Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Sociedad

27 de junio de 2020 11:27

La situación de riesgo de pueblos indígenas de Bolivia frente a la pandemia se dio a conocer a las Naciones Unidas

El Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) envió al relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, un informe en el que da cuenta del estado de abandono y vulnerabilidad en el que se encuentran los pueblos indígenas de las tierras bajas de Bolivia, ante la presencia de la pandemia del coronavirus.

20200627_112205_792 Pueblo yuqui. Foto. Archivo

La Paz, 27 de junio (ANF).- El riesgo en los pueblos indígenas de la región persiste frente a la pandemia, con alertas incluso de su desaparición, es así que diferentes gobiernos toman recaudos para su protección y definen políticas articuladas, sin embargo en Bolivia se denuncia que desde el aparato gubernamental se carece de asistencia a este sector.

Por ello,  el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) envió al relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, un informe en el que da cuenta del estado de abandono y vulnerabilidad en el que se encuentran los pueblos indígenas de las tierras bajas de Bolivia, ante la presencia de la pandemia del coronavirus.

Este informe describe que las acciones que se asumieron desde el Estado para afrontar la pandemia, dejaron al margen el catálogo de derechos que tienen garantizados los pueblos indígenas en la Constitución Política del Estado y la normativa internacional, lo cual los pone ante la amenaza de un etnocidio, en especial aquellos pueblos que están en situación de alta vulnerabilidad.

“Desde el CEJIS alertamos que el gobierno nacional y los gobiernos subnacionales de Bolivia no consideraron la situación económica, social y cultural de los pueblos indígenas, en particular de aquellos que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad y/o aislamiento voluntario. La crisis sanitaria por la presencia del COVID–19 ha sido y es gestionada desde el nivel central del Estado sin considerar al mundo indígena y rural, lo cual pone a estas colectividades en una situación de total indefensión y ante el serio riesgo de extinción y etnocidio”, detalla el documento.

Según los datos recogidos por el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB), dependiente del Cejis, de los 58 territorios indígenas que se encuentran en las tierras bajas de Bolivia, 49 están amenazados por la presencia de casos de coronavirus en las capitales de los municipios en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni, Chuquisaca y Tarija.

Asimismo, destacan los casos de Lomerío, Guarayo, el Gobierno Indígena Guaraní Charagua Iyambae (Santa Cruz), Yuqui, Yuracaré (Cochabamba) y Cayubaba (Beni), donde se han reportado casos positivos al interior de sus comunidades. De ellos, los pueblos Yuqui y Cayubaba se encuentran en situación de alta vulnerabilidad y, en consecuencia, en peligro de extinción.

Es así que al aumento de casos, se van sumando los pedidos de diferentes territorios para una atención desde las instancias de gobierno, dada la precariedad que tienen en los accesos a la salud y los medios de comunicación.

En el marco de esta pandemia, los pueblos del sector de la Amazonía piden además que “se garantice el acceso a la medicina ancestral, de acuerdo a los conocimientos y saberes de mujeres y pueblos indígenas en complementariedad con la medicina occidental”.

El panorama es similar en los países vecinos, sin embargo ante la alerta, hace varias semanas los gobiernos de Colombia y Perú crearon un comité binacional para proteger del coronavirus a las poblaciones indígenas que habitan en la región de la Amazonía.

//ANF



Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias