Tierra Lejana Por Hernan Maldonado
Tierra Lejana

BOLIVIA Y SUS “NUEVAS” FF.AA.

  • COMPARTE:

Aquella tarde de abril de 1960 en el patio del cuartel del Regimiento Ayacucho 8 de Infantería, en Corocoro, me pregunté por qué los estropeados uniformes que nos dieron a los reclutas estaban espolvoreados de blanco.

“Aquí no se pregunta. Sólo se obedece”, dijo el sargento Cirilo Balderrama, pero luego me enteré que eran los uniformes que habían dejado los soldados licenciados y que fueron fumigados para despiojarlos.

Bayoneta en mano, casi inútil, salimos en un frio congelante a arrancar paja brava del altiplano aledaño para hacernos de colchonetas. Era insufrible la pobreza en el servicio militar.

Aparentemente poco o nada mejoró con los años porque cuando Evo Morales asumió la presidencia a los militares no les importó que descabezaran el escalafón sino el que pusieran montones de dinero ante sus narices.

El 18 de noviembre de 2007, el gobierno de Hugo Chávez, que puso en el poder a Morales, completó la entrega de 3.7 millones de dólares de un total de $6.316.448 destinado a las FF.AA. bolivianas.

La suma estaba dirigida al mejoramiento de las condiciones de vida en 125 unidades castrenses y formaba parte de los $80 millones que Venezuela obsequió a su aliado hasta ese día.

Morales alardea de haber eliminado del presupuesto nacional el ítem de los “gastos reservados”, pero jamás ha dado cuenta del manejo de los fondos venezolanos, repartidos casi al voleo en decenas de municipios.

Ya los militares no tienen que comprarse los uniformes y casi es religioso que los oficiales reciban subsidios consistentes en cupos anuales en quintales de harina, arroz, azúcar, leche en polvo, etc.

Como nunca antes podría decirse que ahora la pasan bien. Por eso es que  parece importarles un bledo las metidas de pata del gobierno respecto a la sagrada causa de la reivindicación marítima.

Al más vivo ejemplo de su contraparte venezolano Henry Rangel Silva (que ha prometido desconocer los resultados de las elecciones de octubre si no es reelegido Hugo Chávez) el nuevo comandante de las FF.AA. general Tito Gandarillas, se cuadró políticamente con Morales.

Siguiendo al ex comandante de Ejército, general Antonio Cueto, Gandarillas, dijo que los uniformados bolivianos son “socialistas, antimperialistas y anticapitalistas”.

Las FF.AA. bolivianas también hicieron suya la consigna castrista “Patria o Muerte. Venceremos”, porque aparentemente no leen los periódicos ya que hasta en Venezuela cambiaron el lema por “Patria o Vida”, desde que Chávez se enfermó de cáncer.

Gandarillas, además, cree que los bolivianos son unos estúpidos, al afirmar que como comandante de la Fuerza Aérea fue él quien, por iniciativa propia, ordenó traslado de aviones a Rurrenabaque el 25 de septiembre.

Ese día centenares de indígenas orientales fueron apaleados y detenidos en Chaparina y casi son obligados a abordar los aviones para ser trasladados a La Paz de no haber sido la oposición de pobladores que bloquearon la pista de Rurrenabaque.

De acuerdo a las leyes militares Gandarillas no pudo haber movido un dedo sin autorización de su Comandante en Jefe (Morales) y el que ahora diga que nadie se lo ordenó, no es sino encubrimiento o el pago a su designación al alto cargo. Así de simple.

(*) Hernán Maldonado es abogado y periodista



Noticias relacionadas:


Opinión
Columnista invitado
Editorial ANF
ATAQUES DE LOS ALIADOS
Gobiernacion de La Paz Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2016