escritorio (1)

Opinión

27 de junio de 2022 17:13

Apuntes para la Reforma Judicial

ESCRITORIO 1

El poder del gobernante debe tener límites, y tanto el Órgano Judicial y Tribunal Constitucional son quienes deberían frenar cuando aquél quiera violar la Ley, ya que cuando el poder crece, naturalmente los derechos y garantías de las personas disminuyen.

Seamos realistas: la excesiva burocracia y sobrecarga de trabajo en la administración de justicia son caldo de cultivo perfecto para la corrupción, y tenemos que, además, se somete al capricho del poder político. Entonces, es necesario tomar acciones para cambiar este SISTEMA.

Se requieren autoridades judiciales cuya designación ya no dependan del poder político, puesto que responderán a éste y no a la Ley o al pueblo; en ese marco, en 2023 se tiene previsto las elecciones de magistrados del Órgano Judicial y Tribunal Constitucional que, de realizarse en las condiciones actuales, consolidarán el actual sistema judicial.

Un juez debe tener gestión por resultados, y esto no se mide solamente por la cantidad de sentencias dictadas, sino por cuántas de ellas son impugnadas, cuántas denuncias por prevaricato tuvo ese juez, cuánta carga procesal recibió del antecesor y la de su gestión, y, sobre todo, la meritocracia a efectos de determinar si continúa o no en el cargo.

El tiempo es algo con lo que no podemos mentir, ya que una reforma judicial debe realizarse, de manera optimista, en un período de dos a tres años; para ello se deben convocar a actores en todo el país, a las Facultades de Derecho, a los mejores estudiantes de la Carrera, a los diversos sectores afectados por la retardación de justicia, y esto a ser realizado en todos los confines del país. No sirven las reuniones de amigos y/o afines bajo pretextos de “cumbres”.

El dinero es algo elemental para la reforma de un Órgano del Estado, incluyendo fondos para un referéndum que modifique la Constitución Política del Estado. Sin esta consulta popular con acuerdos previos mínimos alcanzados, no habrá resultado efectivo.

Ahora bien, una Reforma Judicial debe ir de la mano con la reforma del Sistema Penitenciario ya que ambas son dos caras de una misma moneda.

No olvidarnos que la administración de justicia trabaja con la Policía Nacional y el Ministerio Público (Fiscalía). Entonces, toda reforma judicial debe ir de la mano con modernización y reforma en las mencionadas. Asimismo, urge la promoción masiva de los Métodos Alternativos de Solución de Conflictos para la justicia no sea un cuello de botella con casos que pueden ser resueltos en otras instancias y con el mismo valor legal.

Debemos ser honestos al decir que se requiere una reforma estructural y profunda del sistema judicial, y no soluciones parche.

Paúl Antonio Coca Suárez Arana es abogado

Opinión

Noticias