2. ucb-inscripciones-estudiamos-336x90

Politica

3 de enero de 2023 15:42

ANUARIO: Déficit fiscal, reducción de las reservas, incremento de la deuda interna y externa marcaron el 2022

Los expertos coincidieron que la principal fuente de ingresos del país se está agotando, cuestionaron que el Gobierno no esté trabajando en una propuesta para conseguir recursos alternos.

DineroBS-2 Foto: Ilustrativa
2.ucb-inscripciones-estudiamos-728x90
300x250

La Paz, 3 de enero de 2023 (ANF). - Expertos coincidieron que el déficit fiscal de más del 8%, la reducción de las reservas internacionales a $us 3.800 millones y el incremento de la deuda interna y externa marcaron la gestión económica del presidente Luis Arce en el 2022.

El analista económico Gonzalo Chávez explicó que el crecimiento económico durante este año tuvo dos tiempos, como en el futbol, el primero mantuvo un desempeño razonable, un crecimiento del 4,3%. Mientras que durante el segundo semestre ese crecimiento se desaceleró y la inflación se incrementó.

“Aparte de esos indicadores macroeconómicos, tenemos problemas estructurales que se han profundizado a lo largo de este año, el déficit público sigue elevado, las reservas internacionales del Banco Central de Bolivia (BCB) continúan cayendo hasta llegar a $us 3.800 (millones) y hubo un aumento de la deuda interna y externa”, precisó el experto.

Sin embargo, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, afirmó que el país logró estabilidad, baja inflación y crecimiento económico favorable, pese al contexto económico adverso por la guerra entre Rusia y Ucrania, además de los efectos de la pandemia por el coronavirus.

A la vez, la autoridad insistió que el país registró una inflación del 3,17%, la más baja de la región y del mundo. Por otra parte destacó una tasa de crecimiento del 4,1% al segundo trimestre del presente año.

“Esto refleja que la economía boliviana está en una fase de recuperación, de reconstrucción, después de una caída de menos 9% en 2020, hecho que no se vio en más de 40 años”, sostuvo la autoridad.

Reservas

Con relación al crecimiento de la deuda externa, Chávez indicó que la reducción de las reservas es preocupante y que el gobierno está buscando créditos externos para estabilizar. Consideró que los ahorros de la población es un factor que está ayudando para que no caigan más. A la vez, advirtió que es necesario que las reservas internacionales se incrementen para que no tenga ningún efecto en el tipo de cambio.  

“Las reservas están cayendo muchísimo, el Gobierno está buscando créditos internacionales y es una forma de equilibrar la caída. Pero existe un factor que está ayudando, son los ahorros que los bolivianos tienen guardado en sus casas o en bancos de afuera, que son como 10.000 millones de dólares”, añadió.

De acuerdo al último reporte del Banco Central de Bolivia (BCB) difundido el 20 de diciembre, las Reservas Internacionales Netas (RIN) llegaron a los $us 3.800 millones, de ese total $us 758 millones están en efectivo (19,9 %) mientras que $us 2.478 millones son reservas en oro (65,21%).

Al respecto, el experto en economía Alberto Bonadona, manifestó que el gobierno no está invirtiendo en diferentes sectores que pueden aportar en el crecimiento de los recursos económicos, tal es el caso del turismo que no recibe el impulso necesario del gobierno.

Además, señaló que los acuerdos que sostuvieron con el sector cooperativistas minero que se dedica a la explotación del oro, no contribuye con el incremento de las reservas internacionales tomando en cuenta que los impuestos que pagan solo alcanzarán al 4,8%, mientras que ellos exportaron en 2021 $us 2.600 millones.

“No se da la importancia necesaria al sector turismo, que puede ser un gran aporte para el incremento del RIN, pero no los acuerdos que hicieron con los cooperativistas del oro, que en realidad no están aportando con los recursos necesarios para incrementar las reservas”, precisó

Ante la caída de las reservas, el BCB afirmó que se debe a la baja cotización del oro y al alto costo de las importaciones de combustibles, que el 2022 se disparó con respecto a otras gestiones. La afectación de la economía mundial a causa del escenario de la postpandemia y las repercusiones de la guerra entre Ucrania y Rusia.

Déficit fiscal

El segundo punto que observaron los expertos es el déficit fiscal previsto para el pasado año fue de 7,89% del Producto Interno Bruto (PIB) que es el costo de mantener el subsidio al combustible, un nivel cercano al del año anterior.

Cabe recordar que el déficit fiscal se presenta cuando los gastos son superiores a los ingresos percibidos por las exportaciones y entradas económicas. Al respecto, Chávez explico que el gobierno no tiene otras opciones para incrementar los ingresos, no se cobran impuestos a los grandes comerciantes, cocaleros y los cooperativistas mineros, o si lo hacen es en menor proporción que la población.

Además, cuestionó que el gobierno siga con perspectivas positivas en la inversión pública, sobre todo, en empresas estatales que son deficitarias desde hace mucho tiempo. Lamentó que hasta el momento no exista una política de cortar gastos en este sector.

“No ha elaborado una política de cortar gastos en la inversión pública. Las empresas estatales, por ejemplo, es un sector que tiene como medio millón de personas trabajando y no rinden como se espera”, añadió el experto.

En ese marco, Bonadona dijo que para el 2021 el Ejecutivo ofreció una inversión de $us 4.000 millones, pero solo se ejecutó el 50%. Lo mismo pasó el pasado año, cuando se ofreció $us 5.000 millones; sin embargo, hasta noviembre solo se estableció el 40%.

Deuda

Según datos del BCB, el crédito externo multilateral y bilateral hasta finales del 2021 llegó a $us 12.697 millones, mientras la deuda interna adquirida por el Tesoro General del Estado se estableció en $us 14.303 millones.

Chávez indicó que esto es el reflejo de que la principal fuente de financiamiento que tenía el país se está agotando, que es el gas. Cuestionó el Gobierno no esté tomando previsiones para sustituir con otro tipo de ingresos, por tanto, no le queda más que asumir compromisos nacionales e internacionales para captar más recursos.

“Esta es una muestra del deterioro del modelo económico primario, exportador, rentista y centralista. Existe un agotamiento de la principal fuente de financiamiento y de ingresos que es el gas, se está achicando de manera significativa y no ha sido sustituido por ningún otro sector”, añadió.

El PGE de este año tiene previsto el ingreso de Bs 93.929 millones de ingresos por créditos internos y externos. El 38,5% de esos recursos serán destinados para financiar gastos del Ejecutivo y la inversión pública.

De esta cantidad, Bs 28.331 millones vendrán mediante el financiamiento externo, que corresponde a un 11,6% del total de los fondos esperados para 2023. Mientras que Bs 65.597 millones llegan mediante el financiamiento interno, lo que representa un 26,9% de todo el presupuesto.

Un informe del Banco Mundial (BM) prevé que los compromisos internos y externos del país llegarán al 80% del PIB.

/EUA/NVG/





Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias