Opinión

15 de mayo de 2019 16:11

Acercar la justicia al pueblo


Desde la creación de las instancias que administran justicia en el país a través del antiguo Poder Judicial, propiciado por el Mariscal Antonio José de Sucre en mayo de 1825, la población ve desde ese entonces hasta nuestros días a dicho Órgano del Estado como difícil de llegar a compenetrarse del trabajo que realizan sus magistrados.

Las reformas hechas en 1999, determinando la creación de nuevas instancias; en el ámbito jurisdiccional, la creación del Tribunal Constitucional y Tribunal Agrario Nacional; en el ámbito administrativo y disciplinario, la conformación del Consejo de la Judicatura, como las últimas transformaciones realizadas a partir de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado (7 de febrero de 2009), tampoco permitieron acercar del todo la justicia al pueblo.

Hoy para acercar la justicia al pueblo, se debe pensar que las Salas Plenas que realizan el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo de la Magistratura, el Tribunal Agroambiental y el Tribunal Constitucional Plurinacional, puedan cumplir las mismas en las nueve capitales departamentales más El Alto, empleando la política de relaciones públicas de “puertas abiertas”, con el fin de que representantes de sectores sociales puedan asistir a las mismas y así tener ese acercamiento con los altos magistrados para que expresen sus necesidades acerca de la problemática judicial.

Lo propio podrían hacer los Tribunales Departamentales de Justicia, las Representaciones Distritales del Consejo de la Magistratura, Tribunal Agroambiental y Tribunal Constitucional Plurinacional, llevando a cabo sus Salas Plenas a las provincias, con el objeto de acercar cada vez más la justicia al pueblo.

También debe existir una Política Comunicacional Proactiva, como ser: en lo INFORMATIVO, dar  gran importancia a la formación de los periodistas en materia judicial, con el objetivo de que en el momento de informar a la ciudadanía usen correctamente la terminología jurídica. 

En lo EDUCATIVO, con el objetivo de acercar la Justicia a los más jóvenes, se podría crear el programa “Educando en Justicia”, cuya labor consiste en visitas a centros educativos fiscales y particulares para hacer una introducción a la Justicia y a sus conceptos básicos, para posteriormente, escenificar un simulacro de juicio en el ámbito de los menores.

En lo CIUDADANO, conscientes que el contacto directo con la ciudadanía es importante, se debe poner en marcha una Semana de Puertas Abiertas del Tribunal Supremo de Justicia como de los Tribunales Departamentales para que la gente pueda conocer los ambientes en los cuales  trabajan a diario magistrados, vocales y jueces. 

Y en lo INSTITUCIONAL, urge que magistrados, vocales, jueces y demás servidores públicos judiciales también se capaciten en esferas de las Relaciones Públicas y Humanas con el fin de dar un mejor trato con una atención de calidad y calidez al público litigante.

Juan Carlos Ferreyra Peñarrieta es consultor en comunicación con estudios en derecho

Opinión

Noticias