Opinión

14 de octubre de 2017 11:14

Ejecutivo (CEO) de Nano One Materials: "Somos una empresa 'a prueba del futuro' de cara a los cambios en tecnologías de baterías de litio y sin litio"


Ejecutivo (CEO) de Nano One Materials: “Somos una empresa 'a prueba del futuro' de cara a los cambios en tecnologías de baterías de litio y sin litio” ͥ

Juan Carlos Zuleta Calderón ͥ ͥ

Resumen.
  • Aquí presento una entrevista exclusiva con Dan Blondal, ejecutivo (CEO) de Nano One Materials Corp. para hablar de las tecnologías de esta empresa, así como de sus planes futuros de comercialización.
  • Además, él comenta sobre la relación entre los novedosos materiales del cátodo del litio de Nano One y los productores de salmuera, así como sobre nuevos métodos de extracción del litio y tecnologías emergentes de baterías de litio y sin litio.
  • Seguidamente, Dan Blondal explica por qué las baterías de iones de litio-fosfato de hierro,  junto con las tecnologías de baterías sin cobalto, podrían dominar el segmento en expansión del almacenamiento energético del mercado del litio.
En esta entrega, me complace entrevistar a Dan Blondal, CEO de Nano One Materials Corp. (OTCPK:NNOMF), para hablar de las tecnologías de esta empresa, así como de sus planes de comercialización futuros. Estoy muy agradecido a John Lando, Presidente de dicha compañía, por hacer posible esta entrevista.

Lo que hace que esta entrevista sea muy diferente de las demás es que por primera vez, el CEO de una de las empresas más prestigiosas dedicadas al desarrollo de nuevos materiales de cátodos de litio en Norteamérica, explica por qué los nuevos materiales de cátodos de litio de Nano One pueden ser de gran valor para la producción de litio por los productores de salmueras; las limitaciones intrínsecas de los nuevos métodos de extracción para producir hidróxido de litio (LiOH) directamente de la salmuera; cómo su tecnología se puede adaptar tanto a las tecnologías avanzadas de las batería de iones de litio así como a las baterías de litio íntegramente de estado sólido y otras baterías de iones; y por qué él siente que las baterías de litio-azufre y litio-aire están demasiado lejos en el futuro para preocuparse acerca de ellas hoy en día.

Sugiere él entonces que las baterías de iones de litio-fosfato de hierro y las tecnologías de baterías sin cobalto podrían ser la manera de avanzar en los siguientes años, particularmente para aplicaciones en el almacenamiento estacionario de energía. La entrevista se organiza en base a cinco preguntas; dos de ellas correspondientes al estado actual del tema y el resto, relacionadas con el futuro, complementadas con una serie de consultas adicionales durante una entrevista de 49 minutos por Skype. En lo que sigue, comparto con mis lectores la transcripción completa de la entrevista con Dan Blondal, CEO de una de las empresas más innovadoras en el campo de la energía del litio hoy en día.

Juan Carlos Zuleta (JCZ): Gracias por aceptar mi invitación para entrevistarte. Conozco a John desde hace mucho tiempo y también le estoy agradecido por haber hecho que esta entrevista tenga lugar. Dan Blondal (DB): Bueno, es genial conocerte por teléfono. John apoyó mucho el incluirte en la llamada y también he leído un montón de tus artículos, por supuesto, estando los mismos en el tema de litio. He leído muchas de tus publicaciones a lo largo de los años. Así que es agradable escuchar tu voz y tener la oportunidad de hablar contigo.

JCZ: Gracias por tus comentarios. Bueno, empecemos. He dividido esta entrevista en dos partes. Una, que se refiere al estado actual del asunto, por así decirlo, y dos, me gustaría hablar también sobre el futuro. ¿Te parece bien?
DB: Sí.

JCZ: Así que he preparado un total de cinco preguntas; dos de ellas pertenecen a la primera parte de esta entrevista y tres, a la segunda. En cuanto a la primera parte de nuestra entrevista, me gustaría empezar preguntando algo sobre el costo de la celda individual de las baterías. Dijiste tú en una presentación anterior para  Investor Intel hace un par de semanas que el material del cátodo representa el 25% del costo de una celda de batería, ¿verdad?
DB: Sí, más o menos.

JCZ: A este respecto, ¿podrías decirme cómo Nano One tiene la intención de reducir el costo de las baterías de iones de litio, en términos de dólares por kWh, en un 50%?
DB: Sí, te lo puedo decir. Eso es a nivel de cátodos, no a nivel de una celda de baterías. Sólo para ser claros.

JCZ: OK. Sí, porque tenía la siguiente pregunta. Quiero decir, iba a preguntarte. Aquí, ¿estás hablando del costo de la celda como un todo o sólo el material catódico? Así que estás hablando del cátodo.
DB: Eso es correcto, sí. Eso tiene más sentido, matemáticamente.

JCZ: Cierto, estaba un poco confundido, ya sabes, porque si empiezas diciendo que el material del cátodo sólo representa el 25%, suena un poco irrazonable que reducirás el costo de la celda en un 50%, ¿verdad?
DB: Absolutamente, es importante entender que los materiales del cátodo son una porción de los costes de la celda, que son a su vez una porción de todo el paquete de la batería. Nano One es la tecnología de desarrollo de aguas arriba (upstream) para hacer polvos de cátodos de materias primas tales como litio (Li), níquel (Ni), manganeso (Mn), cobalto (Co). Cuatro materiales que entran, un material compuesto negro del cátodo que sale. Este polvo del cátodo es apenas uno de los materiales y de los componentes que entran en una celda de batería y es el más costoso.

JCZ: Genial, ahora a este respecto, me gustaría saber qué elementos específicos serían más importantes tanto en la reducción de costos como en la mejora del rendimiento, ya que dijiste que esta reducción de costos va a ocurrir tanto en términos de reducción de costos de materias primas, procesamiento y escala, ¿verdad?, como además en mejora del rendimiento en términos de tecnología, formulación y estructura de cristales. Eso es lo que estás diciendo en tu presentación. Así que mi pregunta sería: ¿Cuál de estos elementos es más importante, tanto en términos de reducción de costos como en mejora del rendimiento?
DB: OK. Depende un poco de con quién estás hablando y qué parte de la propuesta de valor en la que están interesados. Ayuda a entender lo que estamos haciendo desde un punto de vista de procesamiento. ¿Me dejas aclarar esto por unos minutos? En nuestro proceso traemos valor a varias partes de la cadena de suministro. Aunque, como ya sabes, estamos desarrollando tecnología para ensamblar Ni, Li, Mn, y Co en material catódico NMC, nuestro proceso nos permite utilizar carbonato de litio (Li2CO3).

Podemos hacer lo mismo para el litio-fosfato de hierro (LFP) como para virtualmente todos los demás tipos de materiales de cátodo. Esto incluye los materiales con alto contenido de níquel que se requieren para los vehículos eléctricos de uso particular. Y ese es un aspecto en el que diferimos de toda la industria hoy en día. Un número cada vez mayor de materiales catódicos que se producen hoy en día están requiriendo LiOH que, como sabes, tiene un costo elevado en el mercado, debido en gran medida a la demanda. Previsiblemente, hay un sobreprecio de 40% en el uso de LiOH y el proceso de Nano One permite el uso de Li2CO3, que está disponible más ampliamente y es obviamente más barato. Así que ahí está el valor en el ámbito minero.

También estamos consolidando la corriente de mejoramiento del litio con el flujo de Ni, Mn, Co o la corriente de hierro (Fe) y fosfato (PO4). Las estamos consolidando en una sola reacción química y creemos que podemos reducir el costo de producción y la complejidad del proceso total para fabricar materiales catódicos que traen así mejoras de costo a la producción. Así que eso es en el nivel operativo. Y luego porque mezclamos todo en solución en una reacción química, conseguimos que los elementos, los átomos de Li, Ni, Mn, Co, sean mezclados muy homogéneamente en estructuras de cristales antes de llegar al horno. Estos materiales se cuecen posteriormente en un horno para producir óxidos cristalinos que funcionan como material de la batería. Nuestro proceso produce una mezcla íntima de átomos que requiere menos tiempo en el horno y produce estructuras de cristales muy puras. Hay pocas imperfecciones en la estructura de cristales, lo cual mejora el almacenaje de los iones de litio,  pero lo que es más importante aún, el material es más duradero. No se disgrega tan rápidamente cuando se somete a carga o descarga eléctrica. Ahí está el beneficio desde el punto de vista de contenido de energía en kWh, porque durante su vida útil el material con estructuras de cristales puras puede almacenar más energía y durará más.

JCZ: En términos de la parte minera de la ecuación, por así decirlo, me parece que esta tecnología va a beneficiar más a los productores de salmuera que a los de espodumeno, ¿no?
DB: Eso es correcto. Tiene más impacto en los productores de salmuera porque el primer producto viable de ese proceso va a ser un carbonato.

JCZ: Eso es cierto, aunque hay algunas, ya sabes, tecnologías revolucionarias que apuntan a producir LiOH directamente desde la salmuera también.
DB: Sí.

JCZ: Pero, por supuesto, muchos productores de salmueras siguen siendo bastante escépticos sobre el uso de estas tecnologías porque piensan que no están suficientemente comprobadas. Pero mi impresión es que, más adelante, esto va a cambiar. ¿Qué piensas de eso?
DB: Bueno, creo que hay varias membranas osmóticas y tecnologías electro-químicas que pueden hacer ese trabajo, convirtiendo la salmuera directamente a un hidróxido. Sin embargo, es un costo adicional, que ha sido impulsado por la necesidad de hidróxido de litio de grado EV (electric vehicle). La industria del cátodo actualmente muele hidróxido de litio con Ni, Mn y Co, antes de cocer la mezcla en un horno. Antes de la cocción, las partículas de polvo siguen siendo de dimensiones de muchos miles de átomos, y el horno las ablanda para que los átomos de litio comiencen a migrar y se mezclen con el Ni, Mn y Co. El LiOH tiene un punto de fusión más bajo que el Li2CO3 y se mezcla más fácilmente con el Ni, Mn y Co y esto impide que los materiales de grado EV, que son ricos en níquel, pasen a formar estructuras defectuosas. En nuestro caso, ya tenemos los átomos de litio mezclados atómicamente antes de llegar al horno, por lo que no estamos tratando de mover los átomos por distancias realmente grandes y no necesitamos que la fuente del litio tenga un punto de fusión bajo; y es por eso que podemos usar carbonato.

Es un punto sutil, pero las baterías de los vehículos eléctricos no necesitan hidróxido de litio. Es el proceso actual para hacer los materiales del cátodo que requiere LiOH. Y, en última instancia, eso es lo que impulsa la necesidad de mejorar la química y otras tecnologías que se consideran para las fuentes de salmuera. Creemos que se está desperdiciando capital innecesariamente en el espacio de recursos para satisfacer la demanda de LiOH. Así que podríamos cambiar eso. Nuestra tecnología podría proporcionar una ruta directa para el uso de Li2CO3 en vehículos eléctricos. Y para algunas compañías mineras eso valdría decenas, o aun cientos, de millones de dólares.

JCZ: Es cierto, pero algunos analistas también afirman que algunos gastos de capital podrían reducirse utilizando estas nuevas tecnologías porque ahorrarían en estanques solares, que son extremadamente caros en algunos casos, ¿no?
DB: Mira, no soy experto en la extracción de litio pero los estanques solares han sido una fuente de litio de bajo costo desde hace algún tiempo y supongo que para nuevos proyectos, el asunto se reduce al costo de la energía comparado con la evaporación solar. Ahora bien, si uno está situado en el lugar correcto, entonces tal vez tiene sentido. Probablemente se tenga que tener en cuenta el valor actual neto (VPN) de la tenencia de ese producto en un estanque por períodos prolongados antes de que vaya al mercado, frente a la posibilidad de procesarlo directamente. Y hay tantas variables de salar a salar, y la composición química puede variar hasta dentro de un mismo salar, así que probablemente no hay una tecnología única para reemplazar a los estanques solares.

JCZ: Correcto.
DB: Puede que no sea práctico especializar cada instalación y transportar energía a las salinas de alta elevación de Sudamérica. Pero, puede funcionar en algunos casos. Es obvio que el costo global agregado y la demanda de hidróxido de litio resultarán en un sobreprecio en relación al carbonato, al menos hasta que las tasas de producción se igualen. Creemos que podemos hacer frente a esa brecha y esta es una oportunidad para Nano One para trastornar el mercado.

JCZ: OK. Vamos a la segunda pregunta. ¿Cómo va a funcionar la licencia de su tecnología? Como probablemente sabes, a medida que pasa el tiempo, cada vez más países productores de litio se están interesando en desarrollar proyectos de litio con valor agregado y muchas empresas globales también están interesadas en ayudarlos a hacerlo. Un ejemplo es Chile que ha lanzado recientemente una licitación con este propósito en mente y ha motivado a 12 de tales empresas a presentar expresiones de interés. Entonces, ¿estarán ustedes dispuestos a trabajar con esos países o piensan trabajar sólo con países desarrollados? ¿Cuál es la estrategia de mercadeo de su tecnología en este caso?
DB: Esta es una gran pregunta, Juan Carlos. Nuestra estrategia básica siempre ha sido empaquetar y licenciar nuestra tecnología y nunca hemos dicho específicamente si trabajaríamos con países desarrollados o no desarrollados. Yo diría que nuestros intereses radican en aquellos países que tienen jurisdicciones amistosas con respecto a las baterías, y eso, por supuesto incluye a China. Eso también incluye a Japón, Corea. Esas son las opciones obvias.

Hay una jurisdicción muy amistosa en Quebec en Canadá, y por encima de eso está la jurisdicción de Suramérica, que serían Chile y Argentina. No hay razón para que no consideremos el trabajar con alguno de esos países si los términos son convenientes. Al fin y al cabo, el avance de cualquier discusión sobre la concesión de licencias o joint-venture o asociación dependerá de los términos de los contratos. Sé que es una respuesta vaga, pero estamos abiertos a una amplia gama de oportunidades.

JCZ: Ahora, en términos de este tema de la licencia, ¿están planeando incluir la capacitación en la licencia para que los países productores de litio se acostumbren a utilizar este tipo de tecnologías para proyectos de material de cátodos en Chile, China o en cualquier otro lugar? Así que incluirían una parte de entrenamiento, ¿verdad?
DB: Hemos desarrollado una planta piloto, que está dirigida a procesar mayores volúmenes de prueba y demostrar la tecnología a escala creciente pero esta misma planta también nos ayuda a aprender cómo construir una planta de tamaño completo. Estamos haciendo proyecciones sobre las condiciones de operación, el costo, la energía, etc. para ampliar la escala de producción de estos materiales y las mismas nos permitirán armar un paquete de ingeniería y propiedad intelectual que incluya detalles de diseño y conocimientos operacionales para la construcción y operación de una instalación a escala completa. Las patentes protegen al productor de estos materiales y nuestro know-how sería, como tú lo señalas, la formación o el entrenamiento sobre cómo operar la instalación. Nuestro proyecto piloto está construido y estamos en proceso de determinar los parámetros de operación y diseño a escala comercial.

JCZ: ¿Cuánto tiempo va a tardar? ¿Cuándo planean tener un paquete completo para ofrecerlo a las partes interesadas?
DB: Hemos sido afortunados. Nuestra planta piloto comenzó más o menos como se planeó y hemos acortado los ciclos de desarrollo en algunos de nuestros materiales de cátodo que estarán disponibles próximamente. Probablemente, tengamos que esperar todavía hasta principios de 2018 para contar con los elementos necesarios en su lugar para el paquete completo, tal vez de 6 a 8 meses.

JCZ: Bien, ahora, ¿cuáles son sus planes en términos de ampliación de escala, quiero decir, van a permanecer en la etapa piloto del proceso o están planeando desarrollar una planta mayor?
DB: Depende un poco de con quién nos asociamos, Juan Carlos. En una empresa conjunta, estaríamos involucrados en la construcción y el mantenimiento de la instalación. Y un socio de capital conjunto (Joint Venture - JV) proveería la experiencia operativa y en la cadena de suministros. Una asociación o joint-venture tiene sentido para nosotros, con la licencia como un componente. En la opción de solo licencia, ofreceríamos ingeniería, tecnología y conocimientos técnicos, y el recipiente de la licencia se haría cargo de la construcción de las instalaciones. Necesitamos proteger nuestra tecnología y tenemos que ser conscientes del sitio y la jurisdicción, pero dependerá de con quién estamos tratando.

JCZ: Es cierto. Ahora, en términos del operador, te refieres a los productores de baterías de litio, ¿verdad?
DB: Bueno, puede ser. Pero, típicamente, los productores de baterías de litio no hacen sus propios materiales catódicos.
JCZ: Es cierto.

DB: Esto se hace típicamente en etapas previas del proceso (upstream). Por ejemplo, en el caso de Tesla (NASDAQ:TSLA), una parte sustancial de los materiales catódicos provienen de la empresa minera de metales Sumitomo. Sumitomo hace su producto NCA, lo proporciona a Panasonic que lo empaqueta en una celda cilíndrica antes de que Tesla instale 7.000 de ellas en un paquete de baterías más grande.

JCZ: Es cierto.
DB: Hay muchos otros productores de cátodos en Asia y Europa, como Umicore, Toda Kogyo, Nichia, Shanshan, EcoPro, Pulead ... También están BASF (OTCQX:BASFY) y Johnson Matthey (OTCPK:JMPLF), que son grandes empresas químicas en su propio ámbito, entrando al campo de las baterías, buscando cuota de mercado y ventajas de fabricación. Esos son el tipo de entidades con las que nos gustaría trabajar.

JCZ: Muy bien. Bueno, hablemos ahora del futuro. Entiendo que su tecnología se inscribe en lo que podría llamarse baterías de iones de litio avanzadas, en términos de mejores cátodos, ¿verdad?
DB: Sí, en términos de lo que hemos hablado de que la estructura de cristales está siendo mejorada, así es.

JCZ: Como sabes, también hay mejoras en los ánodos, ¿verdad?
DB: Sí.

JCZ: Aquí estoy hablando de usar silicio, estaño o incluso grafeno en lugar de grafito para el material del ánodo de estas baterías. Tengo dos preguntas relacionadas. Una, ¿cuán factibles crees que estas tecnologías vayan a ser en un futuro próximo, y dos, su tecnología será capaz de adaptarse a estos avances tecnológicos en los próximos años?
DB: El silicio y otros aditivos en ánodos de grafito tiene sentido, pero es probable que el grafito siga siendo la materia prima dominante en los ánodos para el futuro previsible. Hay simplemente demasiados problemas de costo, ampliación de escala, y de rendimiento con otros materiales que han sido propuestos como sustitutos para el grafito. La única excepción es un ánodo de litio sólido, que tiene gran promesa si la industria pudiera superar los desafíos de seguridad. El material catódico no cambia en ninguno de esos casos. A veces la forma en que el litio reacciona con el ánodo afectará a los aditivos en el cátodo, pero el material del cátodo base no necesita cambiar.

JCZ: ¿Así que no habrá mucha diferencia en términos de fabricación de los mismos?
DB: No, de hecho, somos inmunes y a prueba de avances futuros en relación a estos cambios. Estamos desarrollando una plataforma de fabricación que es lo suficientemente flexible para hacer todo tipo de materiales catódicos de iones de litio y, muy posiblemente, la próxima generación de materiales catódicos en general. Somos independientes de las reacciones químicas con las que funcionan las baterías y podemos adaptar nuestro proceso para hacer nuevas clases de materiales de cátodos. Somos muy flexibles y podemos ajustarnos a las tendencias en el ámbito de la tecnología de baterías. Ya hemos cambiado algo de nuestro enfoque hacia materiales de alto contenido de níquel, por ejemplo, con el fin de avanzar junto con la evolución de los vehículos eléctricos.

JCZ: Correcto, pero ¿cuán factibles crees que son estas tecnologías en el futuro? ¿Crees que estarán listas para jugar un papel importante en, digamos, los próximos 2 o 3 años, o algo así?
DB: Creo que el silicio en el ánodo de grafito está muy listo. ¿Estás preguntando por el ánodo, correcto?

JCZ: Sí.
DB: creo que ese futuro ya llegó. Creo que Tesla ya tiene una pequeña porción de silicio en sus baterías. La cuestión es cuánto y cuán lejos puede ser empujado este material y cómo impacta la arquitectura de la batería entera. En el caso del grafeno, se ha hablado mucho de usarlo como ánodo, pero creo que solo se trata de una tecnología en busca de una aplicación. La estructura de costos y la facilidad para poder ser ampliada a mayor escala simplemente no parecen estar listas aún.

JCZ: Claro, pero no planean trasladarse a las tecnologías de ánodos en un futuro próximo, ¿verdad?
DB: No, la producción de materiales del ánodo basados en grafito no tienen sentido para nosotros.
Quizás haya un lugar para nosotros para hacer los materiales del ánodo de óxido de titanio-litio, pero creo que los métodos de producción ya están bien establecidos.

JCZ: Muy bien. Ahora vamos a la cuarta pregunta. Como sabes,  hay otras tecnologías más allá de la de iones de litio que están siendo investigadas y desarrolladas intensamente, tales como sistemas de estado sólido (tanto con electrolitos de polímero como de cerámica), litio-azufre, y litio-aire y litio-oxígeno. Como sabes, algo que estas tecnologías comparten es que todas usan litio metálico en vez de carbonato de litio o hidróxido de litio. ¿así que tienen ustedes alguna idea de cómo Nano One planea enfrentar estos desafíos o quizás piensan que estas innovaciones disruptivas son simplemente demasiado adelantadas para preocuparse por ellas?

DB: En el caso de una batería de electrolito sólido, podría resolver los problemas de seguridad y permitir el uso de un ánodo de litio, pero todavía requeriría de los materiales cátodicos que usamos hoy en día, con Ni, Mn y Co, por ejemplo. Estamos en conversaciones con los fabricantes en lo que respecta a nuestra tecnología espinela de alto voltaje o lo que llamamos nuestro material libre de cobalto. Es un material que permite que las baterías operen en un rango de 4,8 voltios y para el futuro tiene la posibilidad de poder ser combinada con electrolitos sólidos y posiblemente con un ánodo de litio sólido.

Las baterías de litio-aire, y las baterías de litio-azufre, no requieren la clase de cátodos que se usan hoy, pero estas tecnologías siguen estando lejos de amenazar a las de iones de litio, así que no nos preocupamos realmente de ellas. La realidad, si tú miras históricamente al pasado, a fabricantes de baterías y productores de celdas de baterías, e incluso a los productores de paquetes de baterías, es que ha habido solamente un puñado de casos exitosos fuera de la China y probablemente cuesta cerca de quinientos millones de dólares para cualquier compañía el desarrollar baterías basadas en reacciones químicas novedosas hasta llegar a la producción a gran escala. Además, la barrera a la entrada al mercado se hace más grande a medida que caen los costos de las baterías de iones de litio.

JCZ: ¿Qué nos puedes decir sobre el azufre?
DB: No pretendo ser un experto en baterías de litio-azufre pero, será difícil batir a las baterías de iones de litio, que han visto reducciones de costo substanciales puesto que la producción comenzó hace más de 25 años.

Estas barreras no son infranqueables pero se endurecen más y más, a medida que el fosfato de hierro-litio penetra en el mercado. ¿se entiende lo que digo?

JCZ: Sí, eso tiene sentido, aunque acabo de escuchar que en China estas baterías de fosfato de hierro, LFP, están siendo sustituidas por NMC, ¿verdad?
DB: Eso es correcto. Eso será cierto en el caso de vehículos eléctricos donde los requisitos de alcance de operación sin recarga son específicamente altos – se necesita densidad de energía y alcance - y NMC cumple tales requisitos. LFP se adapta mejor a vehículos comerciales, herramientas a batería y soluciones de almacenamiento de energía para redes eléctricas. Si bien recuerdo, se proyecta que NMC crecerá dos veces más rápido que LFP, pero ambas tecnologías desempeñarán un papel importante en el futuro previsible. Por lo tanto, todavía hay un futuro muy saludable para LFP.

La ventaja del litio-fosfato de hierro es que permite operar la batería por 10.000 ciclos profundos de carga y descarga. Con NMC se obtiene un millar de ciclos profundos, lo que funciona bien para baterías de vehículos eléctricos de alcance más largo porque el conductor promedio utiliza diariamente sólo una fracción de la capacidad. Esto deja mucha capacidad extra de reserva para viajes largos ocasionales. LFP se adapta a aplicaciones en las que no se necesita capacidad extra de reserva para algunas ocasiones, pero en cambio se necesita larga duración en el tiempo o longevidad.

JCZ: ¿Qué hay de los usos estacionarios o para almacenamiento de energía?
DB: Sí, creo que LFP podría dominar ese espacio. La espinela de alto voltaje que mencioné anteriormente, también podría desempeñar un papel clave. Ambos tienen características similares con respecto a los ciclos de carga y descarga y a la potencia, pero el perfil de voltaje de la espinela trae otras ventajas que podrían simplificar los sistemas de motores y transmisiones y la recarga. Ambos compuestos químicos pueden ofrecer longevidad y miles de ciclos en aplicaciones donde la densidad de energía no es tan crítica. Los medios de comunicación masiva tienden a concentrarse en el tema de los vehículos eléctricos de consumo por lo que la atención se dirige a menudo a los materiales relacionados con tal tema, pero el mercado de almacenamiento de energía es aún mayor y hay amplias oportunidades para LFP y espinela de alto voltaje

JCZ: Cuando nombras a la espinela como material de cátodo ¿a qué material específico te refieres? ¿estás hablando de fosfato de hierro o qué?
DB: No, cuando hablo de espinela, estoy hablando de un material de alto voltaje, que es un óxido de LiMnNi. La tecnología de procesamiento de Nano One es particularmente buena para producirla y tenemos ya listo un método para llegar a producir grandes volúmenes. Es 75% Mn y 25% Ni. Es relativamente barato desde el punto de vista de la materia prima porque elimina el cobalto y es predominante manganeso. No tiene tanta capacidad como los materiales a base de cobalto pero es más duradero, permite un cargado más rápido y un voltaje mayor.

JCZ: Bien, esto nos lleva a la última pregunta. Hay otras baterías de iones sin litio, tales como iones de sodio, iones de magnesio y de aluminio, bajo investigación y desarrollo e incluso he tomado conocimiento de la investigación y desarrollo del Prof. Michael Zimmerman de la Universidad de Tufts, a quien he tenido el privilegio de entrevistar hace unas semanas, que va más allá de todas las tecnologías mencionadas anteriormente, aunque en realidad no mencionó la reacción química específica de esta tecnología. Así que, de nuevo, ¿Nano One tiene un plan estratégico para enfrentar estos desafíos?

DB: Algunos de esos materiales podríamos producir igual de bien. Piensa en nuestro proceso como una línea de ensamblaje química. En lugar de ensamblar Li, Ni, Mn, Co, podríamos ensamblar sodio (Na) o zinc (Zn) con esos materiales. Todo está dentro de las capacidades de nuestro proceso. De esa manera somos, de nuevo, independientes del proceso químico, y somos lo suficientemente flexibles para movernos según las diferentes tendencias del mercado. Vuelvo a la premisa de que las nuevas tecnologías de baterías y de nuevos procesos químicos tendrán que superar una formidable barrera de fabricación y las baterías de iones de litio llevan una ventaja de 25 años.

Pero somos independientes de tales desarrollos y estamos bien posicionados para hacer los materiales del futuro. En Nano One, trabajamos en materiales de vanguardia, pero evitamos los que necesitan 10 años de desarrollo y cientos de millones para ser comercializados. La excepción es nuestra espinela de alto voltaje, que creemos necesita de tres a cinco años más de preparación, y está firmemente en los planes tecnológicos de los productores principales de baterías. Con la colaboración industrial, creemos que es viable y podemos traerla a la mesa de negociaciones, incluyendo una plataforma de fabricación para producción a gran escala.

JCZ: Así que en general, tú crees que tendremos baterías de iones de litio por bastante tiempo, ¿verdad?
DB: Sí. Creo eso firmemente. Los obstáculos a la penetración de novedades están creciendo y los costos de la batería del ion del litio van bajando. Otras tecnologías de baterías necesitarán un avance en su rendimiento muy grande para superar la trayectoria de bajo costo de las baterías de iones de litio.

JCZ: De acuerdo, genial. Fue muy agradable hablar contigo Dan, espero que esta conversación sea publicada en una semana o algo así, ¿de acuerdo?
DB: Maravilloso.

JCZ: Has sido muy servicial y amable. Así que te doy las gracias por eso.
DB: Así que cuídate Juan Carlos. Que pases una semana maravillosa y espero leer tus comentarios en el sitio Seeking Alpha.

JCZ: OK, muy bien, muchas gracias. Te estaré viendo. Adiós.

____________________________________
ͥ Versión traducida del artículo original publicado en inglés el 19 de septiembre de 2017 bajo el título “Nano One Materials’ CEO: We are ‘Future-Proof’ to Changes in Lithium and Non-Lithium Battery Technology” en Seeking Alpha, uno de los sitios web sobre temas bursátiles más prestigiosos de Estados Unidos de Norteamérica y el mundo. Una versión anterior del mismo fue publicada por primera vez el 27 de julio de 2017, como una contribución al sitio Marketplace sólo para suscriptores de Seeking Alpha.

ͥ ͥ Analista de la Economía de Litio. Autor Premium de Seeking Alpha desde 2009. Actualmente, es el autor más leído No. 17 (de miles) en la categoría Mercancías (Commodities) en los últimos 90 días en ese sitio.

ANF agradece a Juan Carlos Zuleta y SeekingAlpha la autorización para reporducir in extenso la entrevista.