Ir al contenido principal
suscríbete a la ANF
Dolar: venta Bs 6,96 | compra Bs 6,86
suscríbete a la ANF
 

Nacional Política

Experto arguye que fallo de la CIJ sobre las aguas del Silala no será favorable a Bolivia

El jueves, la Corte Internacional de Justicia dictará su fallo sobre la demanda y contrademanda sobre las aguas del Silala. Una delegación del Gobierno viajará a La Haya.
28 de Noviembre, 2022
Compartir en:
Aguas del Silala. Foto: Archivo/Internet.

La Paz, 28 de noviembre de 2022 (ANF). – El experto en temas internacionales Milton Luis Lérida manifestó este lunes que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no será favorable a Bolivia, en relación a las aguas del Silala porque la diplomacia boliviana no hizo una buena representación internacional para objetar la demanda de Chile.

“De acuerdo al planteamiento que Chile tiene contra Bolivia, sobre las aguas del Silala en la CIJ, creo que nuestra patria no tiene mucho chance de recibir un fallo positivo, primero porque los chilenos han planteado que las aguas del Silala sean declaradas como un río internacional en base al punto de que Chile ha usado las aguas del Silala por más de 100 años y Bolivia nunca ha reclamado”, adelantó Lérida.

El experto añadió que la CIJ dará un veredicto más inclinado a favor de Chile, de esa manera -en su opinión- el país estaría perdiendo parte de sus recursos naturales, en una segunda posible derrota internacional frente al país vecino. El fallo por la demanda marítima también fue contraria a los intereses de Bolivia.

La CIJ dará a conocer el jueves en La Haya su fallo sobre la disputa entre Chile y Bolivia por el uso de las aguas de las aguas del Silala, para cerrar una agria controversia bilateral que se arrastra desde 2016, cuando Chile pidió a esa Corte que declare al Silala formalmente como un curso de agua internacional, para garantizar sus derechos sobre el uso de ese recurso hídrico en su territorio.

Bolivia respondió en 2018 con una contrademanda ante la CIJ para pedir que le reconozca sus derechos sobre el flujo artificial del río, por el sistema de canales construidos para reunir agua de manantiales, y exigió que Chile pague una indemnización por el uso de esos recursos.

En ese mismo año, la CIJ había rechazó los alegatos de Bolivia para forzar a Chile a negociar una salida al mar para los bolivianos.

En criterio de Lérida, quien también escribió un libro sobre las aguas del Silala e hizo seguimiento a la demanda en la Corte, la diplomacia boliviana no hizo una buena representación internacional, primero porque nunca se debería haber contestado la demanda a Chile, ya que Bolivia no tiene ningún contrato ni convenio con el gobierno chileno.

“Aquí la diplomacia boliviana ha fallado totalmente, (…) no se debería haber aceptado, se debería haber interpuesto un recurso por el cual se diga que la corte no tiene tuición; es más, se debería haber denunciado al mundo entero que la Corte Internacional de Justicia no tiene tuición para tratar este tema de derecho internacional privado, tal como señala el artículo 36 del estatuto (de la CIJ)”, declaró a la ANF.

En relación al papel que jugó el Ministerio de Relaciones Exteriores, a la cabeza de Rogelio Mayta, Lérida sostuvo que a esa instancia del Estado le falta conocimiento del tema.

Errores fatales de la diplomacia boliviana, según Lérida

- Haber decidido responder a la demanda planteada por Chile, sin realizar estudio alguno.

- Bolivia no tiene ninguna responsabilidad contractual con Chile sobre las aguas del Silala; por tanto, debía declarar que la CIJ no tenía ninguna tuición para tratar este tema.

- El caso de las aguas del Silala es de carácter privado; es decir, entre el Estado boliviano y la empresa The Antofagasta and Bolivian Railway Company Limited, por lo que correspondía un tratamiento bajo el “Derecho Internacional Privado”, si el caso amerita.

- De por medio, existe un Contrato de concesión, firmado el 23 de septiembre, entre la Prefectura de Potosí, por cuenta del Estado boliviano, y la empresa Anglo- chilena, para usar las aguas del Silala, por lo que el gobierno chileno nada tenía que ver en este asunto.

- Las aguas del Silala fueron usadas por la empresa The Antofagasta and Bolivian Railway Company Limited para alimentar de agua a las locomotoras en el sector de la estación San Pedro (Chile), aunque también conocemos y sabemos, que esta empresa comercializó las aguas hacia otras ciudades de la Segunda Región de Chile (Antofagasta).

- En junio de 1997, la prefectura de Potosí, mediante trámite administrativo judicial, hizo que el contrato entre la Prefectura de Potosí y la Bolivian Railway fuera caducada, por lo que es una prueba en el que Chile no interviene.

- En los alegatos orales, realizados la primera quincena de abril del 2022, Bolivia no ha defendido el derecho propietario de las aguas del Silala, por el contrario, solo atino a señalar que se habían realizado mejoras para aumentar el caudal de agua. Fue un absurdo de parte de la cancillería boliviana.

- Dejar en total abandono la frontera boliviana, en el sector del Silala, ha sido otro factor para que Chile aproveche el descuido y falta de conocimiento de las autoridades de la cancillería y del Estado boliviano.

Una delegación de Bolivia se trasladará a La Haya

La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, informó que una delegación del país se trasladará a La Haya para recibir el fallo de la CIJ. "Va a trasladarse el equipo completo a la cabeza del Canciller del Estado (Rogelio Mayta)", manifestó, al precisar que tras conocer el dictamen el Gobierno se pronunciará.

//DPC//NVG//

Etiquetas

    aguas del Silala,Bolivia,Corte Internacional de Justicia