1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Opinión

26 de agosto de 2021 10:57

Una supuesta justicia que es inhumana


Toda acción de justicia pasa necesariamente por la verdad, en el caso de los hechos acontecidos desde el 2019 y parte del 2020 son claros, aunque se quieren interpretar de manera opuestas, sin embargo, la justicia también pasa por el trato humano a quien se le esta juzgando, sino pierde toda credibilidad. En el caso de la ex presidenta Añez, se demuestra que sencillamente se quiere aplicar justicia siendo injustos en los mecanismos de su aplicación, que están determinados en las leyes nacionales e internacionales.

En el proceso judicial de la ex presidenta uno de lo mas emblemáticos de los últimos tiempos, es solo una muestra de los diversos casos donde  se quiere buscar justicia atropellando a la persona que se debe juzgar; porque no se respetan los principios universales, comenzando por la presunción de inocencia, seguido de defenderse en libertad y mantener una imparcialidad para garantizar un juicio justo; así mismo, como ella otras personas son condenadas a la calumnia publica, a la violencia psicológica, a la persecución de familiares y amigos, todo ello producto de una sed de venganza y no de verdadera justicia.

Para aplicar justicia debe de existir un Estado de derecho que lamentablemente no se goza en Bolivia desde hace muchos años, la justicia se aplica según la corriente política del momento, además, diariamente se cometen injusticias desde el órgano judicial contra las mujeres, cuando dejan en libertad al hombre que le violento porque sencillamente las pruebas no son consistentes o cuando un proceso judicial queda en el limbo, porque el demandado tiene los recursos económicos. En Bolivia se tiene que transformar el sistema judicial, pero necesariamente comienza cuando los responsables de la justicia la apliquen desde la humanidad y no desde la venganza.

Ronald Valera es filósofo

Opinión

Noticias