banner movil Torres

Cultura y farándula

5 de marzo de 2019 03:08

Surge malestar en San Ignacio de Moxos por distorsión de la danza del Machetero y del Achu

A diferencia de otras regiones, para el pueblo de San Ignacio de Moxos el carnaval es un tiempo de arrepentimiento y reflexión, por que sus danzas no son representadas.

100_0676 La danza de los Macheteros durante una festividad en San Ignacio de Moxos. Foto: ANF
Banner movil revista

La Paz, 5 de marzo (ANF).- La concejal del municipio de San Ignacio de Moxos, provincia Moxos del departamento del Beni, Silvana Córdova, informó que en su región se ha generado malestar y un pronunciamiento debido a la distorsión que actualmente sufren sus danzas los Macheteros y el Achu a manos de grupos de danza folclórica, principalmente de Santa Cruz, en las fiestas de carnaval.  

“Queremos que los hermanos cruceños y sus ballets no muestren en sus festivales, entradas y actos nuestras danzas que son los Macheteros y los Achus porque no podemos distorsionar nuestra cultura, no podemos mofarnos, el machetero y el Achu no baila en carnaval”, manifestó Córdova, en entrevista con el programa Todo a Pulmón de Cadena “A”.

La autoridad edil explicó que a diferencia de otras regiones del país, el carnaval se vive de distinta manera en San Ignacio de Moxos, ya que es concebido como un tiempo destinado a la reflexión y al arrepentimiento, lo que implica que no exista baile ni regocijo.  

“Los tres días de carnaval estamos en arrepentimiento. Eso tiene que ver con lo espiritual del Gran Moxos. Nuestros conjuntos de danza de Macheteros y de Achus no bailan esos días,  estamos concentrados en lo que es el Gran Cabildo Indigenal”, apuntó.

Córdova indicó que esta costumbre es plenamente cumplida en su región, pero que les causa malestar que no sea respetada en Santa Cruz donde se baila el Machetero y el Achu en festivales y entradas carnavaleras. A ello se suma la distorsión del baile y la vestimenta.  

“Eso queremos pedirles a los hermanos cruceños, con todo respeto como hermanos bolivianos y del oriente. Tenemos el pronunciamiento del Gran Moxos, sus sectores sociales y otras autoridades”, dijo Córdova, quien indicó que recientemente sostuvo una reunión con autoridades del Viceministerio de Turismo para plantear la molestia que existe y buscar soluciones sobre el tema. 

“El carnaval para nosotros no es alegría”

Junto a Córdova también estuvo presente el corregidor del Gran Cabildo Indigenal de San Ignacio de Moxos, Armando Nolvani, quien profundizó la reflexión y explicó con mayor énfasis las costumbres de su pueblo de fuerte raíz católica.  

“Nosotros nos olvidamos de la fiesta durante los tres días del carnaval, nos hincamos pidiendo al Señor que nos perdone, eso es carnaval para nosotros (…) En los días de carnaval adoramos y vamos a la iglesia porque somos católicos; el carnaval para nosotros no es alegría. Es un arrepentimiento espiritual”, explicó.


El Cabildo Indigenal durante el domingo de carnaval en el Templo Misional de San Ignacio de Moxos.   Foto: Parroquia San Ignacio de Moxos.

Para la autoridad indígena, “la cultura moxeña no se respeta” cuando conjuntos de danzarines distorsionan las danzas del Machetero y el Achu participando de las fiestas del carnaval, siendo que los danzarines originales no bailan en estas fechas.  

“El conjunto del Machetero no sale en carnaval, nadie baila, es un tiempo de respeto y arrepentimiento para nosotros, no es una alegría. Nosotros nos sentimos ofendidos porque esas danzas no salen en cualquier fiesta, menos en el carnaval, eso no pasa en nuestro pueblo”, aseguró.

Origen de las danzas del Machetero y del Achu

Según el texto “Catálogo de danzas Ichapekene Piesta-San Ignacio de Moxos” de Juan Francisco Limaica, el Machetero es una danza que hace su aparición en la Ichapekene Piesta (Fiesta Grande del Pueblo) y otras festividades.

“Llevan sobre su cabeza un espectacular plumaje en semicírculo (…) en su espalda cuelga una simbólica cola de tigre. En sus manos sostiene un machete de madera, su vestimenta es una camijeta de una sola pieza y una pañoleta (…) son los guardianes del templo cristiano y portadores del plumaje sagrado”, cita el libro.


Por su parte, los Achus o Ichasiana es una danza que pertenece al periodo jesuítico. Ellos representan a los abuelos o antepasados que visitan en las grades fiestas.

“Es el personaje bufón y entretenido que ameniza especialmente la Ichapekene Piesta (…) llevan máscaras de madera de color cobrizo. En la cabeza llevan un sombrero de cuero con alas grandes y un bastón retorcido de vibosi en la mano derecha. En la mano izquierda lleva una muñeca que representa a su hija o pareja”, añade el texto.


/ANF/  



Noticias relacionadas: