escritorio (1)

Opinión

30 de junio de 2022 14:29

“Siete tesis equivocadas”

ESCRITORIO 1

“Siete tesis equivocadas sobre América Latina”, es el artículo que, sin pretenderlo, se convirtió en un hito en el debate de las ciencias sociales respecto a la caracterización de los problemas de América Latina. Fue escrito por el sociólogo y gran intelectual mexicano Rodolfo Stavenhagen, Publicado por primera vez un 25 y 26 de junio de 1965 en el periódico mexicano El Día.

En el contexto de la década de los sesenta, existían presupuestos que sostenían y presentaban una radiografía de la realidad latinoamericana. Eran verdades sustentadas hasta ese momento y que regían la toma de decisiones política en la región. Como señala Stavenhagen esos presupuestos circulaban como moneda corriente para explicar el devenir de América Latina en la década de los 60 y 70. El panorama que pintaban los “expertos” que perpetuaban estas siete tesis equivocadas, eran optimistas y llevaban a minimizar y subestimar las tareas titánicas que el continente tenía enfrente.

De manera resumida, las tesis equivocadas eran las siguientes: 1) los países latinoamericanos son sociedades duales; 2) el progreso de América Latina se realizará mediante la difusión de los productos del industrialismo a las zonas atrasadas, arcaicas y tradicionales; 3) la existencia de zonas rurales atrasadas y arcaicas es un obstáculo para la formación del mercado interno y para el desarrollo del capitalismo nacional y progresista; 4) la burguesía  nacional tiene interés en romper el poder y dominio de la oligarquía terrateniente; 5) el desarrollo de América Latina es creación y obra de una clase media nacionalista, progresista, emprendedora y dinámica, y el objeto de la política social y económica de nuestros gobiernos debe ser estimular la movilidad social y el desarrollo de esta clase; 6) la integración nacional en América Latina es producto del mestizaje; 7) el progreso de América Latina sólo se realizará mediante una alianza entre los obreros y los campesinos, alianza que impone la identidad de intereses de estas dos clases.

No nos detendremos en esta ocasión en exponer los sustentos con los que rebate Stavenhagen estas tesis. Sin embargo, nos interesa resaltar la importancia y repercusión del artículo en aquel entonces. El escrito contaba con argumentos acuciosos, certeros y agudos para poner en duda las siete afirmaciones, contribuyendo con evidencia que mostraba su irrelevancia para la explicación que se buscaba. Se difundió por diversos medios y se volvió en lectura obligatoria para los cientistas sociales de toda América Latina. Tuvo repercusiones en la posición de la ciencia social dentro del marco político en que se insertaba. Se había dado la Revolución cubana y posteriormente la implantación de gobiernos dictatoriales en todo el continente.

Las Siete Tesis proponían hacer un balance crítico e impulsar una interpretación genuina de las transformaciones ocurridas en la región. Tuvieron mucha repercusión por la actualidad que adquirieron en una coyuntura difícil en el continente. Como señala Francisco Zapata, estudioso de la obra de Stavenhagen, “sin tener el don de la profecía, Stavenhagen, basándose en ciertas consideraciones teóricas bien fundamentadas, pudo dar sentido a los acontecimientos de los setenta. (…) si las tesis hubiesen sido mejor incorporadas al análisis que realizaba la izquierda institucionalizada sobre la realidad de los países en que le tocaba actual, quizás la historia subsecuente habría sido otra”. La posición de Stavenhagen, esencialmente crítica en el mejor sentido de la palabra, contribuyó, a la profundización de la reflexión política latinoamericana. El texto no solo tuvo un impacto académico, sino también político.

Ha pasado más de medio siglo de aquellas tesis. Urge en nuestra época identificar la vigencia o giros que se han dado en los presupuestos de las siete tesis equivocadas y añadir formulaciones de nuevas proposiciones y lecturas que expliquen el continente. Rebatir con argumentos profundos determinadas verdades que circulan como “moneda corriente”, con el propósito de reflexionar sobre nuestro continente. En 2015, conmemorando el medio siglo de las Siete tesis, El Colegio de México convocó a jóvenes de la academia de distintos países de América Latina, a hacer una relectura de ellas. La pretensión era que una nueva generación analizara la realidad latinoamericana a la luz de las Siete tesis. Sin duda aquel encuentro fue fructífero y una de las satisfacciones mayores, fue que Stavenhagen escuchó atentamente todas las ponencias. Una fortuna haber coincidido con el autor de las Siete Tesis, pues poco tiempo después partió de este mundo, dejándonos un importante legado e invitándonos a seguir pensando nuestro continente.  

Gabriela Canedo Vásquez es socióloga y antropóloga

Opinión

Noticias