Ir al contenido principal
suscríbete a la ANF
Dolar: venta Bs 6,96 | compra Bs 6,86
suscríbete a la ANF
 

Nacional Política

Raúl Prada califica al MAS de ser un movimiento "amorfo" y a Evo de ser un "cadáver político"

Prada, exconstituyente y exviceministro, analizó la actual situación política del Movimiento al Socialismo, las aspiraciones presidenciales y el liderazgo de Morales y el de Choquehuanca.
22 de Marzo, 2022
Compartir en:
Raúl Prada. Foto y Videos: ANF

La Paz, 22 de marzo (ANF).- El constituyente y exviceministro de Planificación, Raúl Prada, calificó al Movimiento al Socialismo (MAS) como un “movimiento amorfo”, que “no existe” como un instrumento político; mientras que sobre el expresidente Evo Morales dijo que es un “cadáver político”, en un escenario de pugnas internas en el partido gobernante.

“No existe el MAS, no existe, es un imaginario. Nunca ha existido. Porque el MAS tenía que haber sido el instrumento político de las organizaciones sociales que se llamaba la soberanía de los pueblos”, afirmó Prada en una entrevista con la ANF.

Argumenta que la idea de crear un instrumento político se quedó en la intención de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y de otras organizaciones, porque la “cúpula de Evo Morales prefirió la sigla y no pelear la asamblea por la soberanía de los pueblos”.

Para Prada un instrumento político requiere tener “cuadros”, es decir, líderes; programa y propuesta política, cosa que no ha tenido porque el “MAS no tiene un perfil, sino un nombre electoral”, porque en su criterio apunta a convertirse en un partido político.

No se extraña de que no existan líderes porque Morales “no quería una escuela” de formación, “nos dijeron que solo era necesario el ‘Qhananchiri’ (Álvaro García Linera) y el Evo (Morales) (…) y que no había necesidad de formar”.

“Es un movimiento amorfo que se pierde en el camino”, en esos términos caracterizó Prada al partido gobernante, que en un primer periodo estuvo en el Gobierno a la cabeza de Morales desde el 2006-2019, casi 14 años.

Tras un periodo de transición, el Movimiento al Socialismo ganó nuevamente las elecciones el 2020, con Luis Arce, presidente y David Choquehuanca, vicepresidente del Estado. Morales y su entorno más cercano ha quedado relegado de la administración central del Estado.

El constituyente ahora crítico del MAS, afirma que la mejor gestión de Morales fue de 2006-2009, con la Asamblea Constituyente y la nacionalización; posteriormente se vino una “regresión” y la “decadencia” que en su criterio empezó después de la promulgación de la Constitución Política del Estado.

“La segunda gestión es la regresión y la tercera ya es la decadencia”, afirma Prada, al sostener que a lo largo de los 14 años de gobierno hasta la actualidad ha cambiado el perfil del MAS “no son los mismos, es otra gente, es la gente que podría apoyar a cualquier gobierno de turno”.

“El MAS ahora es un espacio bastante atiborrado y abigarrado, muy disperso, poco formado, de gente que considera la política como una oportunidad, que es una inversión, que es un prestigio para sus poderes locales”, comentó a este medio de comunicación.


No fue “golpe”, fue una “implosión”

El también analista político sostiene que el 2019 lo que se “ha venido viviendo es una implosión”, un conflicto que no se reduce a los 21 días de movilizaciones sino en retrospectiva sostiene que empezó el 2010, con “una secuencia de resistencias”.

En esa secuencia cita -por ejemplo- el gasolinazo y su derrota; “pierden con el TIPNIS, pierden con el proyecto del código de procedimiento penal; pierden en la elección de magistrados del Órgano Judicial, pero “igual los imponen”; luego pierden en el referéndum del 21 de febrero de 2016, pero a pesar de eso “ellos imponen”, “se hacen la burla con el discurso de que son los derechos del presidente”.

Prada también argumenta que en la lucha no solo estuvieron los denominados “pititas”, sino que hubo otros actores mucho antes, como los voluntarios en sofocar los incendios en la Chiquitanía del oriente boliviano, los ayllus, los mineros, los cocaleros de los Yungas, es decir, “había una insurrección en marcha”.

“No hubo un golpe, hubo una implosión y una insurrección. Los ha salvado la derecha ha salvado Tuto. Lo mejor que les ha ocurrido a estos tipos (del MAS) es el gobierno de transición, les ha lavado la cara. Si no hubiera eso hubieran estado muertos como gobierno”, sostuvo.

Detalla que durante la crisis política de 2019 no estuvo al frente operando Carlos Mesa ni Luis Revilla ni otro opositor, sino Jorge Tuto Quiroga, él dice en ese tiempo “no puede haber una salida insurreccional, tenemos que buscar una salida constitucional”. Entonces, los “masistas negocian” la figura de la jurisprudencia”, precisa.

Añadió que la gente del MAS cómo Adriana Salvatierra negoció la salida de Morales del país, quien cuando se encontraba en México ordenó que su bancada no vuelva a la Asamblea Legislativa Plurinacional para que se “arme el zafarrancho” en el país.

Recordó que en esa coyuntura Freddy Mamani, que actualmente ocupa el cargo de vicecanciller, lo buscó en su casa y que en esa oportunidad observó que los legisladores no acudan al Legislativo para solucionar la crisis. Entonces, llamaron a los legisladores para que retornen.

 “Recién vuelve (Adriana) Salvatierra, (Susana) Rivera, (Valeria) Silva, les han dicho: ‘ustedes blanquitos han sido los responsables de esta caída, de todo lo que ha ocurrido. Nunca nos han dejado hablar, nos han hecho firmar las leyes. Ustedes son los responsables, nosotros hemos vuelto porque tenemos que defender esto, ¿qué están haciendo aquí?’ Se van llorando, porque (ese momento) fue muy fuerte”, contó Prada.

Comentó sobre la decisión de elegir a Luis Arce como candidato presidencial cuando las organizaciones sociales habían sugerido a Choquehuanca. Dijo que sus principales oponentes a esa propuesta fueron el propio Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera. Aunque no entiende por qué David Choquehuanca nunca dice nada y opta por el silencio, “se queda callado. ¿Por qué hace eso? no sé; por timorato, no sé” insiste.

Recuerda lo sucedido en el TIPNIS, poco antes de la intervención policial a la marcha indígena en la zona denominada Chaparina, donde Choquehuanca acudió fue jaloneado por las mujeres marchistas, pero que nunca fue agredido como otras exautoridades informaron después.

Según Prada, tras la crisis desatada por el TIPNIS, el entonces canciller renunció al cargo. “David ahí me muestra la carta, en la que dice: ‘hermano presidente (Evo Morales) yo no estoy de acuerdo que la carretera atraviese la loma santa y el territorio del leopardo’. David renunció a la Cancillería después del TIPNIS. Me ha contado él”, sostuvo.

Renuncia que Morales no aceptó y la misiva terminó siendo retirada.

“Hay otra cosa que los vuelve locos, es que a David (Choquehuanca) no le interesa el poder. No le interesa el poder. Cómo esté trabajando o esté apoyando, que prefiera ser segundón. Eso les vuelve locos porque ellos ansían el poder”, comenta.

¿El liderazgo de Evo a dónde apunta?

El constituyente reflexiona sobre el liderazgo de Morales, asegura que ya se trata de “un cadáver político, es decir, mediático, siempre ha sido una figura mediática”, porque ha sido una construcción de la izquierda internacional.

Esta su hipótesis quedó en evidencia cuando en Tiquipaya, Cochabamba, se realizaba la contra cumbre a la de la ONU, y había gran expectativa por los resultados, Morales redujo la problemática del medio ambiente a decir que no tomen coca cola o no coman pollo porque se van a volver gay. “El Evo real es este, el otro es el Evo imaginario, por eso son sus contradicciones”.

En relación a la reciente teoría del exvicepresidente Álvaro García Linera de que existe un liderazgo político a la cabeza de Morales y un liderazgo estatal al frente de Luis Arce y que hacia el 2025 se puede perfilar una doble candidatura, Prada dice que “son las elucubraciones de Álvaro”.

“El MAS está muerto, han vuelto a su implosión anterior, a su derrumbe. Desde mi punto de vista creen que exagero, pero no duran, es una crisis demasiado fuerte, esto se hunde”, sentenció.

Para Prada el único que puede salvarles es Choquehuanca, es decir que les puede dar un chance para respirar, “pero no, inclusive a su tabla de salvación la hunden. Es que no lo quieren al David, porque es un tipo distinto”.

A diferencia de Morales o García Linera que siempre hubiera aspirado a la presidencia, cree que Choquehuanca no aspira a la presidencia del Estado. “Es una guerra impresionante interna. Lo odian, le tienen una bronca infinita. Evo le tiene una bronca”, afirmó.

//NVG//

Etiquetas

    Crisis política,Movimiento al Socialismo,Pugnas