. Es el segundo sector de importancia en su contribución de emisiones, después de la deforestación y transformación de la cobertura vegetal para ampliación de la frontera agropecuaria, principalmente.

Sin embargo, pese a su menor relevancia relativa en cuanto a sus contribuciones a las emisiones nacionales, es importante considerar que casi 95% de la energía total consumida en Bolivia es de fuente fósil.

"Como país debemos eliminar nuestra dependencia a los combustibles fósiles", advirtió Tarifa.

Para finalizar, Nordgren apuntó que es importante llamar la atención sobre el peligro de endeudamiento que están corriendo países como Bolivia. Manifestó que gran parte del financiamiento que llega al país para el tema climático se otorga en forma de créditos que se acumulan y luego deben ser pagados.

"Reiteramos la importancia que tienen los mecanismos de financiamiento y de cooperación vinculados a la negociación climática, como es el Mecanismos Desvinculados del Mercado de Carbono (artículo 6.8 del Acuerdo de Paris). Es una de las áreas donde el Gobierno y la sociedad boliviana debemos impulsar un mecanismo alterativo que nos permita acceder a financiamiento oportuno y suficiente para implementar las metas de los NDC que dependen de la disponibilidad de recursos financieros extremos", expresó.

 

//PP//FPF

Etiquetas

  • Medioambiente
  • Luis Arce Catacora