Por Guillermo Arroyo

AGUA DE LA MISERIA

  • COMPARTE:

Los problemas verdaderos que involucran el abastecimiento de agua y alcantarillado a ciudades en crecimiento en países en desarrollo, larga pero muy someramente enunciados en esta columna, ya empiezan a percibirse con dramatismo en La Paz y El Alto y a preocupar a la opinión pública y no se resolverán como quisieran algunos frívolos e ignorantes, ni fácil, ni rápidamente. Los elementos que concurren hacia una solución gradual no son esporádicos, sino intelectualmente acumulados y mediante procesos de éxito y error recién empiezan a  dar sus frutos en largo tiempo. Su solución es conclusión de una laboriosa combinación de esfuerzos en profesiones como la ingeniería, la economía, la administración y las finanzas.

Lo que los demagogos pensaron hace mas de  5 años que se trataba de “coser y cantar” hoy descubren que siguen en cero, pero peor que eso, en menos. Con la reprobación general en la que el 80% de los usuarios piensan que se trata de un servicio de malo a pésimo se agrava al parcelamiento y botín político de una empresa encargada de velar por abastecer de agua potable y alcantarillado a casi 2 millones de habitantes, es decir velar por la vida, tan vinculada al agua.

Un menjunje de corrupción -inauditable como se dice desde adentro- se dedicó desde hace 5 años a desvalijar a la empresa, el “control social” es el ejemplo mas patético, como en su tiempo lo fue el “control obrero” en Comibol, de cómo las langostas sin importar la vinculación de la empresa con el bienestar de la población que dicen defender, las destruyen y corrompen. La espesa inmundicia que rodea a la administración actual de EPSAS ya es de conocimiento publico: coimas para nombrar gerentes, resultados de auditorias que incriminan directamente, denuncias sobre corrupción y nepotismo, feudos de dirigentes e intereses políticos espurios desenmascaran el verdadero rostro de la “Guerra del Agua” que en La Paz y Cochabamba, a decir del propio Presidente Morales, sirvió solo para dar prebendas y privilegios a verdaderos clanes familiares y sindicales. Pero el agua no llega ni llegará, confundidos en los tramites, para los pobres, para los niños victimas del agua contaminada y luego del  cretinismo, víctimas inocentes de las caminatas en busca de un poco de agua o del agua por cisternas, contaminada o esporádica, que cuesta diez o veinte veces el agua de la red, etc. ¿Es este el proceso de cambio?

En esta gravísima cuestión -en la que están en juego- ya veremos los resultados pronto, la salud de generaciones, no debemos llamarnos a equívoco ni a juego. No pueden esquivar su responsabilidad ni moros ni cristianos porque todos jalaron para conducir a esta ruina. Los vecinos, las alcaldías, las condiciones blandas o inocuas con que los prestamistas benevolentes o los países amigos ignoraron la verdadera realidad de una desinstitucionalidad progresiva, del tráfico de influencias, de la codicia y el latrocinio, de la ineptitud, de la ignorancia, del despilfarro y la desidia.

Las consecuencias, empero, no quedaran solo ahí. Las consecuencias políticas, igual que en las famosas “guerras” resultarán onerosas para ambos gobiernos: el nacional y el municipal. La política de cerrar los ojos o creer que los amiguitos o allegados políticos resolverán los problemas o como aquel ignorante que decía: “Si sólo es contratar entendidos…….” tendrán un precio político.

Comprender que la provisión de agua potable y alcantarillado requiere de elementos jurídicos, financieros y de ingeniería crecientemente sofisticada es la respuesta para que  este panorama sombrío, deje de ser el “agua de la miseria”.



Noticias relacionadas:


Opinión
Columnista invitado
Editorial ANF
ATAQUES DE LOS ALIADOS
Gobiernacion de La Paz Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2016