Opinión

6 de diciembre de 2017 09:08

El 3D no solo se ganó el #VotoNulo, ganó el Voto Emocional


La Campaña emocional y el Cerebro electoral

Algunos estudios de Comunicación Política vienen demostrando que el cerebro político es fundamentalmente emocional, que el material del que está hecha la política son básicamente las emociones.

La propaganda política en el comportamiento electoral se centra especialmente en dos emociones: El miedo y el entusiasmo, estas dos variables serían eje central sobre el cual debería enfocarse la campaña electoral.

El entusiasmo por un partido o candidato siempre se vincula a un marco de cambio a lo nuevo, palabra “cambio” dentro de los slogans es un gancho muy atractivo en las campañas electorales, por todas las cosas que esto implica para el elector.

“El Cambio que Une”, el “Cambio y no Recambio”, el “Cambio Sensato” o en nuestro caso, “Proceso de Cambio”.

Estas palabras, como sostiene el lingüista americano Goerge Lakoff, crean metáforas que anidan en las mentes de las personas en forma de miedo hacia lo desconocido o de esperanza vinculada con un cambio que se desea.

Según el reconocido consultor Daniel Eskibel “Todos los ciudadanos son iguales a la hora de votar. Pero los distintos candidatos no son iguales ante el cerebro del votante. De hecho el cerebro considera solo a unos pocos de ellos y descarta de plano a todos los demás.

En el cerebro del votante solo se quedan los candidatos VIP, y la meta de la campaña electoral debería centrarse en lograr posicionar al candidato si quiere lograr votos.

Ahora bien, según Todorov y otros investigadores, “son las personas menos informadas sobre política y los que miran mucha televisión los más permeables a las primeras impresiones”. Esta parte es sin duda algo que se suponía desde hace tiempo pero que nos lo corrobora la ciencia.

Todorov demostró también, que si se expone a un grupo de personas a fotografías de candidatos a los que no conocen, y se les pide que elijan al más competente, honesto, amenazante o atractivo, se puede predecir el resultado electoral que efectivamente lograron hasta en un 70 por ciento. Además, se sabe que estos juicios se forman en el cerebro a tanta velocidad como cien milisegundos, y que no cambian si se da más tiempo para la respuesta”.

En la Era de la Comunicación Política Digital, tenemos una herramienta muy poderosa en nuestras manos como afirma Guillermo Riera “Hoy cualquier persona tiene más poder de comunicación en su mano (refiriéndose al celular) que no tenían en el siglo XX la mayoría de los políticos.

El pasado 3 de diciembre se llevaron a cabo las Elecciones Judiciales en Bolivia, la pregunta clave es saber cuáles fueron los criterios de nuestros electores al momento de emitir su voto.

Si analizamos las Redes Sociales, éstas nos pueden ofrecer una información muy valiosa. Estas elecciones se caracterizaron en particular por la sorna, el descontento, la protesta, la desconfianza, la creatividad, etc.

El elector tuvo la posibilidad de sacar fotografías a sus papeletas electorales y posteriormente publicarlas en sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram, pasando por WhatsApp, Snapcaht, Telegram y otras.

El Voto Nulo se impuso en Bolivia, pero lo novedoso, desde mi punto de vista, fue que una gran parte del electorado además emitió su mensaje, a través de textos, dibujos, caricaturas, etc. El votante nos está enviando mensajes que deberían ser tomados en cuenta para encarar las siguientes Elecciones.

No podía dejar pasar por alto este fenómeno que se vivió en las pasadas Elecciones en Bolivia, sin duda, en la Era de la Sociedad Red, los ciudadanos son cada vez más, los protagonistas de las contiendas electorales, si se dan cuenta, casi no recordamos los nombres, ni los rostros de los candidatos, pero si recordaremos mensajes como “La Policía está con su pueblo”, etc., etc.,

La gente nunca estuvo tan conectada como hoy, tenemos electores cada vez más críticos, exigentes, desconfiados y además se sienten empoderados.

Ivanna Torrico es comunicadora social y Máster en marketing politico.

Twitter: @IvannaTorrico