1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Opinión

20 de julio de 2020 12:25

Entre voto útil, voto unido y voto inútil


Tal como va la situación política del país en el sentido que las elecciones generales están fijadas para el próximo 6 de septiembre, siempre y cuando nuestro “enemigo invisible” como es el coronavirus lo permita y el Tribunal Supremo Electoral esté “iluminado” para hacer una lectura correcta del mismo, ya empiezan a surgir varias probabilidades de que candidatos presidenciables estarían con mejor opción para ganar esas justas electorales.

Retrotrayéndonos a las elecciones fallidas y fraudulentas de octubre del año pasado, donde predominó en la mayoría de la población el Voto Útil por el mejor posicionado para hacerle frente al huido Evo Morales y al Movimiento Al Socialismo (MAS), que en este caso fue Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC), quien habiendo recibido un gran respaldo a través del voto mayoritario ciudadano para sacar del “Palacio Quemado” al gobierno despótico y autoritario del MAS, hoy la coyuntura política marca otro escenario y muy distinto a ese entonces.

Con otros actores políticos como es el caso de la actual presidenta transitoria, Jeanine Añez por JUNTOS, Luis Fernando Camacho por CREEMOS, Luis Arce Catacora  por el MAS y Jorge Quiroga por LIBRE-21, las fichas del tablero electoral dieron sin duda alguna un giro de 180°. Aunque muchos analistas, políticos  y en especial Carlos Mesa de CC señalen que la candidatura de Jeanine Añez es antiética y no lo quieran aceptar, sin duda que le ha disminuido un gran respaldo al mesismo especialmente en el oriente.

Si Carlos Mesa no quiere verse más “De Lejos” que “De Cerca” de la población votante en los próximos comicios electorales, no le queda otro camino que hacer una alianza con una representación política oriental del país. Aunque para muchos, pueda parecer una propuesta “jalada de los pelos”, la realizada hace poco por el actual Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de hacer un solo frente entre JUNTOS y CC, sería un gran paso para evitar la dispersión del voto que indirectamente le favorecería al MAS.

El Voto Unido de los opositores al MAS debe prevalecer para las venideras elecciones nacionales. Creer que cada uno yendo por su lado, lograrán derrotar al masismo que tiene un voto leal y cerrado de aproximadamente del 30% del padrón electoral, será matar la Salud y la Democracia en el país, lo cual además se convertiría en un Voto Inútil.

Lo ideal es que tanto Añez, Mesa, Camacho y Quiroga hagan un solo bloque para enfrentar al MAS y que en primera vuelta lo derroten de manera contundente, sin posibilidades de que pueda reaccionar. Además ese es el pedido clamoroso de una gran mayoría de la población que luchó entre octubre y noviembre del año pasado. Tarea aun no resuelta.

Ninguno de los candidatos opositores al MAS tiene que darse por ganador de manera anticipada y mucho menos sin consolidar el Voto Unido que tanto pide la gente. Hacer oídos sordos a dicho pedido es como si quisieran gobernar “sin escuchar al pueblo”. Aún están a tiempo para dejar a un lado sus imposturas individuales y pensar que está en juego el futuro de nuestra democracia que quedó mal herida después de casi 14 años, habiendo sido disfrazada durante todo ese tiempo.

Candidato opositor al MAS que no quiera hacer un solo bloque o frente para ganarle en el primer round electoral al partido político de Evo Morales, simplemente estará demostrando que es un candidato presidencial funcional o “tonto-útil” al masismo y que sus discursos en contra hacia dicha tienda política, no fueron más que una alocución de engaño electoral.

También se habló de otro posible bloque conformado entre Quiroga y Camacho, pero ambos tienen poco porcentaje de apoyo electoral, por lo que votar por ellos también sería un Voto Inútil. No les queda más que llegar a sumarse a ese gran bloque de mayor peso que lo tienen Añez y Mesa o por último desistir de sus candidaturas para en bien de nuestra democracia que está en estado de coma, no solo por los políticos de turno sino también por el coronavirus.

No todo está dicho para que se realicen las elecciones nacionales el 6 de septiembre próximo. De a poco van creciendo voces para que se posterguen las mismas hasta cuando haya las condiciones para una asistencia masiva a las mismas. Aspecto, además, que les serviría de mucho a todos los candidatos presidenciables para replantear sus ofertas electorales con un enfoque especial en  salud y cómo lograr recuperar nuestra alicaída economía. Temas que son de principal interés de la población.

Juan Carlos Ferreyra Peñarrieta es comunicador social

Opinión

Noticias