Opinión

28 de julio de 2021 16:58

¿Reactivación económica? ¿Dónde?

728 x 90 QS

En recientes declaraciones, el presidente Arce señaló: “estamos trabajando para dar un salto cualitativo en la reactivación productiva, en la industrialización de recursos naturales, sustitución de importaciones y el reimpulso de la inversión pública” (Véase: https://lavozdebolivia.com/arce-dice-que-bolivia-esta-en-recuperacion-economica/). A continuación, tengo a bien cuestionar tales apreciaciones.

1) ¿Reactivación productiva? ¿Dónde? Le recuerdo al presidente que el INE no publica estadísticas del PIB desde el segundo semestre de 2020 y, peor aún, del Índice Global de Actividad Económica (IGAE) desde noviembre del año pasado. Lo que sí hay son estadísticas de comercio exterior donde se nota una evolución positiva de las exportaciones en el sector minero-metalúrgico, aunque sólo al influjo del extraordinario reciente incremento en los precios de nuestros principales minerales de exportación y, en particular, del oro, con un inaceptable deterioro ambiental de nuestros ríos en el Norte de La Paz y el Beni incluido.

2) ¿Industrialización de nuestros recursos naturales? ¿Dónde? ¿En el sector hidrocarburos y energías con una planta de urea, aún paralizada?  O, ¿en energías, con un fallido proyecto de litio que ahora empezará de fojas cero con nuevas tecnologías de extracción directa de litio, después del despilfarro de cerca de $us.800 millones en un método de producción que nunca funcionó? O tal vez, ¿seguirá pensando como en México que las baterías de los vehículos eléctricos de “Quantum” son de litio y fueron fabricadas por YLB?

3) Sustitución de importaciones? ¿Dónde? Sería bueno que el presidente vea de vez en cuando las estadísticas de comercio exterior, donde encontrará que entre enero y mayo de 2021, las importaciones crecieron en 25% respecto al mismo período en 2020, poniendo en vilo al país en razón a que nuestras reservas internacionales netas - RIN (descontando aquellas en oro, en gran parte depositadas en bancos extranjeros y, por tanto, no disponibles) a abril de 2021, habrían llegado a un límite insostenible ($us.2.137.3 millones), de tal forma que si el valor de las importaciones de los próximos tres meses fuera igual al de los últimos tres ($us.2.163,7 millones), éste no podría ser cubierto por las RIN.

4) ¿Reimpulso de la inversión pública? ¿Dónde? De acuerdo con el periódico gubernamental, en los cuatro primeros meses de gestión del nuevo gobierno, "...la dinamización de la inversión estatal se debe fundamentalmente a la reactivación de las empresas públicas como Boliviana de Aviación (BOA), el proceso de puesta en marcha de la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo, Cochabamba, el Tren Metropolitano, impulso al sector productivo, el pago del Bono Contra el Hambre de Bs 1.000, los fideicomisos para sustituir importaciones, entre otros." (Véase: https://www.ahoraelpueblo.bo/inversion-publica-ejecutada-llego-a-casi-us-1-000-millones-en-4-meses/). Al respecto, me pregunto en qué contribuirá a la reactivación económica el pago de las deudas de BOA, una empresa que, para empezar y terminar, nunca tendría que haberse creado; o la reparación de la planta de urea, cuando lo que se necesita es ir más allá de la misma para generar mayor valor agregado, a tiempo de resolver el problema logístico y de mercado con los que nació un proyecto a todas luces económicamente inviable; o un tren metropolitano, es decir un proyecto subsidiado por el gobierno central y construido sólo para generar réditos políticos; o el Bono contra el Hambre que sólo sirvió para cubrir las necesidades básicas de unos cuantos días del grueso de la población boliviana, intensa propaganda política, de por medio; o los fideicomisos que, como ya mostramos anteriormente, no estarían impidiendo el crecimiento desmesurado de nuestras importaciones.

El presidente le debe al país una explicación urgente, esta vez, sobre la economía. 

Juan Carlos Zuleta Calderón es economista

Opinión

Noticias