Ir al contenido principal
Dolar: venta Bs 6,96 | compra Bs 6,86
GIF ANF suscríbete
 

Opinión

“Normalizar” el escenario transitorio de escasez de dólares

21 de Febrero, 2024
Compartir en:
JUAN PABLO QUIROZ SERRANO

El acuerdo económico, productivo y empresarial firmado el 19 del presente, tiene el objetivo de normalizar el escenario transitorio de escasez de dólares”, les creo y debiera preocuparnos a todos.

Un año ha transcurrido desde que se empezó a sentir la falta de divisas en el país, impidiendo acceder a nuestras propias cuentas en dólares, realizar retiros o recibir giros en dicha moneda; colas para conseguir divisas para realizar transacciones, enviar giros o buscar refugio a nuestra riqueza, reapareciendo después de 40 años mercados paralelos y tipos de cambio diferenciados (bancos, casas de cambio, librecambio, en frontera, dólar vehículo e inmueble, etc.); acompañado de falta de transparencia, interrumpiendo deliberadamente las publicaciones semanales de la situación de las reservas internacionales (RIN).

Dicha sintomatología resulta del pésimo manejo económico que arrastra el país hace ya mucho tiempo, por ejemplo, hace menos de 1 año que quebró el Banco FASSIL debido a créditos relacionados y otras irregularidades con la venia de las autoridades; la sustitución de las AFPs por la Gestora estatal, poniendo en riesgo la jubilación de cientos de miles de ciudadanos; hace año y medio se estableció una tasa impositiva de 4.8% a las ventas brutas de oro, convirtiéndose en el principal producto de exportación mientras que las recaudaciones impositivas son irrisorias. Hace 3 años que las divisas fueron superadas por el oro de nuestras reservas, algo no visto en décadas; 8 años desde que volvieron a aparecer los déficits comerciales gracias al modelo basado en la demanda; así como la deuda total (externa + interna) superó a las RIN.

Nueve años desde que las RIN llegaron a un tope y de ahí una caída en picada por la disminución de yacimientos de gas; 10 desde de la aplicación del segundo aguinaldo “esfuerzo por Bolivia” que fue a premiar la creciente planilla de burócratas y su masa salarial en una economía con el 80% del sector informal, lo que no fue sostenible porque se requiere un crecimiento del 4.5% de la economía.

Doce años que se empezaron a emitir bonos soberanos, no obstante a tener superávits comercial y fiscal, por tanto, no ameritaba, comprometiendo los recursos a futuro, ahora somos el segundo país de mayor riesgo país de la región; deuda que no fue destinada mínimamente a mantener la capacidad productiva del país, como la exploración de nuevos yacimientos. Así, la fracasada estrategia de industrialización solo ha significado un desangramiento de recursos, ya que muy pocas empresas públicas generan excedentes, sino que succionan divisas de la economía para mantener estructura de costos, en especial pegas con sueldos estratosféricos.

Trece años desde que se viene violando sistemáticamente la ley del BCB que le impide otorgar créditos al sector público, tales como ENDE, YPFB, el Ingenio Azucarero San Buenaventura, o Yacimientos de Litio por mencionar algunas, pero la recuperación de los fondos es por demás dudosa.

Catorce años desde que se congeló el tipo de cambio, el comercio internacional lo ha sobre apreciado en términos reales, y la dinámica interna ha encareciendo la divisa; 16 desde que la deuda interna superó a la externa, y ahora, juntas superan el 80% del PIB; 18 desde que se iniciaron las falsas nacionalizaciones que no pudieron encontrar una gota de petróleo ni una molécula de gas nueva; así como regalos suntuosos (edificios, vehículos, etc.) a los “movimientos sociales”, palacios y alfombras persas a los jerarcas; 24 desde que se congeló la tarifa de la gasolina y el diésel, presionado por el creciente parque automotor y las salidas de contrabando con funcionarios inmiscuidos.

El acuerdo gobierno/empresarios NO ataca a la raíz del problema, CORRUPCIÓN y DÉFICIT GEMELOS, los ingresos que generan las arcas públicas y las exportaciones son inferiores a los egresos, mientras no se cierre ese boquete, cualquier medida resultará inútil, y así, el escenario de escasez de dólares dejará de ser transitorio y se habrá normalizado, hasta que se cambie de gobierno o termine de colapsar la economía, lo que venga primero. 

El autor es economista

Etiquetas