1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Politica

19 de diciembre de 2016 08:32

La telenovela del año estuvo protagonizada por Evo Morales y Gabriela Zapata

A partir de la vida privada de la primera autoridad del país y un supuesto tráfico de influencias se generó este año una cadena de noticias que acaparó la atención de la opinión pública por varios meses. La joven, que dice haber tenido un hijo con el Primer Mandatario, se hizo rica rápidamente. Luego, una jueza determinó la inexistencia del menor.

EVO GABRIELA Esta foto puso en apuros al Presidente, porque aparece con su exnovia, luego de que él dijera que no la veía. Luego explicaría que no la reconoció. Foto: RRSS
SEPTIEMBRE 1
Edwin Condori

La Paz, 19 de diciembre (ANF).- El 3 de febrero de 2016 fue el “estreno” de una teleserie boliviana sin precedentes, que acaparó la agenda mediática del país teniendo como protagonistas al presidente Evo Morales y una joven “empresaria” de nombre Gabriela Zapata, que se hizo millonaria sin ser profesional ni heredera de ningún personaje.

Hasta entonces, la opinión pública no sabía de la existencia de Zapata, excepto su círculo “empresarial” porque había logrado convertirse en gerente comercial de la empresa china CAMC, que firmó millonarios contratos con el Estado boliviano. 

La información fue revelada por el periodista Carlos Valverde, que denunció un presunto tráfico de influencias a partir de la relación de Morales y Zapata entre 2005 y 2007. Incluso dijo que tienen un hijo.

El polémico caso se destapó 18 días antes del referéndum que fue convocado con la intención de modificar la Constitución para que Evo Morales y Álvaro García Linera puedan postular y consolidar un cuarto mandato.

Ante la ola de críticas, el 5 de febrero Morales confirmó que tuvo una relación sentimental con Zapata y que tuvo un hijo con ella que, según contó, “lamentablemente” falleció.

“A Gabriela la conocí el 2005, la verdad es que era mi pareja. El 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente, por nuestra mala suerte, falleció. Tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos.  Ya pasaron como 10 años y no puedo entender que algunos usen eso con fines netamente políticos”, afirmó Morales, a tiempo de negar el presunto tráfico de influencias.

A los pocos minutos se viralizó en las redes sociales una fotografía del Mandatario abrazando a Zapata el 2014 en el carnaval de Oruro. Entonces, dijo que se sacó una fotografía con ella como lo hace con mucha gente, aunque reconoció que le vio “cara conocida”.

El 26 de febrero, Zapata fue aprehendida acusada, entre otros delitos, por legitimación de ganancias ilícitas y uso indebido de influencias.

Un día después la “teleserie” alcanzó un nuevo pico de atención porque apareció una supuesta tía de Zapata de nombre Pilar Guzmán para asegurar que el niño está.

“La verdad es que ese niño no ha muerto, ese niño vive, yo lo tuve en mis brazos. Ahora tiene ocho o nueve años y vive en La Paz”, afirmó.

48 horas después, el Presidente volvió a referirse al tema y ratificó que el 2007 le informaron que el bebé se enfermó y murió. Pero si realmente aún vive “le pido a la familia de Zapata que me lo traiga, tengo derecho de verlo y cuidarlo”, sostuvo.  

Mientras transcurrían las versiones sobre la existencia o no del niño, el escándalo de Zapata también salpicaba a algunos funcionarios públicos como Cristina Choque, quien era responsable de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia. El 29 de febrero, Choque fue detenida porque presuntamente Zapata usaba las oficinas de Gestión Social para hacer sus negociados. 

En los primeros días de marzo, Morales inició un proceso judicial a Zapata por presunta violencia psicológica a su hijo y el 6 de mayo la “telenovela” dio un nuevo giro inesperado.  Pues la jueza Jacqueline Rada declaró improbada esa demanda por la “inexistencia física comprobada del niño”.

Dicho fallo judicial derivó en otra demanda de Morales contra Zapata, sus abogados y Guzmán por presunta trata y tráfico de personas y otros delitos que se habrían cometido en el intento de demostrar la existencia del niño.

Casi de manera paralela, Valverde también optó por retractarse. Dijo que ese menor no existe y que hay “un niño al que hicieron pasar por hijo” del Presidente.

El 17 de mayo, la Policía aprehendió a Guzmán y al abogado Eduardo León, que hasta entonces defendió a Zapata. Junto con estas dos personas también cayeron presos otros presuntos involucrados en el caso de la suplantación del hijo de Morales. En cambio otros dos abogados de Zapata (Wálter Zuleta y William Sánchez) siguen prófugos. 

El oficialismo reaccionó indignado ante este nuevo episodio y ratificó su versión inicial de que el caso Zapata fue usado sólo para dañar la imagen de Morales con miras al referendo del 21 de febrero.

Sin embargo, aún no se esclareció cómo la exnovia de Morales, que continúa detenida en la cárcel de Miraflores de La Paz, se hizo rica rápidamente.

ELCA/MVV/

Maggy Talavera, periodista: 

Una historia sin fin

Aunque al momento hay varias personas detenidas y denuncias aparentemente aclaradas, el caso Zapata sigue siendo una historia sin desenlace porque en el transcurso del desarrollo de sus capítulos surgieron varias aristas.

En ese sentido, la periodista Maggy Talavera cree que recién los bolivianos asistieron al segundo capítulo de una historia mucho más grande y compleja, por la forma en que reaccionó el Gobierno para tratar de enfriar este caso. 

“Que no quepa la menor duda de que apenas hemos visto la punta del iceberg de esta historia y por eso creo que desde los medios tenemos que reflexionar si estamos haciendo el periodismo de investigación sobre este caso porque no podemos esperar hasta 2019 para que todo se sepa”, remarcó.

Aunque Talavera también admitió que será “muy difícil” llegar hasta el fondo de este caso mientras el actual Gobierno esté en el poder porque “todas las instituciones a las que hay que acudir para buscar información están controladas” por el Ejecutivo.

Entre tanto, el Gobierno ha desplegado una campaña para insistir que el caso realmente no existió o que se basó únicamente en mentiras de los medios de comunicación. Incluso, dos de sus ministros, Reymi Ferreira y Lenny Valdivia, escribieron libros para sostener esta tesis.
Si bien la historia del hijo quedó diluida con un fallo judicial, hay elementos del caso Zapata que no encuentran respuesta, como la forma en que ella acumuló riqueza en poco tiempo y sus contactos con algunas autoridades del Órgano Judicial.  





1 BANNER ALCALDIA CELULAR R

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias